Tendencias
Dolor de espalda
El teletrabajo es una de las modalidades laborales más comunes actualmente. Si no se mantiene una postura correcta, aumenta el riesgo de sufrir afecciones en diferentes partes del cuerpo. - Foto: Getty Images

salud

Algunos malos hábitos que pueden ocasionar dolores por mala postura

Una mala postura provoca a largo plazo malestares y afecciones en la salud.

La postura es la forma como el cuerpo se sostiene. De acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, hay dos tipos. La postura dinámica, que sostiene el cuerpo cuando está en movimiento, y la estática, la cual se refiere cuando no está realizando una acción.

Tener una buena postura beneficia la salud de las personas. Esto permite mantener los huesos y las articulaciones correctamente alineados, disminuyendo el desgaste anormal de la superficie de estas partes. “Una buena postura también ayuda a prevenir la distensión muscular, trastornos por esfuerzo excesivo y dolor de espalda y muscular”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

En la cotidianidad, las personas suelen tener algunos malos hábitos que contribuyen a provocar dolores. El portal Agote Quiropráctica explica cuáles son estas posturas incorrectas.

Estar sentado inclinado hacia adelante

Este mal hábito es uno de los más comunes, especialmente en las personas que trabajan desde el hogar en su computador. En esta postura, la columna está una mala posición pues se mantiene torcida. Esto provoca una cifosis en la columna torácica, redondeando los hombros y mirando hacia abajo. Según explica el sitio web, “cuando mantenemos esta posición durante horas, día tras día, provocamos pérdida de flexibilidad en la musculatura flexora de la cadera, ya que estos músculos no cambian de postura mientras sigamos sentados. Además, la musculatura extensora de la espalda, tan importante para mantenernos en posición erguida, pierde fuerza y la columna se colapsa hacia delante”.

Mirar hacia abajo para usar el celular

El celular es uno de los dispositivos que más se utiliza diariamente. Una de los malos hábitos relacionados con la postura es mirar hacia abajo la pantalla de este aparato, forzando el cuello hacia abajo también.

Cargar peso en un solo lado

En la cotidianidad suele llevarse un bolso a los diferentes lugares donde uno se moviliza. Generalmente se suele colgar en un mismo hombro. Esto es perjudicial ya que puede ocasionar desequilibrios posturales, los cuales pueden trasladarse del brazo a otras zonas del cuerpo, provocando dolor, explica el portal.

Monotonía

Realizar las mismas actividades, empleando los mismos músculos, no es bueno para la salud, debido a que por falta de uso se disminuyen las capacidades motoras. Se deben realizar diferentes acciones diariamente, involucrando diferentes músculos.

Postura correcta de pie

La entidad sin ánimo de lucro explica algunos consejos para tener en cuenta al momento de estar de pie:

  • Mantenerse derecho y estirado con los hombros hacia atrás.
  • Mantener la cabeza bien nivelada y alineada con el cuerpo.
  • Contraer el abdomen.
  • Mantener los pies separados a la misma distancia que hay entre los hombros.
  • No bloquear las rodillas.
  • Apoyar el peso principalmente en la parte delantera de la planta de los pies.
  • Permitir que las manos cuelguen a los lados de manera natural.

Postura correcta para sentarse

  • Es importante ajustar la silla de forma que los pies descansen planos sobre el suelo o en el reposapiés de la silla.
  • Mantener las rodillas al nivel de las caderas o por debajo de ellas. No se recomienda cruzar las piernas. Los tobillos deben estar más adelantados que las rodillas.
  • Se debe ajustar la silla para que sostenga bien la espalda. En caso de que no lo haga correctamente, se puede poner una toalla o almohada detrás de la zona lumbar.
  • La pantalla del computador o de otro aparato electrónico debe estar a la altura de los ojos o en una distancia muy pequeña por debajo de la vista.
  • Mantener la cabeza y el cuello alineados con el torso.
  • Relajar los hombros y mantener los antebrazos paralelamente al suelo.