opinión

default
- Foto: Accenture

Abrazando el potencial de la colaboración "humano + máquina"

En 1984, se lanzó una famosa película sobre un cyborg llamado “The Terminator” que es enviado desde el año 2029 para luchar contra la resistencia humana en una disputa sobre el dominio del planeta. Un análisis de Marco Ribas.


Por: Marco Ribas

"The Terminator" no solo fue un éxito de taquilla, sino que se convirtió en parte de la memoria colectiva de varias generaciones y Skynet se convirtió en un ejemplo del futuro distópico de la IA, que podría llegar en cualquier momento.

Si avanzamos 35 años desde 1984, llegamos a nuestra realidad actual. La buena noticia es que la IA ya está presente en nuestras vidas, pero no de la forma en que se retrata en la película. Hoy, la inteligencia artificial está reescribiendo las reglas de la experiencia humana y redefiniendo lo que es posible en cada industria. La colaboración humano+máquina está permitiendo resultados superlativos de personas comunes y corrientes. Es un valor de desbloqueo, tanto para las personas, al mejorar significativamente la forma en que trabajamos y vivimos, como para las empresas que aprovechan la tremenda innovación. Es esta combinación la que será nuestra arma secreta para el crecimiento.

Si bien algunos roles serán inevitablemente desplazados debido a la tecnología, como mis colegas Paul Daugherty y H. James Wilson argumentan en su libro Human + Machine: Reimagining Work in the Age of AI, la inteligencia artificial general creará significativas nuevas oportunidades, como es ver a humanos y máquinas aprender a trabajar juntos Es a través de la colaboración que las personas y la inteligencia artificial pueden mejorar activamente las fortalezas complementarias de cada uno: el liderazgo, el trabajo en equipo, la creatividad y las habilidades sociales de las personas, así como la velocidad, escalabilidad y capacidades cuantitativas de las máquinas.

Para aprovechar al máximo esta inteligencia colaborativa, es esencial que las organizaciones mantengan a las personas en el centro de su enfoque a medida que se adopta y utiliza la inteligencia artificial. Después de todo, son las personas las que generarán valor para el negocio. Esto requiere comprometerse a potenciar a los empleados con las habilidades necesarias para desarrollar, entrenar y administrar varias aplicaciones de inteligencia artificial, para así funcionar como verdaderos socios de colaboración.

Es importante que este sea un proceso basado en la confianza, por lo que las empresas deben esforzarse por ser abiertas y transparentes con sus empleados respecto a sus planes de adopción de inteligencia artificial y su impacto esperado. No todos aceptarán cambios en sus roles y responsabilidades, particularmente cuando su sustento está en juego, pero es mucho más probable que las personas den la bienvenida a los sistemas de colaboración, en lugar de la inteligencia artificial diseñada para suplantar a las personas o eliminar los roles de trabajo.

Si bien los líderes están bajo presión para atrapar la ola de inteligencia artificial y adoptar la tecnología rápidamente, es fundamental que jueguen el juego largo para posicionar mejor a su fuerza laboral en el futuro. Eso significa invertir en los roles y responsabilidades relacionados con estas tecnologías que se necesitarán en los próximos tres a cinco años. Esta visión, a largo plazo, permitirá a los gerentes fomentar la creatividad, probar la aceptación de las partes interesadas y diseñar procesos y trabajos para la máxima colaboración humano + máquina.