Tendencias

Home

Impacto

Artículo

botellas de agua usadas desechadas en la papelera de reciclaje. Las tapas también se pueden reciclar si se vuelven a colocar en la botella de agua.
De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, al año se producen cerca de 400 millones de toneladas de plástico. - Foto: Getty Images

medio ambiente

Claudia López le da luz verde a la eliminación de plásticos de un solo uso en entidades distritales

El objetivo es que en 2028 todas las alcaldías locales, el Concejo de Bogotá, así como las entidades y entes de control del Distrito, reduzcan en un 100% este tipo de residuos.

Hacer una correcta disposición de los residuos sólidos es uno de los principales retos que tiene hoy la humanida. Reducir la contaminación y la cantidad de toneladas que llegan a los rellenos sanitarios o a los ecosistemas cobra cada vez más importancia a la hora de cuidar el planeta.

En ese sentido, la economía circular es una alternativa que diferentes sectores están adoptando con el fin de darle un nuevo uso a los residuos, reciclarlos o reemplazarlos por otros que mitiguen el impacto en el medio ambiente.

La administración de la alcaldesa Claudia López, por ejemplo, decidió poner en marcha una iniciativa que busca ponerle fin al uso de los plásticos de un solo uso. La norma aplica para todas las entidades y entes de control del Distrito, alcaldías locales y Concejo de Bogotá. Los únicos que están exonerados de la norma son los plásticos destinados a la prestación de servicios médicos y carcelarios, la contención de sustancias químicas que representan riesgos para la salud humana y la ejecución del Plan de Alimentación Escolar (PAE) del Distrito.

Como el ejemplo comienza en casa, la alcaldesa firmó un decreto que reglamenta el Acuerdo 808 del Concejo que ordena a todas las entidades gubernamentales que trabajan en el Distrito, reducir el uso de plásticos de un solo uso. Vamos a llegar, en 2028, a eliminar por completo estos elementos en todas las entidades distritales, incluyendo también a nuestros órganos de control. Esta es una excelente noticia para los océanos, el cambio climático y, por supuesto, para ir disminuyendo ese volumen enorme de residuos que llegan todos los días a Doña Juana”, explicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Bolsas, envases de alimentos, pitillos, botellas, mezcladores, vasos, platos, cubiertos, rollos de película y bombas de inflar son algunos ejemplos de plásticos de un solo uso. - Foto: Getty Images

Con la firma del Decreto 317 de agosto de 2021, se establecen medidas para reducir progresivamente la adquisición y consumo de plásticos de un solo uso en entidades del Distrito. El objetivo es mitigar los impactos de estos elementos en el medio ambiente y reducir la contaminación por la inadecuada disposición de residuos.

La nueva norma busca que todas las entidades del Distrito, incluidas las alcaldías locales, entes de control como Personería, Contraloría y Veeduría, así como el Concejo de Bogotá reduzcan la demanda de plásticos de manera gradual y sin generar impactos económicos negativos.

Las entidades deberán promover y realizar acciones dirigidas a disminuir progresivamente la adquisición de plásticos de un solo uso e incluir en el Plan Institucional de Gestión Ambiental (PIGA) su meta de reducción anual hasta completar una disminución del 100 % en 2028, con respecto a 2019 que es la línea base definida.

Los eventos internos o externos no están exentos de cumplir la norma. Es por eso que deberán incluir criterios de sostenibilidad para garantizar el cumplimiento de este Decreto en aquellos espacios organizados por las instituciones acogidas a este o contratados con terceros. La Secretaría de Ambiente de Bogotá establecerá dichos parámetros.

Mediante estrategias de comunicación y campañas pedagógicas, la autoridad ambiental del Distrito trabajará de la mano con las secretarías de Educación y Cultura, Recreación y Deporte, así como con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), para acompañar a las demás entidades en el desarrollo de este objetivo.

Aquellas que se destaquen por su compromiso recibirán como incentivo un galardón, cuyas condiciones las establecerá la Secretaría de Ambiente.

La Conejera es uno de los 15 humedales reconocidos de la Bogotá.
Al no biodegradarse, este tipo de residuos se descompone en pequeñas partes que muchas veces van a parar a ríos, quebradas, lagunas o humedales, amenazando con acabar la vida que albergan. - Foto: Nicolás Acevedo Ortiz

Proteger el medio ambiente, sin embargo, es responsabilidad de todos. Es por eso que el objetivo es lograr que esta iniciativa motive a organizaciones públicas, regionales o nacionales, empresas y ciudadanos a disminuir el uso de este tipo de elementos o, mejor aún, reemplazarlos por otros biodegradables.

Los hidrocarburos fósiles son responsables de gran parte de la producción del plástico, una fuente de energía no renovable que, además, genera emisiones de gases de efecto invernadero. Al no biodegradarse, este tipo de residuos se descompone en pequeñas partes que muchas veces van a parar a ríos, quebradas, lagunas u otros ecosistemas, amenazando con acabar la vida que albergan. Así mismo, pueden taponar las redes de alcantarillado cuando no se hace una correcta disposición de ellos.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), al año se producen cerca de 400 millones de toneladas de plástico. Si se continúa al ritmo actual, en 2050 este material podría ser el responsable del 20 % del consumo mundial de petróleo

¿Cuáles son los plásticos de un solo uso?

Los plásticos de un solo uso no tienen propiedades que les permitan ser usados más de una vez antes de desecharse. Bolsas, envases de alimentos, pitillos, botellas, mezcladores, vasos, platos, cubiertos, rollos de película y bombas de inflar son algunos de los elementos contenidos en el Acuerdo Distrital 808 del 2021, que se reglamenta en el decreto mencionado.