Home

Política

Artículo

No hay mucho que celebrar con lo del fallo de la CIJ. Colombia ya perdió espacio marítimo en 2012.
No hay mucho que celebrar con lo del fallo de la CIJ. Colombia ya perdió espacio marítimo en 2012. | Foto: Semana

POLÍTICA

“No hay mucho que celebrar”: Benedetti habló sobre el fallo de La Haya y salió en defensa del presidente Petro

En 2012, el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ensanchó el espacio marítimo nicaragüense y ratificó la soberanía colombiana sobre las islas.

Redacción Semana
13 de julio de 2023

Armando Benedetti se pronunció sobre el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la disputa marítima entre Colombia y Nicaragua.

A través de un tuitt, Benedetti expresó su visión sobre el resultado y reconoció la importancia del cambio en la estrategia planteada por el presidente Gustavo Petro.

Benedetti habla sobre el fallo de la Corte Internacional
Benedetti habla sobre el fallo de la Corte Internacional. | Foto: @AABenedetti

En su mensaje, Benedetti afirmó: “No hay mucho que celebrar con lo del fallo de la CIJ. Colombia ya perdió espacio marítimo en 2012. Lo poco para celebrar es gracias al cambio en la estrategia que planteó el presidente Gustavo Petro (y nadie más), que impidió que Nicaragua ampliara su plataforma continental”.

El embajador hizo referencia al fallo de la CIJ en 2012, en el cual Colombia perdió parte de su espacio marítimo a favor de Nicaragua. Sin embargo, Benedetti destacó que, gracias a la nueva estrategia implementada por el presidente Petro, se evitó que Nicaragua ampliara su plataforma continental en el reciente fallo.

El fallo de la Haya del 2012 que menciona Benedetti

En 2012, se llevó a cabo un importante fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el conflicto entre Colombia y Nicaragua. El fallo amplió el espacio marítimo de Nicaragua, pero también ratificó la soberanía de Colombia sobre las islas y cayos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El destino del mar territorial colombiano en el occidente del Caribe fue definido por la Corte Internacional de Justicia, en respuesta a la demanda presentada por Nicaragua sobre la delimitación de la plataforma continental, en la cual la Corte de La Haya falló a favor de Colombia.
El destino del mar territorial colombiano en el occidente del Caribe fue definido por la Corte Internacional de Justicia, en respuesta a la demanda presentada por Nicaragua sobre la delimitación de la plataforma continental, en la cual la Corte de La Haya falló a favor de Colombia. | Foto: Jorge Orozco

La CIJ determinó que las aguas que rodean los cayos de Quitasueño y Serrana son parte del territorio marítimo de Nicaragua. Esto significó un cambio en la delimitación de la frontera marítima entre ambos países, ya que estableció que cada islote o cayo tendría una extensión máxima de 12 millas náuticas, y el resto pertenecería a Nicaragua en términos de plataforma continental.

Los gobiernos de los presidentes  Alfonso  López Michelsen, Julio César Turbay Ayala, Belisario  Betancur y Andrés Pastrana, intentaron pactar con Nicaragua el límite marítimo en el Caribe, pero no tuvieron éxito.
Los gobiernos de los expresidentes Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay Ayala, Belisario Betancur y Andrés Pastrana, intentaron pactar con Nicaragua el límite marítimo en el Caribe, pero no tuvieron éxito. | Foto: El País

El fallo de la CIJ fue vinculante y no admitió ninguna apelación o recurso que pudiera modificar la decisión del tribunal internacional. Sin embargo, tanto Colombia como Nicaragua presentaron nuevos argumentos en los años siguientes para aclarar diferentes interpretaciones sobre el fallo.

Colombia expresó preocupación por las restricciones económicas en San Andrés y especialmente para la población raizal, mientras que Nicaragua acusó a Colombia de violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el Mar Caribe. Estas y otras cuestiones fueron abordadas y resueltas en un proceso que duró más de 20 años.

Colombia logra una contundente victoria sobre Nicaragua en La Haya en la disputa por el territorio marítimo

La Corte Internacional de Justicia ha emitido su fallo final sobre la prolongada disputa marítima entre Colombia y Nicaragua, y los resultados han sido altamente favorables para Colombia. Esta decisión marca el fin de un largo conflicto en el que Nicaragua había buscado ampliar su plataforma continental a expensas de Colombia. La Corte respaldó la posición colombiana y rechazó las pretensiones nicaragüenses.

El presidente Gustavo Petro celebró el fallo de La Haya como una “gran victoria para Colombia” y expresó su satisfacción por el hecho de que la CIJ no accediera a las demandas de Nicaragua de expandir su plataforma continental. Petro manifestó su deseo de cerrar la controversia limítrofe y enfocarse en impulsar el desarrollo sostenible en el archipiélago de San Andrés y Providencia.

Aunque se esperaba que el presidente Petro estuviera presente en San Andrés para el anuncio del fallo, finalmente escuchó la decisión desde Bogotá. Se espera que en las próximas horas viaje a la isla para abordar la decisión de manera más detallada.

La noticia ha sido recibida con júbilo en todo el país, ya que representa una gran victoria para Colombia en su disputa con Nicaragua. Varios expresidentes también se pronunciaron sobre el fallo, felicitando al equipo legal colombiano por su defensa exitosa.

La decisión de la CIJ, que fue emitida con una amplia mayoría de votos a favor de Colombia, rechazó las pretensiones de Nicaragua en tres aspectos clave.

En primer lugar, se descartó la idea de que Nicaragua pudiera delimitar el límite marítimo de la plataforma continental extendida. Además, se rechazó la solicitud de Nicaragua de que las islas de San Andrés y Providencia tuvieran una plataforma continental limitada. Por último, se confirmó que Colombia tiene soberanía sobre las islas de Serranilla, Serrana y Bajo Nuevo.

El canciller Álvaro Leyva también expresó su satisfacción por la decisión y llamó a la unión de todos los colombianos, dejando a un lado las divisiones y enfoques negativos. Por su parte, el equipo jurídico de Colombia, encabezado por el abogado Eduardo Valencia-Ospina, calificó la decisión como una “inmensa celebración” para el país y destacó que esta victoria representa el cierre definitivo de un conflicto que ha durado más de 20 años.

¿Qué opina María Isabel? En el pleito entre Nicaragua y Colombia, no ganamos. ¡Ganamos todo!

El fallo de la CIJ reconoce el derecho de Colombia a su territorio marítimo y envía un mensaje claro sobre la inviabilidad de las pretensiones nicaragüenses. Esta victoria ha sido celebrada como un logro significativo para el país y brinda la oportunidad de fortalecer la cooperación entre ambos países en temas clave como el medio ambiente y los derechos de los raizales.

La decisión de la CIJ es un hito importante en la historia reciente de Colombia y destaca la eficacia de la defensa legal del país en el ámbito internacional. Colombia ha defendido su soberanía y ha logrado proteger sus intereses territoriales en esta disputa con Nicaragua.