salud

Antioquia suma 13 contagios de viruela del mono

La Gobernación diagnosticará la enfermedad en el laboratorio departamental de salud pública.


Siguen incrementando los diagnósticos de la viruela del mono en Colombia. De los 129 casos confirmados por el Ministerio de Salud, 13 fueron atendidos en Antioquia. De acuerdo con el informe de la Gobernación, doce pacientes se están recuperando de las lesiones mientras que el restante ya terminó el período de aislamiento.

En su mayoría, las confirmaciones se han reportado en Medellín y los enfermos son personas que ingresaron al departamento por el Aeropuerto Internacional José María Córdova de Rionegro, cuyo promedio de edad se mantiene sobre los 30 años y no han tenido complicaciones de salud producto de la infección.

Para atender los niveles de la viruela, las autoridades sanitarias de Antioquia recibieron el visto bueno del Gobierno nacional para realizar los diagnósticos en el laboratorio departamental de salud pública. A partir de este martes, las pruebas se empezaron a tomar en las instituciones prestadoras de salud con base en el criterio del médico.

La Secretaría de la Salud del departamento detalló que esta decisión reducirá los tiempos en la confirmación de la viruela del mono dado que, en los primeros casos, las tomas se debían enviar hasta Bogotá y se tomaban tres días para emitir un concepto sobre la condición médica de las personas que presentaban síntomas asociados al virus.

“Las muestras para enviar al laboratorio se deben tomar en el sitio de consulta y de acuerdo con el criterio médico. Son tres tipos de pruebas. La primera es de las lesiones que se tienen en la piel; la segunda es de las secreciones de la garganta; y la tercera es una muestra de sangre”, afirmó Amparo Liliana Sabogal, epidemióloga de la Gobernación.

Así las cosas, las autoridades invitaron a las personas que tengan indicios de la enfermedad para que acudan a los hospitales más cercanos y procuren acoger con estricta atención las recomendaciones. Los signos de alerta son la fiebre, escalofrío, dolor de cabeza, malestar general y ampollas parecidas a la varicela.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, anunció que la administración del distrito se articulará con la Gobernación para atender este virus que merece toda la atención que, a diferencia del coronavirus, tiene un tratamiento. “Con todas las precauciones que hay que tener, no estamos en las condiciones del covid”, señaló el mandatario.

Agregó que la estrategia definida por la Secretaría de Salud de la ciudad es estar atentos para saber quién esta contagiado y prestarle la atención necesaria, con el fin de reducir el riesgo de contagios. Ante las dudas que hay por un descontrol de la enfermedad, reiteró que el país está preparado para enfrentar este tipo de crisis sanitarias.

“Lo que vivimos en pandemia, sin duda, es uno de los impactos más grandes que hemos vivido en la historia, pero también nos preparó. Todo lo malo trae algo bueno. Hoy tenemos un sistema de salud muy potente, muy capaz de enfrentar una emergencia en forma de que la haya de forma masiva”, concluyó el alcalde Daniel Quintero Calle.

Contagio y síntomas

Las formas de contagio en el caso de la viruela del mono se dan por contacto directo con secreciones corporales, como puede ser la saliva, el semen, el líquido de las ampollas, entre otros.

También hay evidencia de que el virus puede pasar de una persona a otra cuando esta toca los elementos personales de alguien enfermo, como las toallas, los jabones, celulares o la misma ropa.

Y, por último, está la forma de contagio más efectiva, según los científicos, que es el contacto piel a piel con las lesiones que genera la enfermedad.

Los síntomas más frecuentes de la viruela símica, identificados por las instituciones sanitarias del mundo y locales, incluyen:

  • Fiebre (no en todos los casos), ganglios inflamados, dolor de cabeza.
  • Malestar general y dolor muscular.
  • Lesiones en la piel que pueden inicialmente ser planas o ligeramente elevadas (como ampollas) que se llenan de líquido transparente o amarillento y después forman costra.