economía

Se presenta contrapropuesta a la reforma tributaria

Viernes 6, 10:00 horas. Durante el debate sobre la reforma tributaria, los congresistas liberales presentaron otras alternativas tributarias que le podrían significar al gobierno mayores ingresos. Además criticaron duramente los nuevos bonos.


La contrapropuesta consiste en bajar del 35 al 32 por ciento la tarifa de renta y eliminar en un plazo de dos años todas las exenciones, deducciones y beneficios en dicho impuesto (como los que reciben las fundaciones, corporaciones y entidades sin animo de lucro). El gobierno recibiría, con estas medidas, ingresos superiores a dos billones de pesos al año.

Por otra parte, se planteó dejar solo dos tarifas para el IVA. Una sería la habitual, del 16 por ciento, y la otra del 5 por ciento a todos los bienes y servicios que hoy están exentos, excepto los 30 básicos de la canasta familiar.

Algunos puntos ya fueron aprobados. El más importante de ellos es el de la sobre tasa del 10 por ciento al impuesto a la renta para el año 2003. A partir del 2004 será permanente y del 5 por ciento. Este impuesto le permitirá al gobierno recaudar el próximo año 350 mil millones de pesos.

También se aprobó reducir del 30 al 25 por ciento la exención de que gozan actualmente los salarios de los trabajadores colombianos en el pago de la retención en la fuente y se pondrá un tope a deducir, que será de máximo 4 millones de pesos mensuales. Es decir, si antes un trabajador que ganaba 3 millones tenía exentos el 30 por ciento de su salario, 900.000 pesos, ahora solo quedarán exentos 750.000 pesos.

Con esta exención, el gobierno espera recursos adicionales por 150 mil millones de pesos el año entrante.

En el debate también estuvo presente la última propuesta del gobierno sobre los nuevos bonos, que serían pagados por los contribuyentes entre el 2004 y el 2006, propuesta que el Senador liberal Camilo Sánchez calificó de desleal con los contribuyentes.

El ministro de Hacienda, Roberto Junguito, se defendió diciendo que es solo una alternativa que se está considerando, en caso de que la economía no crezca a los ritmos esperados y los ingresos fiscales no sean suficientes. Agregó que ese sería el último punto a tratar en la reforma tributaria.