El pasajero se disponía a pasar por el puesto de control para abordar su vuelo, cuando de pronto en la máquina de rayos X apareció que en su mochila había un acompañante extra que no había sido reportado.
El pasajero se disponía a pasar por el puesto de control para abordar su vuelo, cuando de pronto en la máquina de rayos X apareció que en su mochila había un acompañante extra que no había sido reportado. - Foto: TSA_GreatLakes/Twitter/@TSA_GreatLakes

estados unidos

Pasajero fue descubierto en Estados Unidos cuando pretendía transportar a su mascota en el equipaje de mano

Para el viaje de mascotas dentro de una aeronave se han dispuesto algunas medidas, que en este caso no se cumplieron, señalaron las autoridades del aeropuerto local.

Una nueva sorpresa se llevaron las autoridades en un aeropuerto de Estados Unidos luego de que fue descubierto un animal en un maletín de mano que llevaba un pasajero que pretendía abordar un vuelo en Wisconsin.

El singular caso se registró cuando al pasar el equipaje por el equipo de rayos X en un puesto de control de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA por sus siglas en inglés), ubicado en el terminal aéreo, los operarios fueron sorprendidos con el contenido.

Se trataba ni más de menos que de un perro, la mascota de uno de los pasajeros que pretendía llevar dentro de la cabina del avión violando las normas aeronáuticas, ya que el animal no fue reportado porque, de acuerdo con el informe, el dueño quería evadir el pago por su transporte.

Para el viaje de mascotas dentro de una aeronave se han dispuesto algunas medidas, que en este caso no se cumplieron, señalaron las autoridades del aeropuerto local.

“Un perro fue enviado accidentalmente a través de rayos X” en el Aeropuerto Regional del Condado de Dane en Madison, Wisconsin, esta semana”, publicó la TSA en su cuenta de Twitter.

Agregó que “cuando viaje con cualquier animal, notifique a su aerolínea y conozca sus reglas. En el punto de control, saque a su mascota de la bolsa y envíe todos los artículos, incluido el transportador vacío, para que sean revisados en la máquina”.

Adicionalmente, la entidad publicó un video sobre la manera correcta en la que se debe viajar con mascotas en los diferentes aeropuertos de Estados Unidos.

Se indicó que, al parecer, el dueño de la mascota buscaba evadir el pago del transporte del animal que, en algunos casos, supera los 125 dólares (más de 600.000 pesos colombianos aproximadamente).

Otro pasajero inesperado

A finales de noviembre se reportó un caso similar, luego de que las autoridades del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York descubrieron un “objeto extraño”, pero además mechones naranja que salían del equipaje ligeramente abierto.

Eso llevó al funcionario a detener la banda que transporta las maletas para la inspección, para tratar de confirmar de qué se trataba. Incluso, en las imágenes de rayos X se veía, lo que parecía, un animal de cuatro patas y una cola, además de otros elementos propios de un pasajero.

Tras la inspección se pudo comprobar que se trataba de un pasajero inesperado: un gato. El hecho fue reportado por la TSA, a través de su cuenta en Twitter, porque esta situación ha llamado la atención no solo de las autoridades aeroportuarias, sino del propietario de la maleta.

“Dejamos que el gato saliera de la maleta en un hallazgo histórico. Este CATch fue realizado por nuestros oficiales de inspección de equipaje del aeropuerto JFK.”, señaló el organismo en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “¡Vamos, miau”! Felinos como tú, si tienes preguntas sobre viajes, comunícate con nuestros amigos de preguntas TSA. Están disponibles todos los días, de 8 am a 6 pm (hora del Este)”, al hacer un juego de palabras tras la detección del gato en el equipaje.

Por su parte, la vocera de Asuntos Públicos de la TSA, Lisa Farbstein, señaló que tras el hallazgo se procedió a llamar al pasajero para que regresara al mostrador de tiquetes para informarle sobre la situación.

“El viajero dijo que el gato pertenecía a otra persona de la casa, lo que implica que no sabía que el gato estaba en la maleta”, dijo la funcionaria.

A través de su cuenta en Twitter también se refirió al singular caso: “Un oficial de la TSA se sorprendió al encontrar un gato naranja dentro de una maleta facturada en el aeropuerto JFK después de que pasara por la unidad de rayos X”, señaló.

Y añadió que “el pasajero que el gato pertenecía a otra persona en su hogar. En el lado positivo, el gato está fuera de la bolsa y de vuelta a casa a salvo”.

La funcionaria recordó que en los registros diarios a los equipajes suelen encontrarse elementos como armas de fuego no autorizadas hasta salsa de arándanos ilícita, pero nunca un animal.

También se suelen encontrar municiones, puñales y hasta una granada, por lo que debido a la cantidad de armas confiscadas, la TSA ha puesto anuncios impresos en sus puntos de inspección, recordando que llevar estos elementos dentro de las aeronaves está prohibido.