Home

Noticias

Artículo

Bogotá

Ni niños ni vendedores uniformados podrán trabajar en los semáforos

Viernes 29, 11:00 horas. La Comisión de Gobierno del Concejo Distrital de Bogotá aprobó la ley por la que se prohibe la utilización de niños en actividades comerciales en el espacio público.

23 de noviembre de 2002

Las empresas cuyos vendedores porten uniformes u otras publicidades también serán sancionadas.

La norma establece multas y arresto para las personas que utilicen a los niños en este tipo de actividades y sanciones para las empresas que promuevan o patrocinen las ventas ambulantes a través de publicidad exterior visual, como overoles y uniformes.

En los debates del Concejo aún no se ha concretado ningún decreto sobre los voceadores de prensa. "La idea es que quede una norma expresa que exceptúe a las personas que se dedican a este oficio para garantizar el derecho a la información", dijo la presidenta de la comisión de Gobierno, Lilia Camelo.

La medida afecta a miles de trabajadores informales que hoy permanecen en los separadores y semáforos de concurridas avenidas ofreciendo agua, tarjetas telefónicas, productos alimenticios, entre otros.

Según los promotores de estas iniciativas, se trata de prevenir que las empresas que promueven ese tipo de ventas ambulantes se aprovechen indebidamente de la población vulnerable.

La decisión, incluso desde antes de ser tomada, ha suscitado muchas críticas por parte de la población, que argumentan que ese es casi el único medio de trabajo para esta época de desempleo.

En los próximos días la Alcaldía expedirá un decreto que reglamenta la permanencia de vendedores organizados en espacios públicos a través de ferias temporales o rotativas.

La norma, que está a punto de salir de la comisión de Gobierno y la próxima semana pasa a plenaria, recibió duras críticas.