política

La dura batalla por ser el segundo

Como no había sucedido antes, esta vez la competencia será por quién le sigue los pasos a Gustavo Petro, que actualmente cuenta con una amplia ventaja sobre los demás competidores.


Todas las mediciones muestran que si las elecciones presidenciales fueran hoy Gustavo Petro pasaría a segunda vuelta. Su reto es ganar en primera. El candidato ha seguido creciendo y, según la más reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría para SEMANA, tiene el 27 % de intención de voto.

El verdadero round de la contienda es por el segundo puesto para ir a segunda vuelta, en el que hoy está Rodolfo Hernández, quien logró posicionarse en esa casilla desde la pasada medición de diciembre, en la que creció tres puntos en un mes. Su discurso anticorrupción, en un tono irreverente, le ha resultado rentable.

Por mucho tiempo el candidato que ocupó esa posición fue Sergio Fajardo, que ha ido cayendo y ya se encuentra en el cuarto lugar con el 6 %, aunque el exalcalde de Medellín se ha mantenido en ese promedio desde septiembre.

Fajardo, no obstante que tiene reconocimiento y muchas posibilidades de ganar la consulta de la Centro Esperanza, sigue estático. Y alcanzar al candidato de la Colombia Humana parece una tarea titánica.

Como ya se ha dicho, las consultas interpartidistas del 13 de marzo generaron un escenario de tres vueltas para la elección presidencial.

En esta primera batalla del 13 de marzo, tanto las maquinarias como la opinión serán definitivas para despejar el camino del próximo presidente de los colombianos.

Pero es claro que serán fundamentales los apoyos de candidatos al Congreso que puedan arrastrar votación a los aspirantes presidenciales en las coaliciones.

Eso para el caso de Petro será un medidor determinante, ya que por lo menos deberá sacar unos cinco millones de votos si quiere ganar, sabiendo que en 2018 logró 4,8 millones de votos en la primera vuelta.

En el Pacto Histórico lo tienen claro y por eso han sumado apoyos del liberalismo y de líderes que venían de la política tradicional que tanto ha criticado.

Equipo por Colombia y Centro Esperanza, en el fondo, luchan de manera intensa por esa segunda posición, aun cuando de dientes para fuera quieran ganarle a Petro.

Las elecciones han estado marcadas por el showbiz –entretenimiento– y esa tendencia se mantendrá hasta las consultas.

Contrario a lo que muchos creen, los escándalos y las situaciones bochornosas podrían terminar siendo rentables o simplemente no afectar a los candidatos.

Así sucedió con la borrachera de Petro que sus seguidores, y hasta algunos contradictores, justificaron. Lo mismo pasó con Álex Char y Aida Merlano, que para algunos analistas podría terminar dándole el reconocimiento nacional que le faltaba.

A partir del 14 de marzo arrancará otra campaña, en la que más allá de las maquinarias y el escándalo el voto de opinión será fundamental.

Los ganadores de las consultas deberán medirse con Rodolfo Hernández o Íngrid Betancourt, que vienen creciendo.

La líder de Oxígeno Verde logró el tercer lugar con el 7 %, según la más reciente encuesta del CNC, mientras el ingeniero tuvo el 14 %.

En la batalla por ese segundo lugar, para ver quién pasa a la segunda vuelta –dando por sentado que Petro se imponga– lo que podría ser rentable para ese candidato es tomar las banderas de contener al líder de la Colombia Humana. Y en eso están casi todos.

La pregunta a responder con respecto a quién será el segundo que le haga competencia a Petro en segunda vuelta es si saldrá de las dos coaliciones o será alguno de los candidatos que avanzan en solitario hacia primera vuelta: Rodolfo Hernández, Íngrid Betancourt, Óscar Iván Zuluaga o Luis Gilberto Murillo.

Noticias relacionadas