Home

Pereira

Artículo

Menor fue rescatada en emergencia de Risaralda.
Menor fue rescatada en emergencia de Risaralda. - Foto: qradiochocó

risaralda

Dolor profundo: encuentran pequeña niña abrazada al cadáver de su madre en derrumbe de Risaralda

La historia ha conmovido al país y al equipo de rescatistas que aún trabajan en el lugar de la tragedia.

Saray Mosquera, de nueve años, sin duda se convirtió en la esperanza de los organismos de socorro y la comunidad en general de Puerto Rico, Risaralda, que en medio del desespero y la angustia buscan a los desaparecidos con vida. Ella, aferrada en los brazos de su mamá, en medio de tanto lodo, fue rescatada. Su tragedia es enorme, al lado de ella no solo yacía su mamá sino también su hermanito pequeño que viajaba con ellos.

Los bomberos de Puerto Rico, el municipio más cercano al lugar de la lamentable emergencia, rescató a la menor sobre las 2:00 de la tarde, como lo confirmó el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo. “Sobre las 2:00 de la tarde se pudieron rescatar tres personas, entre ellas una niña que estaba abrazada al cuerpo de su madre, quien lastimosamente perdió la vida y su hermano de un año, quien también falleció”, sostuvo Tamayo.

El video que ya es viral en redes sociales, donde se ven a los bomberos cargándola llena de lodo, tiene consternados a cientos de personas en el país, pues esta se ha convertido en una de las tragedias más grandes que ha vivido Colombia en los últimos años.

Luego, la menor fue trasladada al hospital San Rafael de Pueblo Rico, donde fue valorada de manera preliminar. Sin embargo, minutos después, teniendo en cuenta la autorización de su padre, fue trasladada hasta el hospital San Jorge de Pereira.

Según la versión de David Mosquera, padre de la menor, en el viaje también iba su hermanito Tiago Mosquera, quien también se habría aferrado a los brazos de su mamá y lastimosamente también falleció.

Los organismos de socorro del departamento de Risaralda confirman que ya son 34 las víctimas mortales que deja el deslizamiento de tierra que cayó sobre un vehículo de transporte público que se movilizaba por las carreteras del municipio de Pueblo Rico.

La emergencia ocurrió en la mañana de este 4 de diciembre cuando el automotor se movía por la zona rural de esta localidad, que salió desde Cali con destino a Condoto, Chocó. Ante la mirada de varios transeúntes, una montaña se empezó a desprender hasta que cubrió todo el automotor.

Entre las víctimas mortales hay menores de edad y adultos mayores. Las historias de cada uno son estremecedoras. De acuerdo con los testigos, varios de ellos fallecieron mientras pedían auxilio para ser evacuados de las latas y piedras que los tenían amarrados.

A la lamentable lista se sumaron las identidades de Guillermo Ibargüen Arboleda, un hombre de 44 años que trató de esquivar el deslizamiento antes de quedar bajo él. Sacó por una ventana a su hijo y, cuando trataba de salir por el mismo lado, fue sepultado.

Más tarde aparecieron los cadáveres de Samuel Elías Ayala Benítez, de 20 años, quien se montó al bus que tenía como destino final al municipio de Condoto, en el departamento de Chocó, como el resto de los 31 pasajeros que se embarcaron en la ciudad de Cali.

En una página que cuelga sobre el coliseo de Pueblo Rico se leen más nombres. Esa zona fue adecuada por las autoridades locales como una morgue. En bolsas de color blanco guardan los cuerpos, mientras los preparan para las debidas inspecciones técnicas.

Kevin Yoel Lozano, Tibisay Salazar Riascos, Juan David Ruíz Mosquera, Mayerly Mosquera Mosquera, Kelly Johana Rodríguez y Jorge Luis González Victoria.

Ahora bien, faltan los otros cuerpos por identificar, labores a cargo de la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía. Sin embargo, la administración municipal ha dicho que las capacidades institucionales están desbordadas.

A las afueras de la morgue hacen estruendo los llantos de las familias de las víctimas. Muchas viajaron desde el departamento de Chocó con la esperanza de encontrar con vida a los allegados que esperaban con anhelo en los municipios de Condoto e Istmina.

