Home

Política

Artículo

Las senadoras Andrea Padilla, Esmeralda Hernández; el representante Juan Carlos Losada. Líderes de la bancada animalista.
Las senadoras Andrea Padilla y Esmeralda Hernández, y el representante Juan Carlos Losada, líderes de la bancada animalista. - Foto: SEMANA

congreso

Andrea Padilla, Esmeralda Hernández y Juan Carlos Losada protagonizan tensión en la bancada animalista, ¿qué pasó?

Los congresistas animalistas son el centro de un pulso que acapara la atención del Capitolio, por la autoría del proyecto que concluya en la ley que prohíba las corridas de toros, riñas de gallos, corralejas y demás manifestaciones culturales con animales, exceptuadas del Estatuto de protección animal por la Corte Constitucional.

El pasado martes 23 de agosto, la senadora Andrea Padilla, de la Alianza Verde, pudo haber celebrado su cumpleaños con un triunfo de “puerta grande”, en el debate que también supuso su debut en el Capitolio.

Apenas un mes y tres días después de la instalación del Congreso, el proyecto de ley que “prohíbe progresivamente todas las prácticas de entretenimiento cruel con animales”, de su autoría, fue el primero de los más de 215 (los presentados hasta ese día) en escalar hasta un “orden del día” en la presente legislatura.

Fue el único asunto para el que el senador Inti Asprilla, presidente la Comisión Quinta del Senado, también de la Alianza Verde, citó a los 14 congresistas que conforman la célula legislativa que se ocupa de los temas de Medio Ambiente.

Padilla, elegida en 2019 para ser concejal de Bogotá hasta el 31 de diciembre de 2023, renunció a mitad de su periodo para dar el salto al Congreso. Su paso por el cabildo fue tan eficaz que sólo le bastaron cinco meses para materializar la promesa que había hecho a sus electores. Impedir las corridas de toros en la plaza de toros de Santamaría de Bogotá.

Entre marzo y junio de 2020, coincidiendo con los primeros días de confinamiento y estado de emergencia social por la pandemia, el Concejo aprobó el acuerdo 013 de 2020, que impuso condiciones a las corridas de toros que se celebraran en el perímetro urbano de la capital del país.

Con el título ‘Acuerdo por el cual se desincentivan las prácticas taurinas en Distrito Capital y se dictan otras disposiciones’ salió publicado en los edictos oficiales del 10 de junio de 2020, y sólo habilitó las corridas de toros pero sin la suerte ( o tercio) de varas, la de banderillas, y la de muerte, al prohibir el uso de puyas, banderillas y estoques en el ruedo de la Santamaría.

Fue el acuerdo con el que la alcaldesa de Bogotá Claudia López, también de la Alianza Verde, sacó a licitación la Plaza de Toros para la temporada taurina 2021, una vez el gobierno expidió el decreto que permitió el regreso de público a estadios de fútbol, conciertos y salas de cine.

Como las “corridas incruentas” (o sin muerte pública del toro en el ruedo) son ilegales -a la luz de la Ley 916 de 2004-, ninguna empresa se presentó al concurso, por lo que la administración distrital lo declaró desierto. Por esta decisión, la Corte Constitucional estudia una demanda contra la alcaldía mayor.

Más allá de la controversia jurídica, en la práctica fue el acuerdo que promovió Padilla en el Consejo el que logró que en la Santamaría de Bogotá no se lidie a muerte un toro desde el 1 de marzo de 2020.

Padilla toma la delantera

Psicóloga de la Javeriana de Bogotá, el rostro de Padilla empezó a ser habitual en los plantones que, desde finales de la década de 1990, hacían entre veinte o treinta personas en el Planetario, contra miles de aficionados que iban a los toros en los años de esplendor de la tauromaquia en el país.

Congresista 2022
Andrea Padilla Villarraga Representante a la Camara Alianza Verde Congresista 2022 / 2026 Bogota julio 18 del 2022 Foto Guillermo Torres Reina / Semana - Foto: Guillermo Torres /Semana

Vocera en Colombia de AnimaNaturalis (2008 - 2019), ONG con sede central en Barcelona, España, sacó 23.749 votos, la primera vez que su nombre se midió en un tarjetón: fue la cuarta votación de la Alianza Verde, que se estrenó como partido de gobierno con la alcaldesa López.

Andrea Padilla, como aquellos alcaldes que han renunciado antes de terminar su periodo por aspiraciones políticas superiores, adelantó su saltó al Congreso, previsto para 2026.

Y sin dar el salto natural por una curul en la Cámara de Representantes, se inscribió como candidata en la lista abierta al Senado de la Alianza Verde. Los 48.803 electores que la respaldaron en las urnas, el pasado 12 de marzo, optaron por ella entre decenas de candidaturas animalistas, y de todos los partidos.

Lo hicieron con el convencimiento de que la concejal que prometió una promesa de campaña en solo 5 meses, haría lo mismo en todo el país. Más aún cuando nadie lo ha conseguido desde 2017, desde el ministro del Interior Juan Fernando Cristo, y más de cincuenta congresistas, entre autores, coautores, y ponentes.

El 23 de agosto, cuando su copartidario Inti Asprilla le dio 20 minutos para rendir su ponencia y justificar la “prohibición progresivamente las prácticas de entretenimiento cruel con animales” en el país, Andrea Padilla se perfiló como la primera senadora de la presente legislatura (2022-2026) en convertir un proyecto en ley, y el radicado con el “#085 de 2022 - Senado” el primero en promulgarse en el actual gobierno.

Padilla pudo haber sumado otra victoria a su meteórico palmarés, de haberse impuesto en la votación del primer debate, el que afrontó con al menos 12 de los 14 votos de la Comisión Quinta en el bolsillo, según lo confiaron cada uno en sus respectivas intervenciones.

