Tendencias
- Foto: cocina semana

vida moderna

¿Qué pasa si se come limón todos los días?

Este fruto se caracteriza por su sabor ácido.

En la alimentación diaria es fundamental contar con todos los nutrientes esenciales para el organismo, como las proteínas, las vitaminas y los minerales. Algunos alimentos, como las frutas, tienen una composición nutritiva destacable que las hacen un ingrediente idóneo en las comidas de todos los días.

El limón, una fruta cuyo origen se remonta a Asia, es reconocido por sus múltiples propiedades para el organismo, ya que cuenta con componentes que le otorgan una acción antioxidante, anticancerígena y depurativa.

Además de ser famoso por sus usos medicinales, el limón también es considerado un aliado para los tratamientos de belleza, como remedios caseros y mascarillas.

Existe una gran variedad de limones, las cuales se diferencian por el grosor de su piel, su tamaño y color. Uno de los más consumidos en Colombia es el limón tahití, que se caracteriza por tener una corteza de color verde.

De acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, el limón es una fuente rica en vitamina C, un nutriente reconocido por sus múltiples beneficios para la salud. Además, en su composición aparecen menores cantidades de otras vitaminas y minerales, como la vitamina A, el calcio, el magnesio y el fósforo.

Igualmente, contiene ácidos orgánicos, tales como ácido cítrico, ácido málico (en menores cantidades), acético y fórmico. Asimismo, tienen compuestos fenólicos como los ácidos cafeico y ferúlico, los cuales se destacan por su poder antioxidante.

Aquí, una receta de bebida con limón y sandía:

¿Se deben comer todos los días?

Sin duda, el limón es uno de los frutos más versátiles en la cocina y se destaca por sus propiedades para el bienestar del cuerpo. De hecho, según Mejor con Salud, el limón era popular desde la antigüedad por ser un buen digestivo y facilitar la purificación de la sangre.

Gracias a sus múltiples beneficios, es uno de los alimentos que se recomienda incluir en la alimentación diaria. Vale recalcar que la recomendación principal antes de realizar un cambio drástico en la dieta es consultar con el médico de cabecera para evaluar la conveniencia de estos ajustes, de acuerdo con cada caso particular.

Beneficios de comer limón todos los días

Una de las propiedades del limón es que, debido a su contenido alto en vitamina C, estimula la producción de colágeno, así como la reparación y crecimiento de las células, los tejidos, vasos sanguíneos y huesos.

Además, esta fruta contribuye al correcto funcionamiento de los procesos del organismo, como la digestión y la eliminación de toxinas. Con su ingesta frecuente se favorece también la función hepática y la producción de bilis.

Hierbabuena y limón
Además, esta fruta contribuye al correcto funcionamiento de los procesos del organismo, como la digestión y la eliminación de toxinas. Con su ingesta frecuente se favorece también la función hepática y la producción de bilis. - Foto: Getty Images

Según el portal Cuerpo Mente, otra de las características que han estudiado los investigadores es el limoneno, el compuesto encargado de darle olor a las frutas cítricas, que se afirma puede ayudar a mitigar el riesgo de sufrir afecciones degenerativas como la hipertensión, los infartos y algunas clases de cáncer.

Tal vez una de las propiedades más reconocidas del limón es su capacidad para combatir las bacterias en el organismo y mejorar las defensas, por lo es utilizado para tratar y prevenir la gripe, el catarro y otras infecciones respiratorias.

El limón no solo es usado por sus fines medicinales, sino que también se destaca como un aliado para mantener limpia la piel y contrarrestar los signos del envejecimiento, gracias a su aporte de vitamina C y otros nutrientes caracterizados por su acción antioxidante.

¿Cómo consumirlo?

Hay una gran variedad de formas en las que se puede incluir el limón en la dieta. Algunos aconsejan tomar su zumo diluido en agua durante las mañanas, para favorecer los procesos depurativos del cuerpo. También, puede integrarse en diversas recetas sencillas como las ensaladas.

A modo de tratamiento, el limón puede utilizarse diluido en agua o mezclado con otros ingredientes para elaborar mascarillas para aclarar la piel o reducir la apariencia de las manchas.