Según se ha podido esclarecer, familias enteras se transportaban en el bus de servicio público que está adscrito a la compañía Arauca.

De momento, se reportó que solo ocho viajeros salieron con signos vitales estables y se encuentran en recuperación.

El viaje fatídico

La pequeña Saray salió de la ciudad de Cali con destino al departamento de Chocó en la madrugada de este domingo, al igual que los otros 26 ocupantes que tomaron el servicio terrestre por las carreteras de Risaralda. Sin embargo, fue frenado por un desprendimiento de tierra.

Una lluvia de material rocoso cayó sobre el bus y otros automotores que se movilizaban entre los municipios de Pueblo Rico y Santa Cecilia en la mañana de este 4 de diciembre. En imágenes registradas en las redes sociales se documentaron los momentos de angustia.

Los testigos pedían a gritos la presencia de organismos de socorro y maquinaria amarilla que ayudara a remover todos los elementos que cayeron, con el propósito de rescatar a los ciudadanos que quedaron sepultados.

Las personas que lograron ser rescatadas fueron remitidos en ambulancias a la cabecera municipal de Pueblo Rico. Debido a la gravedad de las lesiones, algunos se transportaron hacia la ciudad de Pereira.

La Gobernación de Risaralda describió que las tareas de rescate fueron amenazadas por las fuertes lluvias y otros movimientos en masa que se están presentando en el lugar de la emergencia.

Los bomberos se están enfrentando al material que se sigue desprendiendo de la montaña que se cayó en la mañana de este 4 de diciembre. Desde la cima se está soltando material rocoso que podría aumentar el nivel de la tragedia.

Además de la desestabilización que hay en el terreno por cuenta de la continuidad de las precipitaciones, la dificultad para evacuar a las víctimas fue que el automotor estaba cubierto de piedras y no de lodo, contrario a las primeras advertencias.

Estremecedor: esta es la lista de pasajeros del bus que quedó sepultado

La planilla de viaje del bus que salió de la terminal de Cali revela que el artículo fue despachado a las 12:30 de la madrugada hacia Condoto y Quibdó, con dos conductores a bordo y al mando de uno de ellos identificado como John Feniber Gaviria.

Pasajeros (pasajes) y sus destinos:

  • Jessica Ktheri (Istmina)
  • Elvia Fresmeda, tres pasajes (Condoto)
  • María Belemicia (Istmina)
  • Ana Joaquina, dos pasajes (Istmina)
  • Guillermo Ibarg, tres pasajes (Istmina)
  • Elias Borja (Istmina)
  • Samuel Ayala (Istmina)
  • Daviany Saray M. (Istmina)
  • Gloria Cecilia (Istmina)
  • Sandra Milena S. (Istmina)
  • Marlyn Daniela, dos pasajes (Condoto)
  • Diego Mauricio (Istmina)
  • Rosa Emilia (Condoto)
  • Andrés Felipe P. (Condoto)
  • Juan Davis Ruiz (Condoto)
  • Matius Mina (Condoto)
  • Yury Ismelda (Condoto)

Este es el impactante video antes del aterrador derrumbe en la vía Risaralda-Chocó: se ve el bus que quedó sepultado y una mujer dice “esto se va a venir por todos lados”

Las imágenes previas al derrumbe que estremece al país y tiene a decenas de familias en vilo, muestra que los vehículos llevaban tiempo atrapados en la vía en un monumental trancón. Una mujer cuenta en un video lo que está sucediendo y advierte que las consecuencias pueden ser fatales.

“Vea... Eso se va a venir por todos lados. ¡Mire! Y esas dos busetas ahí en medio de todo ese derrumbe”, dice con preocupación la mujer que está grabando con su celular.

Colombia está de luto tras la tragedia de decenas de colombianos que perdieron a un ser querido o tienen a alguien atrapado bajo el alud de tierra que cayó a las 5:00 de la mañana de este domingo 4 de diciembre, en la vía que comunica al departamento de Risaralda con Chocó. Los equipos de socorro han logrado sacar algunas personas con vida que se dirigen a centros asistenciales, pero aún se necesita mucha ayuda.

