Home

Política

Artículo

El diputado defiende que las corridas de toros no son una tradición francesa, sino "una tradición española que se importó a Francia a mediados del siglo XIX para complacer a la esposa de Napoleón III".
El diputado defiende que las corridas de toros no son una tradición francesa, sino "una tradición española que se importó a Francia a mediados del siglo XIX para complacer a la esposa de Napoleón III". | Foto: Andia/Universal Images Group via

Congreso

Animalistas advierten que quieren engavetar el proyecto de ley para prohibir los toros: recusaciones y carteles taurinos se toman el Congreso

El articulado está en su tercer debate en la Cámara de Representantes.

1 de diciembre de 2023

Hay una disputa que los animalistas de Colombia dan cada tanto sin conseguir su objetivo: intentar que el Congreso prohíba las corridas de toros. Varios congresistas han protagonizado esa batalla en el último año y la que tomó las riendas de la puja legislativa en esta ocasión es la senadora del Pacto Histórico, Esmeralda Hernández.

La congresista animalista, la misma que lleva a su mascota Cometa a las sesiones legislativas, consiguió que su proyecto de ley fuera aprobado en dos debates en el Senado, pero ahora ese articulado está en riesgo de ser engavetado en su tercer debate en la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes.

Este proyecto acabaría con las corridas de toros en Colombia | Semana noticias

Van tres semanas en las que esa propuesta ha estado en la agenda de la Comisión y nada que se aborda de cuenta de cinco recusaciones que han aplazado el debate, de las que una está a la espera de ser resuelta por la Comisión de Ética de la Cámara: la misma que tuvo que destrabar la pelea con la Alianza Verde que le impidió a sus representantes participar en los debates de la reforma a la salud de esta semana.

“Ha pasado de todo, ha sido una cosa increíble, este proyecto lleva engavetado tres meses en la Comisión Sexta y han hecho todo tipo de jugadas. Han presentado cinco recusaciones, recusando a los verdes, porque supuestamente están recibiendo coimas del Gobierno para que voten el proyecto antitaurino, cuando quienes debería estar impedidos son ellos”, advierte la senadora Esmeralda Hernández.

Senadora Esmeralda Hernández.
Senadora Esmeralda Hernández. | Foto: Cortesía

Esta semana, el proyecto de ley “por medio del cual se prohíben en todo el territorio nacional las corridas de toros, rejoneo, novilladas, becerradas y tientas, encierros y suelta de vaquillas, así como los procedimientos utilizados en estos espectáculos, tanto en el ámbito público como privado” estaba de primero en el orden del día, pero no se debatió.

Esto, debido a que el representante por el Partido Conservador, Ape Cuello, solicitó que se realizara una votación nominal de actas y luego se desbarató el cuórum: al comienzo de la plenaria estaban 15 de 20 congresistas y luego quedaron solo 8 en la Comisión Sexta. No había cómo debatir o votar.

La puja para que se evacúe el debate del articulado para prohibir las corridas de toros ya llegó a los estamentos de control.

La senadora Hernández le envió una carta a la procuradora Margarita Cabello reclamando que se investigue al representante Ape Cuello porque él mismo ha manifestado su oposición al proyecto en la Comisión Sexta y quedó como ponente de la recusación contra el ponente del proyecto, el representante Alejandro García Ríos, en la Comisión de Ética de la Cámara. Es más, Ape Cuello presentó una proposición de archivo del proyecto.

Esta fue la solicitud de investigación presentada por la senadora Esmeralda Hernández al representante Ape Cuello.
Esta fue la solicitud de investigación presentada por la senadora Esmeralda Hernández al representante Ape Cuello. | Foto: Cortesía

Mejor dicho: advierten que hay riesgo de que sea juez y parte en la puja entre protaurinos y antitaurinos que pasó a manos de la Comisión de Ética. SEMANA se contactó con el congresista, pero este respondió que no puede dar declaraciones sobre el proceso para evitar quedar inhabilitado.

En todo caso, la solicitud de investigación no va solo en contra del representante Ape Cuello. La senadora Hernández también pidió que se investigue a la mesa directiva de la Comisión de Ética por supuestamente darle largas a la solución de las recusaciones, ya que su trámite ha tomado más de tres días hábiles: “Esa Comisión no parece una comisión de ética, sino una comisión taurina”, dijo.

Lo particular es que una de las integrantes de esa Comisión es abiertamente taurina, al punto que dispuso de imágenes procorridas de toros en el recinto del Congreso: así como los animalistas han empapelado el Capitolio con mensajes contra la tauromaquia, quienes respaldan ese tipo de espectáculos también hicieron lo propio.

Se trata de la representante Ana Rogelia Monsalve, quien también tiene poder de decisión en la Comisión sobre la recusación contra el ponente Alejandro García Ríos y, de coletazo, del futuro de ese proyecto de ley.

Imagen a favor de las corridas de toros dispuesta en el Congreso por la representante Ana Rogelia Monsalve.
Imagen a favor de las corridas de toros dispuesta en el Congreso por la representante Ana Rogelia Monsalve. | Foto: Cortesía

La representante Monsalve respondió que “la Comisión Legal de Ética y Estatuto del Congresista actúa rigurosamente de acuerdo con los procedimientos constitucionales y legales, asegurando que cualquier trámite de recusación se ajuste estrictamente al marco jurídico colombiano” y rechazó “categóricamente cualquier insinuación de torpedear o engavetar la iniciativa legislativa. Las acciones de la representante Ana Rogelia Monsalve se desarrollan y seguirán desarrollándose dentro del marco normativo colombiano”.

La cuestión para los animalistas, los que vienen buscando que se prohíban las corridas de toros, es que si ese debate no se evacúa en la Comisión citada para la próxima semana, ya quedaría engavetado hasta, al menos, marzo de 2024, porque las sesiones ordinarias del Congreso finalizan el 16 de diciembre.

Lo que están haciendo es dilatar para terminar de cerrar negociaciones. Nos tienen frenado el debate porque meten argumentos tontos, han metido organizaciones que tienen reconocimiento mundial en el tema de los animales, como Peta (Personas por el Trato Ético de los Animales), diciéndoles que se están organizando para entregarles coimas a los congresistas, cosa completamente grave”, sostuvo la senadora Hernández.

Todo indica que la disputa entre animalistas y taurófilos en el intento de prohibir las corridas de toros en Colombia se puede alargar una vez más. En el último año el Congreso tumbó proyectos de ley que perseguían el mismo fin de la senadora Andrea Padilla y del representante Juan Carlos Losada porque, así como los animalistas tienen su bancada en el Congreso, los taurófilos también ponen legisladores en el país.