Pero en el día de su cumpleaños, Andrea Padilla no pudo festejar, al menos como quería, con el primer debate aprobado en su debut en el Congreso.

Lo sorprendente del asunto es que quienes le aguaron la fiesta, fueron quienes en teoría debían darle el mejor de los regalos.

Esmeralda Hernández, primer round

Esmeralda Hernández, ex alcaldesa menor de la localidad de Teusaquillo de Bogotá, que el pasado 20 de julio se posesionó en el Salón Elíptico con su mascota ‘Cometa’ debajo del brazo, obtuvo su curul en la Comisión Quinta tras haber sido inscrita en el renglón 14, de la lista de candidatos al Senado del Pacto Histórico.

Cometa, mascota de la senadora Esmeralda Hernández.s
Cometa, mascota de la senadora Esmeralda Hernández. - Foto: SEMANA

Radicó un proyecto de ley, con la firma de otros 17 senadores, para prohibir las riñas de gallos, pero que se hundirá al momento en que la Comisión debata el proyecto de Andrea Padilla, que tiene el mismo propósito.

Como la ley quinta de 1992, o reglamento del Congreso, no permite que el Congreso se ocupe en dos o más iniciativas con el mismo propósito, la iniciativa de la senadora Esmeralda se archivaría de forma inmediata. Pidió a la comisión aplazar la votación hasta que se agendara el proyecto de su autoría.

La senadora Hernández, además, sustentó su petición en las dos cartas que más de una veintena de organizaciones defensoras de animales del país radicaron, pidiendo al presidente Inti Asprilla aplazar el primer debate del proyecto de la senadora Padilla.

Ambas cartas, aunque firmadas por organizaciones diferentes, y concejales y diputados de varias ciudades y departamentos, coincidían en un párrafo, como si hubiera sido redactada por la misma persona y organización:

“De acuerdo a lo anterior y teniendo en cuenta el proyecto de ley presentado por la Senadora Andrea Padilla, hacemos un llamado al Presidente de la Comisión y a las y los integrantes de la Comisión, para que este PL no sea puesto en consideración hasta que no se haya analizado la conveniencia de cuál de los dos proyectos de ley es más conveniente en términos de viabilidad”.

El segundo proyecto al que las cartas hacían referencia no era el que Esmeralda Hernández había defendido, y por el que había pedido el aplazamiento del primer debate del proyecto de su colega de la Alianza Verde.

Las organizaciones y dirigentes que lo suscribieron se referían al proyecto “07 de 2022 - Cámara” y que el pasado 20 de julio fue presentado con la firma de casi 70 congresistas, de todos los partidos políticos.

Las cartas fueron compartidas en el grupo de WhatsApp de los senadores de la Comisión Quinta, y según Hernández, la respuesta que la senadora Andrea Padilla dio a la solicitud es que las misivas provenían del representante a la Cámara que radicó por tercera vez un proyecto para prohibir las prácticas taurinas en el país.

Losada, segundo round

Algunos pantallazos de la respuesta llegaron al teléfono del representante Juan Carlos Losada, quien abandonó la sesión de la Comisión Primera de Cámara, y llegó al pequeño recinto de la Quinta del Senado para quitar cualquier manto de duda, a la sindicación que quedó en el aire de que se opone al proyecto de Andrea Padilla, para que el Congreso apruebe el que redactó y recogió las 70 firmas.

Juan Carlos Losada Representante a la Cámara
Juan Carlos Losada Representante a la Cámara - Foto: VANESSA PéREZ-semana

Padilla, con la sartén por el mango tras haber conseguido que su proyecto fuera el primero en debatirse, siguió adelante con la votación. Pero la controversia que sostuvo con quienes debieran ser sus aliados naturales, y que aún siguen sin solución, fueron aprovechadas por el resto de congresistas de la Comisión Quinta para aplazar la votación del primer debate.

Se preveía que los senadores Marcos Daniel Pineda (Partido Conservador) y Didier Lobo (Cambio Radical) serían los principales escollos de Padilla. El primero, ex alcalde de Montería en dos ocasiones, pidió excluir a las corralejas del proyecto. A cambio propuso reglamentarias para eliminar el maltrato animal. Lobo, ex alcalde de La Jagua de Ibirico, Cesar, abogó por las riñas de gallos, y planteó que su “prohibición progresiva” no fuera de dos años sino mínimo dentro de cuatro.

César Pachón (Pacto Histórico) y Pablo Catatumbo Torres Victoria (Comunes) pidieron el aplazamiento de la votación (14-0, en el papel) hasta tanto no escuchar a lo que llamaron “la base social”, refiriéndose a los damnificados de forma directa de llegar a aprobarse la prohibición de las manifestaciones culturales con animales que la Corte Constitucional excluyó del estatuto de protección animal, aprobado por el Congreso en 2015.

Esta semana, próximo pulso

La Comisión Quinta aprobó una audiencia pública, antes de reiniciar el primer debate. La decisión le dio vida al proyecto de ley de Esmeralda Hernández contra las riñas de gallos, y sobre todo al de Juan Carlos Losada contra las corridas de toros, primero en el orden del día de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes de la sesión del próximo martes 30 de agosto, desde las 9:00 de la mañana.

De llegar a ser aprobado, como vaticina Losada, le tomará la delantera al de Padilla, el único que busca una prohibición completa (toros, gallos y corralejas), aunque progresiva a dos años.

Andrea Padilla (A. Verde), Esmeralda Hernández (P. Histórico) y Juan Carlos Losada (Liberal) chocan por cuál será el proyecto que deba discutir el Congreso. ¿Quién ganará el primer pulso de la bancada animalista?