Tendencias

Home

Política

Artículo

Guastavo Petro reforma tributaria
Gustavo Petro defendió su propuesta de reforma tributaria. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA / GETTY IMAGES

política

Algunas de las principales críticas que se le han hecho a la reforma tributaria de Petro

En muchos sectores no ha calado bien esta propuesta. Se cuestiona, por ahora, que todas las empresas vayan a tributar por igual, que no se controle el alza de la gasolina y que los más ricos del país sean discriminados a partir de los diez millones de pesos mensuales.

A tan solo un día de que el Gobierno haya presentado la reforma tributaria en el Congreso, ya se han hecho varias críticas desde distintos sectores políticos y sociales a esta iniciativa. A pesar de que desde el petrismo la han defendido a capa y espada, y han dicho que se trata de un proyecto de ley distinto al que presentó en su momento el expresidente Iván Duque, varios han encontrado similitudes, o por lo menos, que en el fondo podría afectar a la clase trabajadora, la principal causa que tumbó la anterior propuesta.

El exministro de Hacienda, Rudolf Hommes explicó que a pesar de que considera que sí va a impactar directamente a los más ricos del país, los empresarios podrían tomar decisiones que terminen pagando los consumidores.

“El tratamiento que les van a dar a los dividendos en la reforma tributaria va a gravar a los más ricos, como se propone, pero va a causar un aumento indeseable en el costo de capital que puede inhibir la inversión privada e inducir comportamientos empresariales nocivos”, dijo.

Otro punto que ha sido bastante criticado es que se vayan a gravar con impuestos algunos alimentos, lo cual también afectaría a los estratos medios y a los más pobres del país. Aunque desde el Gobierno se ha argumentado que no se tocará la canasta familiar, sino que se trata de alimentos que pueden ser nocivos para la salud, como las bebidas azucaradas o la ‘comida chatarra’, desde distintos sectores han cuestionado la medida. Además, no es claro que vaya a contribuir reducir el consumo.

Ha generado polémica, por ejemplo, que alimentos como el salchichón, la morcilla, entre otros embutidos vayan a ser gravados. Asimismo, ponqués de marcas reconocidas y otros alimentos que generalmente son la merienda de gran parte de los colombianos. También quedarían incluidas las obleas, por ejemplo.

Este último alimento ha causado interrogantes porque se trata de un sustento de miles de familias en el país que precisamente no son de los estratos más altos y que se verán afectadas. Además, es una tradición cultural, especialmente en varias regiones del país, entre ellas Santander.

“¿Cómo le van a explicar a la primera línea que comprar sushi en un restaurante en la zona G no tiene un alza de impuestos en la reforma tributaria de Petro, pero comprar una morcilla en el sur de Bogotá sí?”, criticó el abogado Daniel Briceño.

El exsenador Jorge Enrique Robledo también ha lanzado varios mensajes en los que ha hecho su apreciación del proyecto. Sobre la comida, dijo que son impuestos regresivos y que en últimas terminarán afectando a quienes tienen pocos ingresos.

“Todo impuesto al consumo, así lo llamen ‘saludable’ o ‘ambiental’, es regresivo, porque paga lo mismo el que tiene mucho que quien tiene poco, muy poco o nada (IVA, consumo, combustibles, carbono). Les encantan a los neoliberales”, afirmó Robledo. Además, dijo que esos descuentos los pagará el consumidor y no el productor de los alimentos.

Sobre el tema de la gasolina, el exsenador Luis Fernando Velasco, cercano al Pacto Histórico, hizo una recomendación que pidió que sea tenida en cuenta. Ya se la expresó al presidente Gustavo Petro, pero también se la compartirá al senador Gustavo Bolívar, presidente de la comisión Tercera de Senado.

Dijo que si no se le mete mano al desbordado aumento del precio de los combustibles, se incrementarán de manera exponencial y eso podría generar un descontento en la ciudadanía. “Le entregué un documento propuesta al señor presidente Gustavo Petro sobre cómo lograr frenar escalda alcista que se nos viene de la gasolina, buscaré respetuosamente hacerle llegar el mismo a través de Gustavo Bolívar”, afirmó Velasco.

Otro punto que cuestionó Robledo es que se vaya a mantener el 35 % las tasas de renta para todas las empresas del país, sin discriminar si se trata de pequeñas, medianas o grandes. Igualmente, criticó que se defina como ‘ricos’ en Colombia todos los salarios por encima de 10 millones de pesos hasta cualquier monto, ya que a todos por igual les van a “sacar” 8,121 millones de pesos.

Una crítica adicional que se ha hecho a nivel cultural es que supuestamente se afectaría la producción cinematográfica nacional, así lo advirtió el abogado y periodista Melquisedec Torres. “Se derogan beneficios de leyes 814 y 1556 que han permitido gran crecimiento histórico, empleos e impuestos para el país”, dijo.

Noticias relacionadas