tecnología

Así se podrá evitar que la actividad de WhatsApp sea controlada

Gestionar la privacidad en la app es importante.


WhatsApp es una aplicación que facilita la comunicación entre dos o un grupo de personas, aunque algunas acaban abusando de sus características, como la última hora de conexión o la actualización de estado. Esto da lugar a situaciones incómodas o incluso de acoso, lo cual ha sido un motivo de preocupación para la compañía, que intenta revertir con sus cambios más recientes.

La aplicación de mensajería, recientemente, introdujo nuevos controles de privacidad que les permiten a los usuarios ajustarlos de manera conveniente para proteger su información en características, como la última conexión, la información y la foto de perfil o el estado.

La compañía ya permite, tanto en Android como en iOS, gestionar el nivel de privacidad de estas cuatro características. Así, el usuario puede decidir que estén abiertas a ‘Todos’, de tal forma que todos los usuarios de la app puedan ver dicha información, o a ‘Nadie’, impidiendo que puedan verse por completo.

Entre estas, hay dos opciones más: por un lado, ‘Mis contactos’, que hace que solo los contactos guardados en la agenda puedan ver la información de la hora de última vez que se ha contactado el usuario, su foto de perfil, la sección de información y las actualizaciones de estado. Por otro, ‘Mis contactos, excepto’, que excluye determinados contactos guardados de la posibilidad de acceder a dicha información.

Cualquiera que sea la opción preferida, se pueden encontrar dentro de los ‘Ajustes’, en el apartado de ‘Privacidad’, donde solo habrá que meterse en cada característica para establecer el nivel de privacidad deseado.

No obstante, cabe anotar que cuando el usuario está conectado, otros usuarios podrán seguir viendo si está ‘en línea’ o ‘escribiendo’ un mensaje en ese momento, una característica que no cuenta con controles de privacidad.

Por otra parte, las confirmaciones de lectura, los conocidos como tics azules por ponerse de este color cuando el receptor ha recibido el mensaje y abierto el chat para leerlo, también cuentan con opciones de privacidad.

En concreto, en el mismo apartado de Privacidad, dentro de los ‘Ajustes’, es posible marcar o desmarcar las confirmaciones de lectura. La compañía advierte que en caso de deshabilitarlas, las demás personas no podrán ver los tics azules, pero el propio usuario tampoco verá los de las otras personas.

Con estos ajustes es posible evitar situaciones en las que una persona insiste en que se le debe responder un mensaje porque notó que el receptor se ha conectado y no se le escribió de vuelta, o cuando alguien monitoriza las veces que las personas se conectan a WhatsApp, por citar un par de ejemplos.

Editar mensajes en WhatsApp

WhatsApp anunció que está trabajando en poner en marcha la posibilidad de que una persona pueda corregir textos, incluso si se han enviado.

De momento, solo es posible eliminar los mensajes hasta la hora siguiente a su envío, de manera que los receptores que no los han leído no puedan acceder a ellos. También se pueden eliminar si una persona quiere que ya no aparezcan en su pantalla.

Ante la solicitud de millones de usuarios, los desarrolladores de ese sistema de mensajería avanzan en su implementación y aunque la fecha de la entrada en operación no está determinada, si se trata de una buena noticia.

Otras compañías que prestan el mismo servicio, como el caso de Telegram, ya ofrecen esa posibilidad y algunos analistas consideran que tendrán similar función, es decir, que una persona debe mantener pulsado el mensaje que queramos editar para que, a continuación, se pueda elegir la opción correspondiente en el menú que aparezca en la pantalla.

*Con información de Europa Press.