Tendencias
Osa avistada con su cría en el Huila
Los grupos de monitoreo son clave en la preservación de la biodiversidad en el departamento del Huila. - Foto: CAM Huila

fauna

Avistan una osa de anteojos y su cría en zona protegida del Huila

Los ejemplares de esta especie, catalogada como vulnerable a la extinción por la UICN, se movilizaban entre el Parque Natural Municipal de Algeciras y el Parque Natural Regional Siberia Ceibas, al oriente del departamento.

El avistamiento de un ejemplar de osa de anteojos con su cría es motivo de regocijo para los habitantes del municipio de Algeciras, en el departamento de Huila, pues se trata de una especie que está catalogada como Vulnerable a la extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Integrantes del Grupo de Monitoreo Hábitat Sostenible de esta población fueron quienes tuvieron la fortuna de observar a los dos animales cuando se movilizaban entre el Parque Natural Municipal de Algeciras y el Parque Natural Regional Siberia Ceibas.

De acuerdo con los habitantes del sector, este es el primer evento reproductivo reportado en esta zona del departamento y da muestra del buen estado de conservación del ecosistema y del valioso trabajo de monitoreo y seguimiento que adelanta este grupo conformado por jóvenes y adultos campesinos de este municipio.

Osezno avistado en el Huila
Este osezno fue avistado junto a su madre en el departamento del Huila. - Foto: CAM Huila

Estos pobladores con su trabajo tratan de dar a conocer la gran riqueza en términos de biodiversidad y de servicios ecosistémicos que ofrece la localidad de Algeciras y que permiten que especies como estas estén a salvo en esta región del país.

Según informaron, tanto la madre osa como su osezno se encuentran en condiciones óptimas y seguirán siendo protegidos por la comunidad aledaña, que celebra este importante avistamiento.

“Reportar la presencia de crías de una especie que mundialmente se encuentra Vulnerable a la extinción, es sin duda alguna un motivo de alegría para nuestro departamento”, manifestó Katherine Arenas, bióloga de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM).

Dijo, además, que evidenciar que los bosques y montañas del departamento son el hábitat propicio para el único oso que habita Suramérica, es una motivación más para continuar implementando diferentes líneas estratégicas de protección que se fundamentan en la articulación comunitaria, para lograr que campesinos que cohabitan con las especies sean quienes los protejan, los defiendan y disfruten compartir sus territorios con especies de gran valor ecosistémico, cultural y ambiental.

Osa avistada en Huila
Esta osa de anteojos fue avistada por habitantes de Algeciras en el Huila. - Foto: CAM Huila

“Hoy Algeciras no es solamente la despensa Agrícola del Huila, sino que también es reconocida como una localidad biodiversa, con una inmensa riqueza en recursos naturales, pero sobre todo con una comunidad comprometida con la protección de su fauna silvestre”, aseguró la bióloga.

Grupos de monitoreo

Los grupos de monitoreo que se han conformado en este departamento son clave para la conservación y protección de las especies. Por esta razón, en la ejecución del plan de conservación de especies amenazadas presentes en el Huila, la CAM ha desarrollado actividades dirigidas a la preservación de algunas que son sombrilla junto con su hábitat, como es el caso del oso de anteojos, la danta de montaña, el cocodrilo del Magdalena y el águila real de montaña.

A partir de espacios de educación ambiental, los funcionarios de la entidad han identificado personas y comunidades que le apuestan a la protección de las especies y se conforman los denominados Grupos de Monitoreo Comunitario.

Osa avistada en Huila
Los grupos de monitoreo se encargan de proteger a especies como los osos de anteojos. - Foto: CAM Huila

“Un grupo de monitoreo comunitario de la biodiversidad, es un conjunto de personas unidas por la voluntad de conservar los recursos naturales de su entorno, principalmente, las especies de fauna silvestre con las que cohabitan. Estos grupos están conformados por habitantes de áreas estratégicas de conservación, quienes cuentan con un importante conocimiento empírico sobre la biología y ecología de las especies”, indicó la bióloga de la CAM.

En el Huila, la CAM inició el proceso de monitoreo comunitario en 2012, y desde entonces se han consolidado con 18 grupos, integrados por más de 270 personas.

La principal técnica de monitoreo que implementan con los grupos es el foto trampeo, herramienta que es utilizada para registrar animales que no son visibles fácilmente y que poseen bajas densidades. Se trata de un instrumento útil para determinar presencia o ausencia, realizar inventarios de fauna, identificar patrones de actividad, uso de hábitat, abundancia y son clave para determinar la densidad poblacional.