deportes

Entrenamiento trágico


Como lo narró Mauricio Espinosa, miembro del equipo que estaba al lado del "Carepa", llevaban cinco minutos de práctica cuando Leíder Preciado fue golpeado por un "balonazo" y atendido por el médico. Estaba lloviendo y los jugadores aprovecharon para pedir agua, el Carepa bromeo con Espinosa, "con todo este poco de agua y quieren más", estaban riendo cuando sintieron un golpe y cayeron al suelo.

De ahí en adelante todo fue confusión, se levantaron golpeados e intentaron ayudar a los heridos, las ambulancias no llegaban porque no lograban encontrar la sede que esta ubicada al sur de Cali. En medio de la desesperación subieron a los dos jugadores incoscientes, Gaviria y Córdoba al bus del equipo y se dirigieron a la Fundación Clínica Valle de Lili, pero quedaron atrapados en el trancón de la tarde.

Cuando llegaron a la clínica se confirmó que Herman Gaviria había perdido la vida por la descarga eléctrica, Giovanny Córdoba fue atendido de inmediato y en la actualidad se encuentra en estado crítico de salud. Los otros dos heridos, Carlos Alvarez y Giovanny Hernández se encuentran en estado estable.