antioquia

Polémica en Medellín: Alcaldía pidió el desalojo de una corporación de derechos humanos

Daniel Quintero aseguró que la decisión está siendo evaluada por su equipo, que no respondería a su disposición política.


La administración de Daniel Quintero Calle nuevamente está en el ojo del huracán por una decisión que tomó la Secretaría de Participación Ciudadana: le pidió a la Corporación para el Desarrollo Picacho con Futuro la devolución del bien inmueble que ocupa desde hace 35 años a favor de la comuna seis de la ciudad. La lluvia de críticas no se hizo esperar.

El ultimátum llegó en una carta que firmó el titular de esa dependencia, Juan Guillermo Berrío Londoño. En 24 líneas resumió que las instalaciones deben ser devueltas en la brevedad porque no hay un contrato que sustente su ocupación, luego de que vencieran las figuras jurídicas que justificaron el acuerdo el pasado 23 de julio.

“Teniendo en cuenta que los plazos, tanto del contrato de comodato como del otrosí ya se cumplieron y que, a la fecha, no se ha suscrito un nuevo contrato con el distrito de ciencia, tecnología e innovación de Medellín, propietario del inmueble, de manera respetuosa, le solicita realizar la devolución del inmueble”, se lee en el documento de la Alcaldía.

Esa carta fue calificada por la Corporación Picacho con Futuro como un desconocimiento de la trayectoria de parte del equipo de Quintero Calle, quien no tendría la disposición para actualizar los acuerdos legales, según las quejas realizadas por la entidad sin ánimo de lucro que cuenta con personería jurídica desde el 21 de agosto de 1987.

Desde entonces, sus integrantes han promocionado diferentes procesos sociales en las calles de la comuna de Doce de Octubre, “cuando para los habitantes de las periferias el anhelo de una vida digna era una completa utopía”. En las tareas alcanzadas se ven actividades de planeación y formación ciudadana con base en la cultura.

En ese sentido, “debemos aclarar que esta sede fue construida por y para la comunidad, siendo esta la razón que nos moviliza a compartir esta situación la cual nos genera una profunda tristeza e indignación”, comentó la Corporación en sus redes sociales, en las que también invitó a la sociedad civil a respaldar su lucha.

Una vez se conoció el documento que envió la Secretaría de Participación Ciudadana, diversos actores que cobran relevancia en la capital de Antioquia rechazaron la determinación. La concejala Dora Saldarriaga, titular del puesto de Estamos Listas, se pronunció a través de Twitter donde anticipó investigaciones.

“Los inmuebles públicos son para eso: para acciones públicas. No entiendo porque (sic) está en debate el comodato de la Corporación Picacho con Futuro, revisaré el tema y le haré control político. ¿Alcaldía de Medellín este es el enfoque que tiene de la participación ciudadana?”, dijo la concejal.

Otra de las voces de malestar fue la de Juan Camilo Restrepo, saliente comisionado de paz, exalcalde encargado de Medellín cuando Daniel Quintero Calle fue suspendido del cargo por presunta participación en política a favor de Gustavo Petro y quien tendría la intensión de presentar su nombre en las elecciones locales de 2023 para liderar el distrito.

“Toda la solidaridad con Corpicacho y sus líderes, desafortunada decisión de la administración de Medellín. Gran parte del tejido social de la comuna 6, se le debe a esta entidad. Ojalá recapacite la Alcaldía”, señaló Restrepo también su cuenta personal de Twitter.

El estruendo empezó en la noche de este martes y, a tempranas horas del miércoles, el alcalde respondió a la polémica donde advirtió que la medida adoptada por su funcionario no obedece a la escasez de disposiciones, sino a otro escenario que están tratando de resolver para que la Corporación se mantenga en el inmueble, cuyo propietario es el distrito.

“No es un tema político sino jurídico. La ley no nos da mucho margen. Sin embargo, tenemos una mesa buscando alternativas”, argumentó Daniel Quintero Calle en sus redes sociales.