santander

Petro visitó Puerto Wilches y prometió, una vez más, acabar con el ‘fracking’ si es presidente

En su correría por todo el país, el precandidato estuvo en Santander, donde se fue lanza en ristre contra la explotación petrolera.


El precandidato presidencial por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, visitó este sábado el municipio de Puerto Wilches, Santander, departamento donde hay una economía creciente gracias a la explotación de pozos petroleros.

Precisamente, ese fue el tema central del discurso de Petro en Puerto Wilches, donde fue recibido por centenares de seguidores. En medio de la multitud, el precandidato prometió, una vez más, que de llegar a la Presidencia acabaría con la práctica del fracking en el país.

El fracking es un método para extraer gas o petróleo del subsuelo. “El agua es más valiosa que el oro. Por eso, yo invito a Puerto Wilches a no votar por proyectos políticos que van, ante su falta de audacia y conocimiento del territorio, a tirarse el agua del territorio y exportar un petróleo sucio a cambio de dólares”, dijo Petro.

Además, aseguró que “en Colombia se ha construido un régimen de corrupción a raíz del dinero que ha entregado el petróleo y el carbón”.

Además de Puerto Wilches, Gustavo Petro también estuvo en Barrancabermeja, capital petrolera de Colombia, en donde se reunieron más de 10.000 personas en el Malecón del Cristo Petrolero, para escuchar las propuestas para la región.

Petro visitó Puerto Wilches en medio de su campaña a la Presidencia de Colombia en 2022.
Petro visitó a Barrancabermeja en medio de su campaña a la Presidencia de Colombia en 2022. - Foto: Cortesía

En esa ciudad, Petro habló de la necesidad de transitar de una “sociedad autoritaria, corrupta en su poder político, hacia una democracia viva y multicolor. De transitar de una economía fósil de energías sucias hacia una economía descarbonizada de energías limpias”.

El candidato reiteró, como también lo hizo en Puerto Wilches, que durante su eventual gobierno no habrá ‘fracking’. “El agua es más valiosa que el petróleo y que el oro y punto”, dijo Petro.

Además del “no más ‘fracking’”, Petro les propuso a los barramejos la conformación de una biorregión del agua, que sea integrada por los municipios vecinos del río Magdalena. “Que sea la capital del agua y el corazón del Colombia, alrededor de este río grande de la Magdalena, que es nuestra alma, nuestro hilo vital, nuestra sangre”.

Petro y el petróleo

El tema del petróleo no está nada fácil en el escenario político, debido al gran peso que tiene ese producto en la economía colombiana. Si bien es cierto que el mundo está inmerso en una transición energética, para ir dejando atrás el uso de combustibles fósiles, por su impacto en el medio ambiente, el cambio no es algo que se pueda hacer con varita mágica, de la noche a la mañana. Sin embargo, en reiteradas ocasiones, el aspirante a la Presidencia de la República, Gustavo Petro, ha levantado polvorín al hablar del tema.

A su más reciente interrogante —“¿si solo tenemos reservas de petróleo para ocho años, por qué seguimos vendiéndolo en el exterior?” se sumaron otras propuestas, como la de cerrar la llave del grifo del petróleo tan pronto llegue a la Casa de Nariño.

Por esa razón, el petróleo se ha convertido en uno de los focos dentro del debate electoral. Inclusive, ya hay voces que piden que se ponga en el visor para que sea un elemento que le dé luces a los ciudadanos sobre la decisión de votación en la contienda electoral.

Para tomar ese camino es indispensable que los colombianos tengan la suficiente ilustración, para que puedan elegir con conocimiento de causa.

Es un hecho que Colombia no es un país petrolero. De hecho, en 2021 la producción de crudo tuvo una caída que no se veía desde 2016. El año pasado salían del subsuelo 736.356 barriles por día, consolidando una disminución de 5,7 % frente a 2020.

Pero también es cierto que este país no ha migrado a tener alternativas de producción que reemplacen el petróleo en las exportaciones, una fuente de ingreso con la cual el país acomoda sus recursos para lograr el funcionamiento del Estado, principalmente, para llegar con subsidios de los más vulnerables.

En 2021, las exportaciones totales sumaron 41.224 millones de dólares, y casi la mitad, el 47,9 %, provinieron de los combustibles y productos de la industria extractiva. En ese renglón de la economía el petróleo es el rey, aunque lo acompañan el carbón, entre otros minerales. Por supuesto que la renta petrolera de Colombia, tanto por pago de impuestos, regalías y dividendos de Ecopetrol, cuyo mayor accionista es el Estado, no es algo fácil de reemplazar.