Tendencias
Saber escoger los alimentos es crucial para la buena salud.
La alimentación es clave para manetner controlada la presión arterial. - Foto: Getty Images

salud

Alimentos prohibidos si se tiene la presión arterial alta

La hipertensión puede causar enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal y problemas en los ojos.

La presión arterial es la fuerza que el corazón ejerce sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo. La presión máxima se obtiene en cada contracción de este órgano y la mínima, con cada relajación, explica la Fundación Española del Corazón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que cuando esa tensión es demasiado elevada se considera que la persona presenta una afección llamada hipertensión, la cual si se deja sin tratamiento puede llevar a muchas afecciones médicas. Estas incluyen enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, problemas en los ojos y otros problemas de salud.

De la tensión arterial se dan dos valores: el primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late, mientras que el segundo, la diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando este órgano se relaja entre un latido y otro, asegura la OMS.

Existen algunos factores de riesgo que son modificables para controlar los niveles de presión y entre ellos figuran las dietas malsanas como el consumo excesivo de sal, dietas ricas en grasas saturadas y grasas trans e ingesta insuficiente de frutas y verduras; el consumo de tabaco y alcohol y el sobrepeso o la obesidad.

También existen causas o motivos para que se genere este padecimiento que no se pueden cambiar como los antecedentes familiares de hipertensión, la edad superior a los 65 años y la concurrencia de otras enfermedades, como diabetes o nefropatías.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), asegura que la hipertensión es prevenible o puede ser pospuesta a través de un grupo de intervenciones preventivas, entre las que se destacan la disminución del consumo de sal, una dieta rica en frutas y verduras, el ejercicio físico y el mantenimiento de un peso corporal saludable.

Lo que se debe evitar

Dado que la alimentación es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando una persona tiene elevada su tensión, hay alimentos que son recomendados y otros que no por contribuir a empeorar la condición. Los productos que debe evitar una persona hipertensa son los siguientes.

Sal añadida: Cuando se tiene la presión arterial alta se debe evitar poner sal a las comidas o reducirla, porque el sodio es uno de los peores enemigos. Lo recomendado por los expertos es darles sabor a los alimentos con especias.

Alimentos ultraporcesados: Las personas con hipertensión no debería consumir productos ultraprocesados ya sean empaquetados o enlatados, indica una publicación del portal Mejor con Salud. Si bien hay comidas que indican que son bajas en sal, pueden seguir siendo una fuente de sodio producto de conservantes o saborizantes.

Bebidas con cafeína: Esta sustancia puede contribuir a elevar la presión sanguínea. Por tanto, su consumo diario es un aliado de la hipertensión. La recomendación es ingerir de manera moderada este tipo de bebidas y, en lo posible evitarlas.

Carne roja: Según información del portal Medical News Today, este alimento puede elevar la presión arterial. Es posible que el proceso de metabolización en el organismo libere compuestos que la elevan. Aquí se incluye carne de res, cordero, cerdo, ternera y cabro. Es necesario limitar al máximo estos alimentos y elegir los cortes más magros.

Alcohol: Beber demasiado alcohol tampoco es bueno, según la Asociación Americana del Corazón (AHA). El consumo excesivo de este tipo de bebidas también tiende a ser un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardíaca. La AHA aconseja que los hombres limiten el alcohol a no más de dos bebidas al día, y las mujeres a una.

Grasas saturadas: Un paciente con presión arterial alta debe limitar el consumo de grasas saturadas que se encuentran en alimentos tales como: postres, carnes procesadas; aceites, incluidos el aceite de coco y los aceites de palma y los productos de leche entera, como la nata, el yogur, la crema fresca y el queso.

Condimentos: “Una persona con presión arterial alta no necesita evitar todos los condimentos. Sin embargo, es importante comprobar la etiqueta, ya que algunos productos pueden contener altas cantidades de azúcar o sodio”, precisa Medical News Today. En el listado de condimentos que pueden contener altas cantidades de sal o azúcar están la salsa de tomate, salsa de chili, de soya y los aderezos para ensalada.