Empresas de domicilios trabajan para reducir su impacto medioambiental.
Las empresas que trabajan en la prestación de servicios de domicilio desarrollan estrategias para reducir su impacto ambiental. Foto: Cortesía empresas. - Foto: iFood, Mensajeros Urbanos y Domicilios.com

logística

Así trabajan las app de domicilios para mitigar su impacto al medioambiente

Mensajeros Urbanos, iFood y Domicilios.com adelantan diferentes estrategias tendientes a reducir la generación de emisiones de carbono y minimizar el impacto por el uso de productos plásticos.

La contaminación atmosférica y ambiental es una de las mayores problemáticas a las que se enfrenta el mundo por cuenta de la actividades del hombre, entre ellas la industria y el transporte.

En Colombia el sector automotor supera los 16 millones de vehículos y de esta cifra el 59 % corresponde a motocicletas, muchas de ellas utilizadas para prestar el servicio de mensajería y domicilios. Los automotores, tanto carros como motos, generan una importante cantidad de emisiones contaminantes, como el CO2, que no solo inciden en la calidad del aire que impacta la salud de los ciudadanos, sino que aportan al calentamiento global.

De igual forma, en la actividad de entrega de productos a los domicilios se genera un alto uso de plástico, producto que causa graves afectaciones al medio ambiente. Según datos de Greenpeace, en promedio cada colombiano consume 24 kilos de plástico al año.

Si se analizan estas cifras, cada ciudadano habrá generado casi dos toneladas de residuos plásticos al final de sus 75 años de expectativa de vida. La única solución para disminuir de manera importante la contaminación en nuestro país es reducir la producción de plástico y no solo reciclarlo.

Mensajeros Urbanos
La compañía Mensajeros Urbanos implementa diversas estrategias para reducir sus emisiones y el uso de plástico. - Foto: Mensajeros Urbanos

Es por lo que surge la necesidad de implementar medidas para contrarrestar los daños colaterales ocasionados por diferentes industrias como la de transporte aplicado en logística de última milla; como, promover la movilidad activa, el transporte público, la introducción de vehículos como las bicicletas, el uso de bonos de carbono, inteligencia artificial para reducir los trayectos y bodegas que manejan materiales reciclables.

Esta logística es considerada una etapa costosa, compleja y contaminante debido a los recursos utilizados para la entrega; sin embargo, es esencial para que las empresas puedan completar sus procesos logísticos.

Recursos logísticos de cero emisiones

Por esta razón, varias compañías trabajan con el fin de mitigar esos impactos. Mensajeros Urbanos, plataforma tecnológica de logística de última milla, por ejemplo, trabaja en aras de ser una empresa sostenible y ambiental; por lo que alrededor del 35 % de sus recursos logísticos son cero emisión de gases.

Su algoritmo inteligente ayuda a minimizar distancias, ya que optimiza las rutas, lo que se traduce en trayectos más cortos y menor generación de CO2.

La empresa trabaja para aumentar la vinculación y el número de entregas en recursos de cero o baja emisión de CO2, para lo que adelanta campañas de adquisición masiva de estos recursos.

De igual forma, avanza en la implementación de tecnología e Inteligencia Artificial, lo que le permite determinar qué tipo de recurso es el más apropiado para llevar los productos. Otro aspecto es la eliminación de plásticos, pues la empresa cuenta con bodegas que están dotadas con implementos reciclables (lonas, cartón y madera) eliminando así el uso de plásticos.

Por último realiza inversión en bonos de carbono con el fin de contrarrestar la contaminación con el apoyo a proyectos ambientales como la reforestación de la Amazonia.

Otro caso es el de Domicilios.com, que trabaja en un plan de acción y medición de sus emisiones de residuos para reducir la huella de carbono.

Domicilios.com
La compañía Domicilios.com trabaja para lograr la neutralidad en carbono. - Foto: Domicilios.com

“Después de un arduo y disciplinado trabajo nos enorgullece compartir que a partir de enero de este año, seguimos trabajando en acciones que ubiquen nuestra operación en Colombia como neutra de carbono”, manifestó Felipe Ossa, managing director de la compañía.

Precisó que esta certificación de compensación la obtienen a través de las operaciones logísticas, los empaques y otros artículos de los markets, el consumo energético de sus oficinas, y el impacto individual del traslado a las oficinas de sus equipos.

Fomento de nuevas prácticas

Para Ossa, las acciones que nacen desde el sector privado son vitales para la preservación del ecosistema y el fomento de nuevas prácticas. “Somos nosotros quienes debemos apostar por opciones sostenibles para que el consumidor pueda aprovecharlas y finalmente crear consciencia. Estamos en constante trabajo incitando a nuestros aliados y restaurantes a evolucionar a empaques biodegradables y reutilizables que reduzcan la huella de carbono en nuestra operación”, dijo.

Por su parte, la empresa iFood ha venido avanzando en Brasil sobre el compromiso de protección y cuidado del ambiente y por ello recientemente anunciaron un ambicioso plan de impacto ambiental, que incluye reducir el uso de plástico y trabajar para lograr la neutralidad de carbono.

Domiciliario de iFood
La compañía iFood trabaja en un programa de buenas prácticas ambientales en Brasil, que espera pronto trasladar a Colombia. - Foto: Cortesía de iFood

“Aunque estas iniciativas por ahora están siendo ejecutadas en ese país, estamos analizando cómo adoptar pronto todas estas buenas prácticas en gestión empresarial, tecnología e innovación social con enfoque ambiental en Colombia”, manifestó Gustavo Díaz, gerente de Relaciones Públicas y Asuntos Públicos de la compañía.

Admitió que con la pandemia se resaltaron responsabilidades que estaban pendientes por atender. Ahora, para las nuevas compañías del sector de tecnología, es un imperativo usar sus herramientas y potencial de innovación para promover soluciones transformadoras que minimicen los impactos socioambientales de su operación.