El representante Andrés Forero cuestionó que el presidente Gustavo Petro está incumpliendo su promesa de campaña de que no iba a afectar a las clases populares en la reforma tributaria.
El representante Andrés Forero cuestionó que el presidente Gustavo Petro está incumpliendo su promesa de campaña de que no iba a afectar a las clases populares en la reforma tributaria. - Foto: Concejal Andrés Forero - AFP

política

“En contra de lo prometido, Petro sí afectará bolsillo de clases populares”: Andrés Forero

El proyecto propone un impuesto del 10 % a productos como salchichas, salchichón, mortadela, jamón y demás. El representante a la Cámara se pronunció.

Un día después de la posesión presidencial, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, radicó en la Secretaría General de la Cámara de Representantes la reforma tributaria con la que el gobierno del presidente Gustavo Petro busca recaudar 25,9 billones de pesos.

El proyecto le apunta, tal y como se había anunciado, a nuevos tributos, como el impuesto a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados, con los que buscan recaudar más de 2.1 billones de pesos para 2023.

El impuesto a bebidas azucaradas se gravará en función del contenido de azúcar por cada 100 mililitros. No obstante, en el tema de ultraprocesados, es decir, de productos como salchichas, salchichón y jamón, se impondrá un impuesto del 10 %, sobre el valor de cada uno.

Este impuesto del 10 % causó polémica en el país, porque sin duda alguna las personas que más consumen este tipo de productos son las familias de bajos recursos que, en ocasiones, no tienen suficiente dinero para comprar proteínas como carne, pollo o pescado.

Con la intención del Ministerio de Hacienda de gravar este tipo de productos, el representante a la Cámara por Bogotá, del Partido Centro Democrático, Andrés Forero, afirmó que el presidente Petro está faltando a una de sus promesas en campaña, cuando afirmó que las clases populares no se iban a ver afectadas con esta reforma tributaria.

“En contra de lo prometido en campaña, la reforma tributaria de Gustavo Petro sí afectará el bolsillo de las clases populares. Propone un impuesto del 10 % a la mortadela, el salchichón, las salchichas, las obleas, los helados y un largo etcétera”, dijo Forero.

Y agregó: “En campaña, Petro dijo que su reforma solo iba a tocar el bolsillo de las 4.000 personas más ricas del país; sin embargo, ahora que conocemos el texto, vemos que sí afectará el bolsillo de las clases populares”.

Cabe mencionar que esta reforma les llegará a las personas cuyos ingresos mensuales superen los 10 millones de pesos, se deja en firme la propuesta de acabar con los días sin IVA, que le estarían costando al país más de 590 mil millones de pesos.

Otro cambio que llegará, si se aprueba esta iniciativa, está con las rentas exentas y deducciones, que bajarían de 5.040 UVT (120 millones) a 1.210 50 (millones), con lo cual queda cumplida la promesa de que se eliminarían muchas exenciones tributarias, con miras a llegar a las personas de mayores ingresos.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, dijo que con esta reforma se reducirán los beneficios tributarios a los segmentos con mayores ingresos, para redistribuir la riqueza y llegar a los sectores más vulnerables de la sociedad.

“Con este proyecto se suman todas las rentas líquidas gravables y se aplica una única tabla de tarifas marginales, los beneficios tributarios se mantienen, pero se limitan y no se modifica el umbral del ingreso a partir del cual se tributa, que fue uno de los temas que más golpeó en la pasada propuesta”, explicó.

Con esta nueva reforma también se eliminan los tratamientos tributarios preferenciales para los precios de los combustibles en las zonas de frontera y se mantienen los 3 puntos porcentuales adicionales al impuesto de renta de las actividades financieras. Otro punto que llama la atención es el impuesto que se quiere poner al carbón, al petróleo y al oro.

“Otras medidas tributarias son las que dirigimos a las zonas francas, donde los beneficios deben ser para las empresas que quieren exportar, no para las que no quieran; aquellas empresas que están allí y no exportan, sencillamente están compitiendo de forma injusta con aquellas que están por fuera, ya que tributan un 15 % menos; buscaremos ponerles un mínimo de exportación”, dijo Ocampo.

La reforma tributaria, que desde hoy comienza su recorrido en el Congreso, también propone una revisión de las tarifas de ganancias ocasionales de empresas al 30 %, en consistencia con la tarifa aplicada a personas naturales. Si bien ya se dijo lo de los días sin IVA, este texto también busca la exclusión del IVA para algunos bienes importados cuyo valor no exceda los 200 dólares.

Noticias relacionadas