Metaverso
Metaverso - Foto: Getty Images/iStockphoto

tecnología

El metaverso y los NFT, la forma de hacer negocios del futuro

En Colombia, en el año 2021, salió el primer contrato minero del mundo acuñado como NFT a través de la Agencia Nacional de Minería.

El término metaverso es un concepto que, aunque fue creado desde 1992 por el escritor Neal Stephenson en la novela Snow Crash, se popularizó en 2021 con el anuncio del cambio de nombre de Facebook a Meta, y la apuesta de la compañía por desarrollar tecnologías para la realización de un nuevo universo.

En los últimos 20 años “la expansión tecnológica ha sido enorme, dentro del índice bursátil de las empresas más grandes de Estados Unidos, que se conoce como el S&P 500, el sector de tecnología y comunicaciones representa el 40 % de las empresas”, manifestó a SEMANA Claudia Aparicio, Managing Partner de SingularityU Colombia.

En Latinoamérica las empresas más grandes “son tradicionales, pero nosotros estimamos que en los próximos 5 años las startups van a empezar a puntear”, agregó la experta.

Así las cosas, el internet y las tecnologías avanzadas que acompañan el concepto de metaverso o mundos virtuales, como se conoce, hoy en día van más allá, pues se busca focalizarse en experiencias o desarrollos digitales avanzados para integrar todos los conceptos que envuelve la Web 3.0 y su propósito inmersivo.

Para Pedro Londoño, de Propiedad Intelectual de Baker McKenzie, “como el internet en su momento, las experiencias metaversales han llegado para quedarse y ser usadas en todas las industrias, desde el entretenimiento hasta la banca, como una extensión del mundo real que busca experiencias más sensoriales e inmersivas al usuario”.

Entre estas experiencias digitales avanzadas, están los coleccionables digitales o NFT (Non-Fungible Tokens, por su sigla en inglés) que encuentran múltiples usos tanto en la industria del entretenimiento y del arte como en otros espacios corporativos tradicionales.

Criptomonedas: El mundo de los NFT llega a Latinoamérica con su primera galería
Crypto Virtual Museo y Metaverso- internet NFT / Getty - Foto: Getty Images/iStockphoto

Es así como hoy en día se ve que estos token son usados como mecanismos de autenticidad y de trazabilidad de producto. Al ser tokens no fungibles, es decir no intercambiables, los NFT generan escasez, pues no es posible tener dos iguales.

La tecnología ha llegado para aplicarse en todas las industrias, independientemente de los servicios que presten o productos que comercialicen. Por ejemplo, en el país, en el año 2021, salió el primer contrato minero del mundo acuñado como NFT a través de la Agencia Nacional de Minería.

Hay una aplicación amplia en diferentes industrias y es el momento para que las marcas aprovechen estos espacios. En este sentido, es importante entender cómo se pueden empezar a proteger de cara a estas nuevas tecnologías. Por lo que hay que asegurarse de hacer las actualizaciones correspondientes al registro de las marcas ante las autoridades competentes de cada país.

Al estar en el ecosistema digital, podría ser un tanto complejo protegerlos, porque “el hecho de que una obra creativa esté disponible en internet, no significa que su uso esté permitido. A las obras digitales (o físicas) hay que protegerlas mediante los registros oficiales o sellos digitales de tiempo, o incluso registros con tecnología blockchain”, afirmó a SEMANA Ezequiel Canle, operations manager de Ola Guild Games y abogado experto en propiedad intelectual e innovación.

David Rojas, graduado de la Escuela de Negocios de Harvard en Inversiones Alternativas y director ejecutivo de Blue Castle Ventures LTD, destacó que el problema con los NFT “es que son incluso más gaseosas que las criptomonedas. Hubo una investigación reciente en la que se descubrió este problema. Y la mayoría de los NFT producidos están hechos por inteligencia artificial, por lo que no son reales y sus resultados tampoco”.