El consumo diario de agua con limón tiene beneficios para la salud, pero se deben tener en cuenta ciertos efectos que produce.
El consumo diario de agua con limón tiene beneficios para la salud, pero se deben tener en cuenta ciertos efectos que produce. - Foto: Getty Images

vida moderna

Agua con limón: ¿quiénes no deberían consumirla, según los médicos?

Aunque el limón trae grandes propiedades al organismo, en exceso puede ser perjudicial.

El limón es una fruta comestible de sabor ácido y extremadamente fragante. El alto contenido en agua, fibra, potasio y vitamina C del limón ofrece beneficios al sistema inmunológico y también al sistema circulatorio, por lo que el limón es muy recomendado para muchos usos de la medicina.

Además, un estudio realizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afirma que el consumo del jugo de limón se relaciona con la hipertensión, el cual también es el principal factor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

El limón es una fruta muy volátil que es posible utilizar en diferentes preparaciones. Una de las más conocidas es la famosa agua de limón, la cual, tiene grandes propiedades para el organismo. Entre ellas están:

  • Ayuda a mantener el organismo hidratado: la mayoría de las personas consume menos de la cantidad de agua requerida por día. El hábito de beber agua con limón puede ayudar a empezar con mayor facilidad a incorporar este hábito. Además, el limón ayuda a eliminar toxinas.
  • Mejora la digestión: el ácido del limón ayuda a romper el alimento, así como a mantener la acidez en el estómago, ayudando al correcto procesamiento de la comida.
  • Disminuye los niveles de colesterol: el colesterol LDL que se acumula y se adhiere a las paredes de las arterias puede causar enfermedades cardiovasculares. Según un artículo de Cardiovascular Drug Reviews la naringenina del limón previene la acumulación de placa en las arterias.
  • Ayuda a bajar de peso: el ácido cítrico del limón tiene propiedades adelgazantes. Los frutos de la misma familia, como naranja y mandarina, también llevan este ácido. Pero el limón es el campeón. Y esta sustancia no es poca. El ácido cítrico tiene acción astringente, actúa como un detergente que disuelve las toxinas y grasas.
  • Mejora la circulación: según un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, los cítricos cuentan con una sustancia llamada hesperidina que ayuda a la producción de ácido nítrico. Este compuesto actúa como vasodilatador, es decir, que relaja las paredes de las arterias y facilita la circulación de la sangre.

A pesar de lo anterior, esta bebida también posee contraindicaciones para algunas personas. La revista UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, listó una serie de personas que no deberían consumir esta bebida sin consultar a un médico.

1. Las personas que padecen gastritis podrían agravarla y convertirla en úlcera y acidez estomacal si toman de esta agua con frecuencia.

2. Quienes padecen anemia o tienen déficit de algún mineral, deben evitar el consumo de agua con limón.

3. Aquellas personas que sufren de úlceras estomacales deben evitar la bebida para evitar que se agrave la afección.

4. Cuando se tienen heridas en la boca o en la lengua, lo mejor es evitar el agua con limón para evitar fuertes dolores.

5. No se recomienda tampoco para las mujeres que tienen síntomas fuertes durante el periodo de menstruación.

6. Quienes padecen artritis reumática, artríticas u otros problemas de los huesos como la osteoporosis.

7. El limón podría empeorar los daños en el esmalte dental, por lo que quienes poseen tienen sensibilidad dental o dientes débiles, deben evitarlo.

8. Los síntomas de inflamación de uretra o próstata pueden verse afectados o incrementados si se consume agua con limón frecuentemente.

Cabe resaltar que el organismo de cada persona es diferente, por lo que es necesario consultar al médico los problemas y beneficios que podría traer el agua con limón para cada individuo, dependiendo las comorbilidades que pueda poseer.