vida moderna

Almendras: así se pueden consumir para potenciar la memoria y cerebro

Los frutos secos figuran dentro de la lista de alimentos recomendables para una dieta saludable, según la OMS.


De acuerdo con el Código Alimentario Español (CAE), los frutos secos incluyen menos del 50 % de agua y poseen un bajo contenido de hidratos de carbono. No obstante, agrega que son especialmente ricos en proteínas y grasas.

Dentro de sus características destaca el poseer minerales de fácil absorción, como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio. Por otra parte, tienen un contenido escaso de vitaminas, con excepción de la vitamina A.

La Fundación Española del Corazón agrega que los frutos secos poseen cantidades variables de tiamina, riboflavina y niacina, son ricos en fibra insoluble, vitaminas E y B1, contienen también fitoesteroles y otros componentes fitoquímicos. Así mismo, menciona que algunos frutos secos, como las nueces, han demostrado ser capaces de disminuir las enfermedades del corazón, ayudando a mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud sitúa a los frutos secos, junto con las frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, dentro del listado de alimentos recomendables para una dieta saludable.

“Las grasas no saturadas (presentes en pescados, aguacates, frutos secos y en los aceites de girasol, soja, canola y oliva) son preferibles a las grasas saturadas (presentes en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la nata, el queso, la mantequilla clarificada y la manteca de cerdo)”, destaca la OMS en su página web.

Beneficios de las almendras para la salud

Uno de los frutos secos más populares es la almendra. De acuerdo con el portal especializado Mejor con salud, por sí solo, comer un puñado de almendras al día no hace que la salud se mantenga óptima en todo momento. Sin embargo, sí se configura como un hábito con el potencial para ayudar a las personas a mantener una dieta más saludable.

En ese sentido, explica que elegir un puñado de almendras naturales en lugar de una bolsa de fritos o golosinas es mucho más beneficioso para la salud, pues se reduce ampliamente el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad. Por supuesto, es importante complementar con otros hábitos de vida saludable, como la actividad física y el descanso adecuado.

El portal citado agrega que, al remojar las almendras, es posible eliminar con mayor facilidad la cáscara marrón que las recubre y que, a su vez, actúa como inhibidora de las enzimas naturales de la propia almendra. De igual manera, cita la creencia popular sobre cómo ingerir cinco almendras al día puede:

  • Potenciar la memoria.
  • Mejorar la salud de la piel.
  • Mantener un peso saludable.
  • Facilitar el proceso de digestión.
  • Obtener cierta cantidad de nutrientes como: vitamina E, el zinc, el calcio, el magnesio y también los ácidos grasos esenciales omega 3.

De hecho, de acuerdo con una investigación titulada Nueces y cerebro: Efectos de comer nueces en el cambio de las ondas cerebrales del electroencefalograma, desarrollada en la Universidad Loma Linda, Estados Unidos, el consumo de frutos secos, como nueces, almendras, pistachos y maní, estuvo asociado a un mejoramiento en los procesos cognitivos, en la memoria y en el estado de ánimo.

En línea con dicha investigación, otro estudio titulado Estado nutricional, organización de la red cerebral e inteligencia general, publicado en la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos, encontró que quienes consumían un puñado de almendras al día resolvían más acertadamente pruebas de memoria.

Mejor con salud anota que las almendras remojadas pueden ser un buen complemento para la dieta. Sin embargo, advierte que las personas no deben limitarse a consumirlas de esa forma. En consecuencia, sugiere implementar la variedad y optar por diferentes formas de consumir almendras, como al natural, en ensaladas o postres.