medellín

Abren investigación por denuncias de presunto abuso sexual en colegio de Medellín

Las familias pidieron que el docente fuera retirado del cargo.


La Personería Distrital de Medellín abrió una indagación previa contra los funcionarios de la Institución Educativa Marco Fidel Suárez por los presuntos casos de abuso sexual que se habrían presentado en las aulas de clase de la sede San Pablo. La decisión se tomó luego de que se divulgaran los hechos en redes sociales.

Las víctimas serían dos menores que tienen entre cinco y seis años, matriculados en el grado preescolar. La primera alerta fue interpuesta en la Fiscalía el pasado 28 de julio y la segunda el 17 de agosto, en ambos casos se vincula a un docente como emisor de las supuestas vulneraciones a las que habrían estado expuestos en las últimas semanas.

Esa persona, cuya identidad no ha sido revelada, tendrá que asumir las indagaciones de los organismos judiciales y del Ministerio Público. El estudio que adelantará la Personería se gestionará a través del proceso de vigilancia administrativa e instrucción disciplinaria. Esa investigación se ampliaría a otros funcionarios que estén involucrados.

“La indagación tiene como finalidad individualizar los presuntos responsables de esta conducta, como también las omisiones en que se pudieron incurrir por parte de servidores de la Institución Educativa. De acuerdo al artículo 208 de la ley 1982, esta acción tendrá una duración de 6 meses”, afirmó la vocera del organismo, Ofelia de Jesús Correa.

Ella anticipó que este trámite se llevará a cabo con respeto y basado en las garantías al debido proceso. En dado caso de que en las pruebas recaudadas se identifique la existencia de un reproche disciplinario, se procederá con la apertura formal de la investigación con la posibilidad de formular pliego de cargos.

La concejala Nataly Vélez les hizo eco a las preocupaciones de los acudientes, quienes adelantaron una protesta ciudadana en la tarde de este jueves a las afueras del colegio donde pidieron que el docente sea expulsado para que no ponga en riesgo a los demás menores de edad, según lo gritaron y plasmaron en carteleras.

Ahora bien, la secretaria de Educación del distrito, Alexandra Agudelo, confirmó que las unidades especializadas del ente de acusación ya adelantan las investigaciones frente a los casos que han sido reportados en las últimas horas. Sin embargo, no entregó detalles de los que va a pasar con el profesor que es señalado de cometer los presuntos abusos.

Una vez se empezaron a divulgar las denuncias en redes sociales, la entidad activó el código fucsia para atender a la población educativa afectada. Este mecanismo empezó a funcionar en el mes de marzo cuando el sistema de formación de Medellín colapsó por una lluvia de quejas de presuntos acosos y abusos sexuales en varios colegios.

“Desde nuestro quehacer, hemos establecido un protocolo que nos permite acompañar a todos los estudiantes y tener todas las evidencias que facilitan a las autoridades esclarecer cada uno de los casos. La Secretaría de Educación solicita y exige a las autoridades una investigación exhaustiva sobre los casos de posible abuso”, respondió la funcionaria.

Con base en las estadísticas de la Policía Nacional, en lo que va corrido de 2022, 371 menores han interpuesto denuncias por delitos sexuales en Medellín. En su mayoría, las víctimas han sido niñas. Las faltas más comunes son acceso carnal y acoso sexual sin empleo de armas; aunque también se han usado armas de fuego y armas blancas.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, indició en Antioquia se han atendido cerca de 480 denuncias por presuntos delitos sexuales, cifra que relaciona el primer semestre de 2022. Entre las víctimas hay adultos mayores y menores de edad, donde las mujeres son las más afectadas.