medellín

Se conoce nuevo caso de abuso sexual contra una niña en Medellín; abusador fue enviado a la cárcel

Por: Foto de referencia

Esta semana se han denunciado otros abusos sexuales en algunos municipios del Valle de Aburrá.


Un nuevo caso de abuso sexual contra un menor de edad se conoció este viernes en la ciudad de Medellín. Esta vez, se trata de una menor de seis años que habría sido abusada sexualmente en una vivienda del corregimiento San Cristóbal de la capital antioqueña. El abusador fue condenado a pagar más de 12 años de prisión.

De acuerdo con la versión de la Fiscalía, luego de valorar el material probatorio aportado, un juez de conocimiento de Medellín sentenció a 12 años y 6 meses de prisión a un hombre que fue encontrado responsable por incurrir en el delito de actos sexuales con menor de 14 años y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Los hechos se habrían presentado durante el primer semestre de 2020 en una vivienda del corregimiento San Cristóbal de Medellín, cuando el sujeto realizó tocamientos de carácter sexual a la menor que era vecina suya.

La investigación permitió establecer, además, que el hombre, cuya identidad no se conoce, acechaba a la niña cuando ella jugaba en la calle y la llevaba a su casa donde la abusaba sexualmente. Según la investigación adelantada por un fiscal del Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), este individuo habría cometido estos vejámenes en dos oportunidades.

La decisión, adoptada en primera instancia, fue apelada por la defensa del condenado ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

Justamente, esta semana la concejala de Medellín, Nataly Vélez, alzó la voz a través de sus redes sociales después de conocer las denuncias de varias estudiantes que aseguran ser víctimas de un docente que estaría cometiendo delitos sexuales en la sede Marco Fidel Suárez de este colegio ubicado en la Comuna 1 Popular de esta ciudad.

De acuerdo con las denuncias, dos menores habrían sido las primeras víctimas del abusador, a lo que la Alcaldía de Medellín se sumó aduciendo sobre presuntos casos de abuso sexual infantil al interior de las aulas, especialmente de la Institución Educativa San Pablo, donde dos familias presentaron las alertas. Los ojos de las autoridades ya están puestos en estos planteles educativos y la Fiscalía General de la Nación ya atiende las denuncias instauradas por las víctimas y sus familias.

“Les exigimos a las autoridades, Personería de Medellín, ICBF y Secretaría de Educación acompañamiento y presencia inmediata para identificar si pudieran existir casos adicionales frente a esta difícil situación para garantizar, además, el restablecimiento de derechos de estos niños y niñas y el acompañamiento a las familias”, exigió el Concejo de Medellín al conocer las quejas de las estudiantes.

Por su parte, la Secretaría de Educación de la ciudad informó que una vez se conocieron las denuncias a través de las redes sociales, la entidad activó el código fucsia para atender a la población educativa afectada. También informó que, “Desde nuestro quehacer hemos establecido un protocolo que nos permite acompañar a todos los estudiantes y tener todas las evidencias que facilitan a las autoridades esclarecer cada uno de los casos. La Secretaría de Educación solicita y exige a las autoridades una investigación exhaustiva sobre los casos de posible abuso”, explicó la autoridad local.

Otro caso

En el municipio de Bello, al norte del Área Metropolitana, se conoció también esta misma semana una denuncia hecha por parte de una madre que asegura que su hija menor de seis años habría sido abusada sexualmente en un colegio de esa localidad. La mujer informó que no estaba segura de saber quién era el presunto abusador, pero que sí creía que se había tratado de un hecho ocurrido dentro del plantel.

La madre alertó a las autoridades luego de notar que su hija estaba presentando sangrado y un fuerte dolor en su vagina, al interrogarla, la menor solo le respondió que se había caído y se había aporreado con el zapato. La madre comenzó a sospechar después de notar que, pese a que le había cambiado el pantie, la menor seguía sangrando.

La menor fue llevada a la clínica Las Américas donde, al parecer, alertaron el presunto abuso sexual y el cual fue ratificado por Medicina legal.

Las directivas del colegio emitieron una circular de “Aclaración de convivencia escolar” informó que, “en caso de alguna eventualidad, el colegio, obligatoriamente, debe activar el protocolo según lo establecido por la norma y reportará a las autoridades competentes”, y aunque no se ha referido al caso de manera directa, invitó a las familias de sus estudiantes a mantener la calma y confirmar en los procedimientos internos de la Institución, lo cual se contradice con lenta activación de los protocolos, según reclama la madre de la menor y algunas autoridades locales de Bello, como la Personería Municipal.