tecnología

SpaceX pone en órbita otros 60 satélites del programa de internet global Starlink

Se espera que el proyecto logre la cobertura global el próximo año.


SpaceX, compañía tecnológica liderada por el multimillonario Elon Musk, lanzó este jueves 60 satélites adicionales de su constelación Starlink mediante el despegue de su cohete Falcon 9, en el marco de un proyecto que busca ofrecer acceso a Internet desde el espacio a nivel global en 2022.

La operación se llevó a cabo desde el Complejo de Lanzamiento del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, con lo que la compañía de Musk ya acumula siete lanzamientos similares durante el presente año, sumado a los más de 15 lanzamientos que se llevaron a cabo el año pasado.

“Falcon 9 es el primer cohete reutilizable de clase orbital del mundo. La reutilización permite que SpaceX vuelva a utilizar las partes más caras del cohete, lo que a su vez reduce el costo del acceso al espacio”, asegura la compañía en su sitio web.

Aunque el lanzamiento estaba inicialmente programado para el pasado lunes 9 de marzo, sufrió un retraso de un par de días por cuenta de algunas pruebas que tenían pendientes los expertos de SpaceX para asegurar una operación exitosa.

Si bien el proyecto Starlink actualmente se encuentra en una fase de prueba beta y ha comenzado a prestar su servicio solamente en territorios como el norte de Estados Unidos y Canadá, el objetivo es que logre una cobertura casi global en el transcurso de 2021 y una cobertura total el próximo año.

(Foto Getty)
(Foto Getty) - Foto: Crédito: GettyImages/DigitalVision/YagiStudio

“Confirmado el despliegue de 60 satélites Starlink”, aseguró este jueves la compañía estadounidense a través de una publicación en su cuenta de Twitter en la que transmitió los primeros 27 segundos del lanzamiento desde Cabo Cañaveral, además de otros videos más cortos relacionados con la misma operación.

SpaceX había informado recientemente que ya ha enviado más de 1.000 de su conjunto inicial de 1.400 satélites Starlink, una cantidad suficiente para que el proyecto de internet global acelere su consolidación y comience a implementar su servicio de Internet, al menos inicialmente en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, según información revelada por CNBC.

La compañía también ha asegurado que ya tiene subsidiarias adicionales registradas en más países, entre los que se encuentra España, con el objetivo de acelerar su plan de expansión y acceso al servicio beta lo largo de 2021.

Con estos nuevos 60 satélites se prevé que se logre pronto una megaconstelación integrada por miles de satélites, ubicados cerca del planeta en una región del espacio llamada órbita terrestre baja. Elon Musk, quien también lidera otras reconocidas compañías como Tesla y Solar City, ha estimado que el servicio de Starlink podría generar hasta US$30.000 millones al año.

Hasta el momento se conoce que los usuarios en tierra podrán conectarse a la red a través del uso de una pequeña terminal que no es más grande que una computadora portátil.

¿Qué velocidades de internet ofrecerá?

Elon Musk confirmó recientemente que la velocidad se duplicará a 300 Mbps y la latencia bajará a 20 milisegundos a finales de este año, además de explicar que la cobertura global del proyecto se logrará en el año 2022.

“La mayor parte de la Tierra para fin de este año (2021), todo para el próximo año. Es importante anotar que los celulares siempre tendrán la ventaja en áreas urbanas densas. Los satélites son mejores para áreas de densidad de población baja a media”, concluyó Musk a través de su cuenta de Twitter.

Consejos de Elon Musk para emprendedores
En 2020, Elon Musk entró a la lista de los pocos centibillonarios del mundo, pues su fortuna actual es superior a los US$100.000 millones. (Photo by Win McNamee/Getty Images) - Foto: Getty Images

La ingeniera de SpaceX, Jessie Anderson, aseguró hace algunas semanas que el servicio se enfocará en territorios rurales en los que la conexión a Internet de fibra o cable no ha llegado o llega de manera insuficiente.

El kit de instalación para poner en marcha la beta pública del programa requiere un terminal de usuario, un router wifi y una antena que permita conectarse a la red de satélites. El costo del servicio es de US$99, mientras que el kit de instalación ronda los US$499.