Lo que debe tener en cuenta si no quiere ser víctima de ransomware.
Lo que debe tener en cuenta si no quiere ser víctima de ransomware. - Foto: Getty Images/iStockphoto

tecnología

Ojo: usando archivos PDF y Word están robando datos por internet

Este método no le permite a los usuarios entrar al sistema operativo y archivos personales.

Para nadie es un secreto que una de las formas más comunes para robar los datos de las personas es a través de mensajes falsos, donde se hacen pasar por entidades oficiales, mandando enlaces no oficiales. A esta modalidad se le conoce como phishing.

No obstante, en las últimas semanas, varias personas se han quejado de otra modalidad de robo de datos, la cual se conoce como ransomware, que se trata de un virus informático que les impide a los usuarios acceder al sistema operativo, así como de archivos personales, razón por la cual le exigen a los usuarios un pago para volver a tener ingreso.

De igual manera, este tipo de virus bloquea por completo la pantalla del ordenador, solicitando una cuota de pago, ya que supuestamente el usuario ha realizado actividades ilegales.

Asimismo, este tipo de virus puede afectar el ordenador de diferentes formas. Por ejemplo, con ‘Malspam’, los cuales son mensajes no solicitados y que se utilizan para enviar malware a través de correo electrónicos. Además, este tipo de mensajes pueden incluir PDF o documentos de Word, los cuales pueden traer enlaces maliciosos.

Otra de las versiones de este virus es el scareware, el cual incluye programas de seguridad falsos y ofertas falsas de soporte técnico. Asimismo, el usuario podría recibir mensajes emergentes que informan supuestos ‘malware’ y que la única forma para liberarse de ellos es a través de un método de pago.

Estafas virtuales más comunes en Colombia

Así como se establece el número de personas que denuncian estos delitos, también se ha evidenciado el tipo de estafa o la modalidad más común para hacer actos delictivos a través de internet; y es que en Colombia se ha evidenciado que la población suele caer en tres modalidades: phishing, vishing, smishing.

Smishing o mensaje de texto (SMS)

Hola, por ser cliente fiel de nuestro banco, has sido elegido como el afortunado ganador de un carro 0 km. Para reclamarlo, solo debes ingresar los datos en el siguiente link...”, muchos colombianos ha recibido mensajes como este; y al dar clic la estafa se hace efectiva. Esta modalidad es conocida como: Smishing.

Los delincuentes suelen enviar mensajes de texto haciéndose pasar por bancos, empresas, comercios, etc. Donde adjuntan un enlace que al darle clic podrán tener acceso a una gran variedad de información personal almacenada en el dispositivo.

Últimamente, la modalidad más común, es haciéndose pasar por empresas como Amazon, MercadoLibre y Facebook; también en el cuerpo del mensaje prometen trabajos con ingresos superiores a $200.000 pesos diarios o premios, a los que el usuario puede acceder presionando un link fraudulento o contactando a un número de WhatsApp.

Phishing o correo electrónico

Esta modalidad es similar a la anterior, pero en vez de SMS la trampa es enviada por correo electrónico. Aquí los criminales suelen suplantar la identidad de entidades gubernamentales o financieras, así como de empresas de pagos en línea.

Los delincuentes envían correos electrónicos con la excusa de “actualizar sus datos”, esto con el fin de obtener datos privados con la que pueden acceder a información financiera y así adueñarse de su dinero y productos financieros.

En el cuerpo del correo le informan al usuario sobre un presunto problema con sus cuentas bancarias. El preocupado ingresa a un link fraudulento y ahí se consolida el fraude.

Vishing de bancos

Este tipo de estafas suelen realizarse a través de llamadas telefónicas. Los criminales suelen llamar a sus víctimas haciéndose pasar por asesores de bancos o ejecutivos. Por medio de esta suplantación de identidad, logran ganarse la confianza de las personas.

Posteriormente, solicitan información como los últimos 4 números y los dígitos de seguridad, y así consiguen apoderarse del producto.