Home

Salud

Artículo

Un cerebro se sienta en el espacio con líneas de colores a su alrededor que representan pensamientos, ideas o creatividad
El incipiente éxito del medicamento Lecanemab supone el comienzo de las terapias contra el Alzheimer, algo que la ciencia ha buscado desde hace décadas. - Foto: Getty Images

vida moderna

El fármaco que genera esperanza en los pacientes con Alzheimer: esto es lo que se sabe de Lecanemab

El avance de la investigación sobre este medicamento genera expectativa en los cerca de 55 millones de personas que padecen esta enfermedad y otras formas de demencia en el mundo.

La ciencia celebra los resultados obtenidos hasta ahora con Lecanemab, un fármaco que promete ayudar en el tratamiento de la enfermedad del Alzheimer, y que ya ha sido probado con relativo éxito en pacientes con esta condición de salud en fases tempranas.

Se trata del primer medicamento que retarda la destrucción del cerebro con esta enfermedad y que la ciencia calificó esta semana como “trascendental”, pues como dice la profesora Tara Spires-Jones, de la Universidad de Edimburgo, en el Alzheimer la ciencia ha tenido “una tasa de fracaso del 100 % durante mucho tiempo”.

También Alzheimer’s Research UK, organización benéfica de investigación de la demencia líder en el Reino Unido, dedicada a buscar avances en materia de diagnóstico, prevención, tratamiento y cura de esta patología, sostuvo que los hallazgos de este fármaco fueron “trascendentales”.

El avance de la investigación abre entonces una esperanza para los cerca de 55 millones de personas que padecen de Alzheimer u otras formas de demencia en el mundo.

Así las cosas, el incipiente éxito de Lecanemab supone el “comienzo de las terapias contra el Alzheimer”, algo impensable hasta ahora, según lo expresó el profesor John Hardy, uno de los principales investigadores de esta enfermedad desde hace más de 30 años y uno de los primeros en plantear que el estudio contra esta forma de demencia debía centrarse en atacar la sustancia viscosa, llamada beta amiloide, que se acumula en el cerebro de las personas con Alzheimer.

Esa, justamente, es la tarea de Lecanemab. Y eso constituye una buena noticia en un campo médico que ha visto repetidos fracasos en varios ensayos con otros medicamentos para intentar frenar el avance del Alzheimer.

Es que hoy en día, a los pacientes con Alzheimer se les administran varios medicamentos para ayudar a controlar sus síntomas e intentar mejorar su calidad de vida ante una enfermedad degenerativa, pero ninguno cambia el curso de la misma.

Lo que se conoce de Lecanemab

Pero, ¿cómo actúa Lecanemab? Este fármaco es un anticuerpo, como los que produce el cuerpo para atacar virus o bacterias, que ha sido diseñado para decirle al sistema inmunitario que elimine el amiloide del cerebro.

Dicho amiloide es una proteína que se agrupa en los espacios entre las neuronas del cerebro y forma placas distintivas, una de las características del Alzheimer.

Si bien esto representa un significativo avance, Lecanemab consigue solo un pequeño efecto en personas que atraviesan las primeras etapas de la enfermedad.

Según lo divulgó la agencia Europa Press, Lecanemab ralentiza un 27 % el deterioro cognitivo después de administrarlo durante 18 meses, citando un estudio de fase 3 presentado en la 15 Conferencia sobre Ensayos Clínicos de la Enfermedad de Alzheimer (CTAD, por sus siglas en inglés) y publicado en la revista científica ‘The New England Journal of Medicine’, una de las más prestigiosas a nivel mundial.

“Los resultados demuestran que Lecanemab ralentiza el deterioro cognitivo, lo cual es una buena noticia para los millones de pacientes y familias que padecen Alzheimer”, comentó el cofundador y director científico de la Alzheimer’s Drug Discovery Foundation (ADDF, por sus siglas en inglés), Howard Fillit.

Dudas de la comunidad médica

El ensayo a gran escala de Lecanemab involucró a 1.795 voluntarios con alzhéimer en etapa temprana, a quienes se les administraron infusiones de este medicamento cada quince días.

Sin embargo, los resultados, que fueron presentados en la conferencia Clinical Trials on Alzheimer’s Disease en San Francisco, Estados Unidos, y publicados en el New England Journal of Medicine, no son una cura milagrosa.

La enfermedad siguió su avance, robando a las personas su capacidad intelectual, característico de este mal, pero esa disminución se redujo en alrededor de una cuarta parte en el transcurso de los 18 meses de tratamiento.

Ahora, lo que sigue, es que los reguladores de EE.UU. se dedicarán a evaluar los datos obtenidos y en pocas semanas establecerán si se puede aprobar Lecanemab para un uso más amplio.

Por su parte, los desarrolladores de este fármaco, las compañías farmacéuticas Eisai y Biogen, planean comenzar el proceso de aprobación en otros países el próximo año.

Aunque el avance constituya un pequeño paso contra la enfermedad del Alzheimer, la esperanza es grande, toda vez que se estima que para el año 2050, el número de pacientes superará los 139 millones.