Tendencias

medio ambiente

Así fue la pelea a muerte entre un avispón asesino y un ratón

La llegada de los avispones asiáticos, conocidos como los Vespa mandarinia, puso en alerta a los Estados Unidos. En las últimas horas, uno de estos insectos fue grabado mientras atacaba a un ratón.

Los avispones gigantes, procedentes del este asiático, generaron preocupación en la comunidad científica de los Estados Unidos por su reciente llegada al país norteamericano. 

Estos insectos son considerados letales, pues en Japón causan alrededor de 50 muertes por año. Asimismo, también se conoce que tienen la capacidad de destruir colmenas de abejas en cuestión de horas. Así lo registró el diario estadounidense The New York Times, a través del testimonio del estadounidense Ted McFall. De acuerdo con McFall, desde la ventana de su casa vio un montón de cadáveres de abejas en el suelo. Las encontró con la cabeza desprendida del cuerpo. Más adelante pudo conocer que la matanza se debió al “avispón asesino”. 

Por esta razón, los científicos de Estados Unidos están intentando exterminarlos. Su preocupación se centra en que estos insectos puedan acabar con la población de abejas y afectar a los seres humanos. En las últimas horas, uno de estos animales, cuya envergadura supera los siete centímetros, fue grabado por un internauta mientras atacaba a un ratón. Para muchos, el video ha sido revelador, pues varias personas desconocían la forma en la que el insecto ataca. 

En la escena, se ve como el ratón intenta desprender de su piel en repetidas ocasiones al depredador de rayas naranjas y negras. Sin embargo, con una gran habilidad, éste se desliza por el cuerpo del roedor dejándolo sin posibilidades de escapar. Al final, el pequeño ratón se queda inmóvil, mientras el avispón lo abandona, emprendiendo vuelo.

El Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA, por sus siglas en inglés), región donde los avispones fueron detectados, intentará erradicarlos antes de que estos eliminen a las abejas o lleguen a atacar a algún humano.