Tendencias
En nuevo POT propone más de 300 hectáreas de cuerpos hídricos adicionales, así como protección a Cerros Orientales y ecosistemas de montaña.
En nuevo POT propone más de 300 hectáreas de cuerpos hídricos adicionales, así como protección a Cerros Orientales y ecosistemas de montaña. - Foto: SDA

grupo río bogotá

La CAR y la Secretaría de Ambiente concertaron en tiempo récord asuntos ambientales claves para el nuevo POT de la capital

Entre otras cosas, el nuevo plan garantiza la protección del río Bogotá y el cumplimiento de la sentencia, además de incluir la construcción de 32 corredores ambientales y la ampliación de la Estructura Ecológica Principal de la ciudad.

El pasado 3 de mayo, la Alcaldía de Bogotá, en cabeza de la alcaldesa Claudia López, presentó la propuesta del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para la capital. Luego de esto, las autoridades ambientales presentes en el Distrito debían empezar la concertación ambiental para revisar los temas ambientales claves que debían estar presentes en el documento.

Así las cosas, entre mayo y junio, los equipos tanto de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), autoridad ambiental de lo urbano, como de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), autoridad presente en lo rural, llevaron a cabo el trabajo de concertación ambiental para garantizar que el nuevo POT haga de Bogotá ecoeficiente, biodiversa y reverdecida.

En la cuenca del río Bogotá habitan 542 especies de animales y hay 169 especies de plantas registradas.
El POT garantiza la protección del río Bogotá a través de la ronda hidráulica, el parque lineal y una red de parques para lograr su conectividad con elementos de importancia ambiental del Distrito. - Foto: Nicolás Acevedo Ortiz

En tiempo récord, ambas entidades presentaron el resultado de este trabajo riguroso y firmaron el acta de concertación ambiental. En el encuentro participaron la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia; el director de la CAR, Luis Fernando Sanabria; la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y la secretaria de Planeación, Mercedes Jaramillo.

Todas las partes coincidieron en que este POT es verde, con una mirada clara frente a las necesidades y oportunidades ambientales de la ciudad, además de ver los recursos naturales, no como un obstáculo, sino una oportunidad para el desarrollo.

“Este POT es un homenaje al hermoso paisaje bogotano, a esta sabana que es tan única y particular, sobre todo que es nuestra casa y la queremos más verde. Es un homenaje a todas aquellas cuidadoras y cuidadores del medioambiente que han luchado tantos años por resolver conflictos ambientales y de alguna manera conciliar y armonizar el desarrollo urbano con el medioambiente”, comentó Mercedes Jaramillo, secretaria de Planeación de Bogotá.

La secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, aseguró que el POT hace realidad una visión ecosistémica del territorio.
La secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, aseguró que el POT hace realidad una visión ecosistémica del territorio. - Foto: SDA

A su vez, la secretaria Carolina Urrutia expuso los puntos ambientales más relevantes dentro de este plan y la importancia de hacer uno sincero que, en lugar de arrojar los problemas hacia el futuro, es un POT que les da nombre y propone soluciones viables.

“Es un POT que hace realidad una visión ecosistémica del territorio. Integra las áreas del sistema nacional de áreas protegidas, las áreas regionales y las distritales, y les otorga el nivel de protección que requieren. Además, les da claridad de las reglas del juego con usos muy precisos”, expuso Urrutia.

A su vez, expresó que esta propuesta, entre otras cosas, amplía la Estructura Ecológica Principal en un 30 %; completa un círculo de áreas protegidas, lo cual es clave para enfrentar el cambio climático; integra el arbolado al urbanismo para no verlo como un obstáculo a la hora de intervenir en la ciudad. Incluso, agregó que “Bogotá tendrá un árbol nuevo por cada 4 habitantes de la ciudad”.

El nuevo POT de Bogotá garantiza la protección de la reserva Thomas Van der Hammen.

También resaltó el enfoque en la economía circular de este POT, con el fin de generar espacios que garanticen la correcta separación y aprovechamiento de los residuos.

Las zonas por un mejor aire y la dinamización de los suelos con pasivos ambientales también fueron dos puntos claves que nombró la secretaria.

Por su lado, el director de la CAR, Luis Fernando Sanabria, resaltó que este plan es clave para el renacer de la ciudad. “Si uno quisiera resumirlo en una frase, este es un POT verde. Desde ahí, lo técnico va a prevalecer”, agregó.

Así mismo, Sanabria reafirmó el compromiso de la Corporación con la protección del medioambiente, sin dejar de lado el desarrollo capitalino. “Propendemos porque el desarrollo del Distrito Capital se cumpla en armonía con la protección de los recursos naturales y se garantice la Estructura Ecológica Regional, en pro de lograr la sostenibilidad ambiental en todo el territorio”, aseguró el director.

Lo que viene ahora es la presentación de esta propuesta ante el Consejo Territorial de Planeación, con el fin de ultimar detalles para su presentación final ante el Concejo de Bogotá en septiembre.

Luis Fernando Sanabria, destacó el compromiso del equipo técnico que tuvo a cargo la revisión del POT para lograr la concertación de esta propuesta en tiempo récord.
Luis Fernando Sanabria, destacó el compromiso del equipo técnico que tuvo a cargo la revisión del POT para lograr la concertación de esta propuesta en tiempo récord. - Foto: SDA

“El próximo lunes radicaremos en el Consejo Territorial de Planeación la nueva versión del POT. Nueva, porque incorpora ajustes sugeridos por la CAR, la SDA, la ciudadanía y las comunidades a lo largo de los meses y, fruto del mes que tendremos de debates con ellos, seguro surgirán nuevos ajustes y mejoras para incluir previo a la radicación en septiembre ante el Consejo”, afirmó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

¿Cuáles son algunos de los puntos ambientales del POT?

Las autoridades ambientales concuerdan en que esta propuesta de POT es una de las más ambientales de los últimos años.

En cuanto al río Bogotá, fue clave revisar la consolidación de la Estructura Ecológica Principal de Bogotá y su conexión con la Estructura Ecológica Regional, pues esto permitirá cumplir la sentencia del Consejo de Estado, emitida en 2014, con respecto a la protección y recuperación del río Bogotá.

La Conejera es uno de los 15 humedales reconocidos de la Bogotá.
La propuesta incluye un aumento de 65 hectáreas en las reservas distritales de humedal, incluyendo dos nuevas. - Foto: Nicolás Acevedo Ortiz

Particularmente, se garantiza la protección del afluente a través de la ronda hidráulica, el parque lineal y una red de parques para lograr su conectividad con elementos de importancia ambiental del Distrito.

De igual forma, el nuevo POT propone más de 300 hectáreas de cuerpos hídricos adicionales; protección a Cerros Orientales y ecosistemas de montaña; aumento en 65 hectáreas de las reservas distritales de humedal, incluyendo dos nuevas que son el Hyntiba, ubicado en la localidad de Fontibón, y Tingua Azul, que cobija a las localidades de Kennedy, Bosa y Ciudad Bolívar.

También incluye la construcción de 32 corredores verdes, la generación de más espacio en parques existentes y nuevos, así como la protección de la reserva Thomas Van der Hammen.