Home

Salud

Artículo

El estreñimiento y la diarrea suelen afectar a millones de personas a diario, por lo que una forma de combatirlos es a través de los probióticos.
Los síntomas incluyen deposiciones líquidas frecuentes, cansancio, fatiga, fiebre, dolores articulares y musculares y dolor abdominal tipo cólico. | Foto: Getty Images

Salud

Diarrea: estos son los estragos que puede causar en su cuerpo

El principal riesgo de la diarrea es la deshidratación, debido a la pérdida de líquidos y electrolitos. Es crucial que las personas con diarrea aguda se mantengan hidratadas con líquidos y sales de rehidratación oral para compensar estas pérdidas.

Redacción Salud
18 de junio de 2024

La diarrea aguda es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo y afecta a personas de todas las edades. A pesar de su prevalencia, en la mayoría de los casos se subestima su impacto en la salud y sus posibles complicaciones, especialmente en niños y adultos mayores.

Por ello, tratar de forma adecuada la diarrea aguda es crucial no solo para aliviar el malestar inmediato, sino para prevenir consecuencias potencialmente mortales.

El doctor Óscar Ricardo Angarita Santos, coordinador de Gastroenterología de la red hospitalaria Mederi, entregó una serie de recomendaciones para evitar afectaciones generadas por esta enfermedad. El especialista fue contactado por Nueva EPS.

Parásitos intestinales
Los parásitos intestinales pueden generar síntomas como diarrea, estreñimiento y cambio de color en las heces. | Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Qué es la diarrea aguda y cuáles son sus posibles síntomas?

La diarrea es el aumento en la producción de agua en las heces, resultando en deposiciones acuosas, sueltas o líquidas. Se presenta de forma abrupta como diarrea aguda o de manera recurrente como diarrea crónica. La diarrea aguda mejora en menos de dos semanas, mientras que la crónica dura más de cuatro semanas.

Los síntomas incluyen deposiciones líquidas frecuentes, cansancio, fatiga, fiebre, dolores articulares y musculares y dolor abdominal tipo cólico. Las causas más comunes son infecciosas, especialmente virales. Estos virus infectan y destruyen las células del intestino encargadas de absorber agua, causando heces líquidas.

El principal riesgo de la diarrea es la deshidratación, debido a la pérdida de líquidos y electrolitos. Es crucial que las personas con diarrea aguda se mantengan hidratadas con líquidos y sales de rehidratación oral para compensar estas pérdidas.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de diarrea es evidente debido a la presencia de heces líquidas y acuosas, lo cual es fácil de identificar clínicamente. Sin embargo, determinar la causa es más complejo. Se utiliza un examen de heces llamado coproparasitoscópico para buscar agentes infecciosos visibles como amibas y parásitos.

Inflamación en los intestinos
La diarrea es el aumento en la producción de agua en las heces, resultando en deposiciones acuosas, sueltas o líquidas. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Los virus, que no se observan en este examen, requieren procedimientos especiales como el panel gastrointestinal, un test costoso que identifica virus específicos. Este panel es esencial para pacientes con inmunidad comprometida, como aquellos en quimioterapia o con VIH, donde un diagnóstico preciso y rápido es crucial

¿Cuál es el tratamiento?

De acuerdo con el Dr. Angarita, la diarrea aguda, generalmente causada por infecciones virales, suele resolverse espontáneamente. El tratamiento principal es la hidratación con líquidos y soluciones de electrolitos. No se recomienda el uso empírico de antibióticos, ya que los virus no responden a estos y su uso indiscriminado puede generar resistencia bacteriana, complicando futuros tratamientos. El manejo es sintomático, utilizando hidratación y acetaminofén para la fiebre. En la mayoría de los casos, la diarrea aguda es autolimitada y se resuelve sin necesidad de antibióticos.

¿Qué alimentos pueden empeorar la diarrea aguda?

En la diarrea aguda, es importante evitar alimentos con altos niveles de carbohidratos y azúcares debido a su efecto osmótico, que puede empeorar la deshidratación al atraer más agua al intestino.

Se recomienda una dieta astringente que excluya azúcares, lácteos y gaseosas durante la fase aguda, que suele durar dos o tres días. Así mismo, no introducir alimentos a tiempo puede retrasar la recuperación intestinal. Por lo tanto, se debe seguir una dieta normal, evitando solo los alimentos mencionados durante la fase aguda, concluyó Angarita.

La diarrea aguda no debe tomarse a la ligera. Un manejo adecuado y a tiempo puede marcar la diferencia entre una rápida recuperación y complicaciones graves. La educación y concienciación sobre la importancia del tratamiento adecuado y la prevención de esta condición son esenciales para proteger la salud y reducir la carga de esta enfermedad común, pero potencialmente peligrosa.