vida moderna

Agua de jengibre para regular el azúcar, el colesterol y perder peso: así se puede tomar

El jengibre es una raíz con más de 21 antioxidantes.


El jengibre podría catalogarse como una de las especias que más beneficios aporta a la salud. Y es que no es para menos, sus virtudes van desde ser una gran aliada para perder peso, como un ingrediente clave a la hora de nivelar el colesterol y el azúcar.

En concreto, las propiedades de ingredientes como el jengibre pueden mejorar la circulación de la sangre por las arterias y reducir el colesterol del tipo LDL.

Según estudios, el jengibre es una raíz que tiene más de 21 antioxidantes que pueden impedir la peroxidación lipídica. Este mecanismo reduce de forma significativa los niveles de colesterol bueno. Por eso, al ingerirlo de manera regular, se impide que el hígado sintetice el colesterol malo proveniente de los alimentos.

Además, contiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y compuestos bioactivos que ayudan a inhibir el aumento de peso, a mejorar la metabolización de los nutrientes, a favorecer la eliminación de las grasas a través de las heces y a mejorar la digestión, según el portal Tua Saúde.

El jengibre tiene propiedades medicinales, entre ellas perder peso y bajar los niveles de azúcar en la sangre. Foto: GettyImages.
El jengibre puede ayudar a tratar los problemas de salud causados por la diabetes crónica. Foto: GettyImages. - Foto: Foto GettyImages.

La revista Metabolismo publicó un estudio en 2012 en el que demuestra que el jengibre es capaz de contribuir a la sensación de saciedad en el cuerpo. Igualmente, tiene propiedades que ayudan a desintoxicar el organismo y a combatir la retención de líquidos, debido a su efecto diurético.

Por si fuera poco, un estudio encontró que, en las personas con diabetes, el jengibre mejoraba el azúcar en sangre en ayunas. Estos y otros hallazgos prometen que puede tratar los problemas de salud causados por la diabetes crónica, según el magazín especializado en salud, Healthline.

Jengibre con limón

El limón contiene también fibra y otras vitaminas y minerales que, contribuyen a la limpieza de los vasos sanguíneos, impidiendo que el colesterol se “pegue” en las paredes de las arterias, según el portal Mejor con Salud.

Expertos de la Fundación Española de la Nutrición, señalan que el limón también es una fuente de vitamina C, ácidos orgánicos y flavonoides.

Ingredientes

  • 1 limón.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de jengibre rallado (12 g).
  • Opcional: miel (1 cucharadita, 5 g), canela (en rama o en polvo).

Preparación

  • Pelar el jengibre y rallarlo.
  • Exprimir el limón y reservar el zumo un momento.
  • Llevar todo a la licuadora y añadir el vaso de agua.
  • Procesar hasta homogeneizar.
  • Servir y beber con moderación.
  • En caso de que se desee, añadirle miel con moderación.

Té de jengibre con piña

La combinación de estos dos alimentos poderosos puede ser la fusión perfecta para realizar una infusión que contribuya a la reducción del abdomen.

Preparación:

  • Hervir agua.
  • Añadir la cáscara de piña, la canela y el jengibre y dejar hervir 10 minutos.
  • Colar la infusión y dejar enfriar.
  • Beber la infusión de jengibre y piña, y disfrutar de todos sus beneficios.

Té de jengibre con menta

Ingredientes

  • 3 zanahorias medianas sin cáscara.
  • 1 cucharada de jengibre.
  • 2 ramos de menta.
  • 1 vaso de agua.
  • 1 cucharada de miel.

Modo de preparación

  • Licuar todos los ingredientes, colar y endulzar con miel. Guardar este jarabe en un recipiente oscuro bien cerrado y tomar una cucharada, como mínimo tres veces al día, entre las comidas.

Limonada de jengibre, pepino y menta

Se le puede añadir un toque de jengibre, pepino y menta para darle un gusto distinto y convertirla en una bebida veraniega adelgazante.

Ingredientes

  • 2 limones.
  • 1 litro de agua.
  • 10 hojas de menta.
  • 8 rodajas de pepino con cáscara.
  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g).

Preparación

  • Lavar y desinfecta bien todos los ingredientes.
  • Cortar los limones en rodajas.
  • Introducir todo en una jarra y verter por encima el litro de agua.
  • Dejar reposar varias horas (o toda una noche) y consumir con moderación.