política

Tomás y Jerónimo Uribe hablan del proceso de su papá

Los hijos del expresidente han rechazado el manejo que la Corte Suprema le ha dado al caso de su padre. "Me pregunto si para dejar libre a Santrich, el magistrado Reyes también escribió 1.500 páginas", había escrito Jerónimo.


La familia de Álvaro Uribe había mantenido una actitud prudente frente a la decisión de casa por cárcel para el exmandatario. Sin embargo, en los últimos días su esposa Lina Moreno y sus hijos Tomás y Jerónimo decidieron romper ese silencio. En una carta que se hizo pública este domingo, Moreno aseguró que "necesitábamos atravesar el dolor para encontrar en él la prudencia y el pudor que tal vez, solo tal vez, sirvan para renovar un lenguaje desgastado por el rencor y los fanatismos políticos". En la misiva, la exprimera dama sostiene que "los jueces han permitido que sea el entorno y los intereses políticos los que dicten sentencia".

Lea la carta de Lina Moreno

Sus hijos Tomás y Jerónimo no han hecho público un pronunciamiento de ese modo. Sin embargo, en sus cuentas de Twitter han puesto mensajes de rechazo a la forma como la Corte Suprema ha llevado el proceso de su papá. Tomás Uribe Moreno aseguró, por ejemplo, que el proceso judicial "se edificó sobre una interceptación ilegal de su línea telefónica".

El joven se refiere a que las escuchas al expresidente no fueron ordenadas inicialmente por la Corte Suprema, sino que llegaron a la justicia por una equivocación en el número de teléfono de otro expediente, el del congresista Nilton Córdoba. En su momento, el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, en una entrevista a SEMANA explicó que por tratarse de un hallazgo imprevisto e inevitable, el informe de estas llamadas fue trasladado al expediente contra Uribe por supuesta manipulación de testigos.

Este domingo, SEMANA reveló el video del testimonio de la declaración que hizo ante la Fiscalía el técnico investigador del CTI, Óscar Álvarez Muñoz, por la interceptación "por error" al teléfono del expresidente. Según Tomás Uribe, Álvarez "cumplió con una orden" e informó oportunamente a sus superiores que, tras realizar la interceptación telefónica, "escuchar a esta persona resultó no ser esa persona".

Tomás también ha compartido decenas de artículos de prensa, entre ellos una caricatura con el siguiente mensaje. "La ironía. El líder de Farc encima de juez de la Corte suprema dándole instrucciones".

Y ha puesto trinos sobre el magistrado César Reyes, ponente del proceso que tiene hoy a su padre en casa por cárcel. 

Jerónimo Uribe también ha expresado opiniones muy críticas frente a la Corte Suprema. "Me pregunto si para dejar libre a Santrich, el magistrado Reyes también escribió 1.500 páginas", señaló.

La comparación del proceso del expresidente con el del líder guerrillero prófugo ha sido una constante en el uribismo, que rechaza que el llamado líder de la seguridad democrática esté preso, mientras que los líderes de la guerrilla que combatió estén en el Congreso o fugados, como Santrich.