medioambiente

Fondos de agua se alían y trabajarán con 100 familias para proteger el páramo de Guerrero

A través del programa MiPáramo los fondos Agua Somos y la Alianza BioCuenca trabajarán de la mano de las comunidades de cinco municipios.


Con el propósito de proteger los ecosistemas del Páramo de Guerrero, dos fondos de agua tomaron la decisión de aliarse a través del programa MiPáramo y de la mano de las comunidades llevar a cabo acciones de conservación.

Los fondos Agua Somos y Alianza BioCuenca se unieron con el fin de intercambiar experiencias y conocimientos para la consolidación y fortalecimiento institucional, teniendo en cuenta que MiPáramo se ha implementado en los departamentos de Santander y Norte de Santander, un área en la que se ha logrado la conservación de más de 6.000 hectáreas, se ha beneficiado a más de 1.200 familias y sembrado más de 260.000 árboles, específicamente en el páramo de Santurbán.

Esta alianza está enmarcada en el desarrollo de miPáramo Guerrero, una iniciativa que tiene como objetivo proteger este ecosistema, ubicado al norte del departamento de Cundinamarca. El programa trabajará de la mano de las comunidades locales para el desarrollo de actividades de conservación, restauración y apoyo a la producción sostenible.

El Páramo de Guerrero se encuentra ubicado entre los 3.200 y los 3.780 metros sobre el nivel mar, tiene una extensión superior a 43.000 hectáreas, impacta a 16 municipios y beneficia a más de 2,4 millones de personas. Es considerada una de las principales zonas productoras de papa y leche no solo de la región, sino del país. Estos productos y sus derivados se distribuyen a municipios cercanos y a ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Cali y en general a todo el territorio nacional.

Páramo de Guerrero
Páramo de Guerrero. - Foto: Más Media

El objetivo de esta unión de fuerzas es trabajar con el programa miPáramo tal como lo han venido haciendo en Santurbán desde hace más de cinco años, dijo Andrea Yañez, gerente del Fondo de Agua Alianza BioCuenca.

Red de fondos de agua

En el país existe la Red de Fondos de Agua – Capítulo Colombia desde 2019, la cual se encuentra conformada por fondos que trabajan para apoyar al mejoramiento de la seguridad hídrica para las ciudades de Medellín, Popayán, Manizales, Cúcuta, Bucaramanga, Bogotá, Cali, y Cartagena. Esta Red cuenta con el respaldo de la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua, de la que forman parte el Banco Interamericano de Desarrollo, la Fundación Femsa, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, la Iniciativa Internacional del Clima y The Nature Conservancy.

Actualmente, el liderazgo de esta red está a cargo de Andrea Yáñez, gerente del Fondo de Agua Alianza BioCuenca, quien se ha concentrado en trabajar por el desarrollo sostenible de las comunidades que se dedican al cuidado del agua.

El gerente del Fondo de Agua – Agua Somos, Jhon Navarro, hizo una invitación a la comunidad de los municipios de Subachoque, Tausa, Cogua, Zipaquirá y Tabio, así como a las diferentes empresas e instituciones de Cundinamarca, a que se unan a esta gran iniciativa que será de gran importancia para propender por el mejoramiento de la seguridad hídrica en estos territorios, logrando así contar en el futuro con “agua para todos”.

Páramo de Guerrero
En el páramo de Guerrero nacen fuentes hídrica que abastecen un importante porcentaje de población de Bogotá. - Foto: Más Media

Ecosistema de páramos

Se estima que en este lugar hay más de 370 especies de flora, que se distribuyen en unidades de páramo, subpáramo, bosque altoandino, matorrales y rastrojos. En el lugar también habitan aves, mamíferos, anfibios y de reptiles. Hay más de 20 especies con algún grado de amenaza, siendo las aves las más vulnerables.

Se trata de un ecosistema que está amenazado por los asentamientos humanos y el desarrollo de actividades agropecuarias, así como la minería. Este panorama muestra la necesidad de adoptar medidas y estrategias de conservación que permitan proteger la gran biodiversidad del lugar, pues la fragmentación de ecosistemas y la pérdida acelerada de la cobertura vegetal es evidente, convirtiendo el páramo en un territorio vulnerable al cambio climático y con graves impactos ambientales.

El páramo de Guerrero es clave en la generación hídrica de la región, pues allí nacen varias subcuencas que abastecen al río Bogotá y que a su vez aportan alrededor del 15 % del agua que se consume en la capital. de igual forma surte a varios acueductos veredales y municipales que suministran agua a las familias que habitan en el páramo y a otras de municipios cercanos.