Tendencias
El incendio en el Vía Parque Isla de Salamanca fue controlado en su totalidad.
El incendio en el Vía Parque Isla de Salamanca fue controlado en su totalidad. - Foto: Fuerza Aérea Colombiana

medioambiente

Cazadores estarían detrás del incendio que arrasó con unas 80 hectáreas en área protegida de la Ciénaga Grande

Los ecosistemas quedaron convertidos en cenizas, producto de la conflagración que estuvo activa por más de 48 horas en el Vía Parque Isla de Salamanca.

las unidades de bomberos del municipio de Sitionuevo, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y funcionarios de Parques Nacionales, con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, lograron extinguir el incendio que se registraba en el Vía Parque Isla de Salamanca.

La conflagración, que registró en esta área protegida que hace parte de la Ciénaga Grande de Santa Marta, alcanzó grandes proporciones y fue atribuida por las autoridades a cazadores ilegales de fauna silvestre. Inicialmente, según los bomberos el número de héctareas afectadas rondaría las 20; sin embargo, las estimaciones del la Fuerza Aérea apuntan a que pueden ser más de 80.

Según informaron, presuntamente, se trata de personas que ingresan a este parque natural en búsqueda de diversas especies y para que éstas salgan de sus nidos y caigan en trampas artesanales, prenden fuego, generando que muchas veces las llamas se salgan de control.

Según el coronel Rodrigo Velandia, comandante del Comando Aéreo de Combate número 3, el humo que causó el fuego empezó a generar un impacto ambiental en Barranquilla. Dijo que se requirieron más de 4 horas de vuelo y 2.037 galones de agua para liquidar las llamas. Para sofocar las llamas, la Fuerza Aérea utilizó un helicóptero Bell 212, con sistema Bambi Bucket, con el que realizó un total de 10 descargas.

No es la primera vez que se presenta esta situación en la que por cuenta de los cazadores se registran estas conflagraciones que generan graves afectaciones a los ecosistemas y a las especies en que ellos habitan.

Tortugas, cangrejos y serpientes, entre otras especies de fauna silvestre, son las principales víctimas cada vez que se propagan estos incendios, los cuales también están relacionados con el alistamiento de tierra para el desarrollo de cultivos. En esta oportunidad eran cinco los focos que estaban activos, los cuales ya fueron controlados en su totalidad.

Según Patricia Saldaña, jefe de esta área protegida, la extinción de estos incendios se dificulta debido a las características del lugar, el cuál es de difícil acceso y por ello se hace necesario contar con el apoyo de la Fuerza Aérea que con sus helicópteros no solo ayudan con el traslado de personal, herramientas y equipos, sino que realiza las descargas de agua para mitigar las llamas.

Las reacciones

Frente a esta situación que se ha vuelto recurrente, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, le solicitó al Ministerio de Defensa y a Parques Nacionales que se refuerce la seguridad en la zona, dado que las hipótesis apuntan a que fueron los cazadores quienes generaron la emergencia.

A través de su cuenta de Twitter dijo que una vez más Barranquilla fue presa del humo y por ello consideró que no es tiempo de retroceder. Es un hecho que cada vez que se registran incendios en este parque natural, las columnas de humo se extienden hasta Barranquilla, generando contaminación.

Por su parte, el senador Efraín Cepeda, llamó la atención sobre el deterioro de la calidad del aire en la capital del Atlántico y las afectaciones irreversibles que este tipo de conflagraciones generan al ecosistema en el Vía Parque Isla de Salamanca.

El congresista sostiene que la mano criminal por extracción ilegal de carbón o trabajos de agricultura corresponde a una gran red que se debe combatir y que las quemas deben ser investigadas a fondo. En su concepto, no son los campesinos los que generan esta problemática.