Uno de los habitantes presentes en la emergencia pide con urgencia más apoyo. Aseguró que la gente se está muriendo por falta de equipos de reanimación.

“Necesitamos que por favor nos colaboren en Pueblo Rico con equipos de reanimación. Hay personas que las han logrado sacar del derrumbe y en el camino se han muerto porque no hay equipos de reanimación. Un SOS a todas las entidades de socorro del departamento. Aún hay gente atrapada. Hay muy poca presencia de los equipos de socorro departamental, es la misma gente de la comunidad la que está ayudando”, manifestó el ciudadano.

Aunque el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, anunció de, desde esta madrugada están concentrados en las acciones de rescate, en conjunto con la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo y organismos de socorro, ciudadanos como el que habló en el video dieron a conocer que aún no es suficiente.

“Por favor, ayúdennos, la gente se está muriendo porque no hay equipos de reanimación”: el urgente clamor desde el lugar de la tragedia del bus atrapado bajo tierra

El aterrador derrumbe que se presentó cerca de las 5:00 de la mañana de este domingo 4 de diciembre, en la vía que comunica el departamento de Risaralda con Chocó y que hasta el momento deja al menos un reporte de tres personas muertas, tiene a las personas del sector y los pocos equipos de socorro muy cortos para atender la magnitud de esta emergencia.

Uno de los habitantes presentes en la emergencia pide con urgencia más ayuda, porque la que hay no es suficiente. Aseguró que la gente se está muriendo y no se ve mucha presencia de los gobiernos departamental y nacional.

“Necesitamos que por favor nos colaboren en Pueblo Rico con equipos de reanimación. Hay personas que las han logrado sacar del derrumbe y en el camino se han muerto porque no hay equipos de reanimación. Un SOS a todas las entidades de socorro del departamento. Aún hay gente atrapada. Hay muy poca presencia de los equipos de socorro departamental, es la misma gente de la comunidad la que está ayudando”, manifestó el ciudadano.

Habla sobreviviente de la tragedia en Risaralda

Andrés Guillermo Ibargüen Rivas logró escapar del deslizamiento tierra que sepultó al bus de servicio público en el que se movilizaba junto a otras 26 personas en el departamento de Risaralda. Entre lágrimas, relató el terror que enfrentó en la mañana de este domingo.

Él se montó en la madrugada en el automotor que salió de la ciudad de Cali con destino hacia Chocó. Una lluvia de piedras y material vegetal les frenó el paso cuando el carro se movía entre los municipios de Santa Cecilia y Pueblo Rico, a más de 4 horas de su destino.

En conversación con la emisora de Lloró Stereo, Ibargüen detalló que el conductor del automotor alcanzó a observar que la montaña se estaba desprendiendo. En consecuencia, tomó la decisión de retroceder para esquivar los elementos que estaban cayendo.

“Se estaba derrumbando una parte y el bus estaba un poco atrás. El señor del bus iba retrocediendo, cuando iba retrocediendo, se vino todo encima del bus”, relató el sobreviviente que está siendo atendido en una clínica de la ciudad de Pereira.

Él compartió el asiento del viaje junto a su padre. Ambos maniobraron para salir con vida del deslizamiento que cubrió completamente al vehículo, a la altura del kilómetro 17, en la vía que une al departamento de Chocó con los municipios del Eje Cafetero.

La víctima comentó entre lágrimas lo que vivió después de recibir los impactos de las piedras: “Yo estaba con mi papá al lado. Mi papá (llora) me ayudó a salir del bus por un huequito. Me tuve que tirar al barranco”, afirmó el hombre mientras lamentaba el dolor.

Sin embargo, cuando alcanzó a salir del automotor, el carro ya estaba bajo la tierra, por lo que su padre no pudo evacuar: “Cuando me tiré, ya se había tapado todo. Tuve que pasar cierta parte para que esas piedras no me cayeran encima”, concluyó el sobreviviente.

Luego se sentó en una parte del sector a observar el suceso que hoy lamenta el país. Los organismos de socorro tardaron en llegar. Él atestiguó cada segundo del incidente donde quedó atrapado su padre. Estuvo frente al deslizamiento hasta que lo montaron en una ambulancia hacia Pereira.

También le puede interesar: