vida moderna

Alzheimer: ¿cuáles son las siete etapas de esta enfermedad?

Existe un patrón que la mayoría de las personas siguen a medida que avanza la patología.


El Alzheimer es una enfermedad progresiva, la cual se desarrolla lentamente y empeora de manera gradual, por lo general, a lo largo de un periodo de varios años. Esta afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, la personalidad y la resolución de problemas.

Ahora bien, no todas las personas experimentan los mismos síntomas y la enfermedad puede progresar a un ritmo diferente, si existe un patrón que la mayoría de las personas sigue a medida que avanza la enfermedad.

Ausencia de demencia

En las primeras etapas, se considera que la persona no padece de demencia, debido a que los síntomas se asocian, constantemente, con el envejecimiento típico y, por lo general, pasan inadvertidos para los médicos o familiares.

Primera etapa: Ausencia de deterioro

En la primera etapa, una persona con enfermedad de Alzheimer no presenta deterioro de la memoria, no evidencia síntomas de demencia. En esta etapa, la enfermedad de Alzheimer no puede detectarse.

Etapa dos: deterioro cognitivo muy leve

En esta etapa, las personas que padezcan la enfermedad, comienzan a experimentar la falta de memoria típica relacionada con el envejecimiento. Este tipo de síntomas pueden ser pasados por alto por médicos o familiares.

Etapa tres: deterioro cognitivo leve

En esta etapa las personas experimentan una mayor falta de memoria, así como dificultad leve para concentrarse. De igual manera, pueden provocar una reducción en el desempeño laboral.

Asimismo, pueden experimentar una reducción en el desempeño de las tareas domésticas habituales, como la limpieza o el pago de facturas.

En ese sentido, la duración de la etapa tres, según estudios, está aproximadamente siete años antes de la aparición de demencia.

Demencia en etapa inicial

En la etapa cuatro, se considera que una persona padece demencia en etapa inicial o también llamada Alzheimer precoz, la cual hace referencia a la aparición de síntomas clínicos antes de los años de edad.

Etapa cuatro: deterioro cognitivo moderado

En esta etapa las personas experimentarán una mayor falta de memoria, además se olvidará de hechos recientes y serias dificultades para concentrarse. También puede tener dificultades para realizar tareas complejas u organizar y expresar ideas.

En esta etapa, un especialista médico puede identificar el deterioro cognitivo con facilidad mediante un examen y una entrevista con el paciente. Esta etapa dura alrededor de dos años.

Demencia en etapa intermedia

Esta etapa marca el inicio de la demencia en etapa intermedia, la cual continúa hasta la etapa seis.

Etapa cinco: deterioro cognitivo moderado a grave

Los principales déficits de memoria se presentan al comienzo de la etapa cinco y las personas que atraviesan esa etapa de la enfermedad pueden necesitar ayuda en las necesidades de la vida diaria, como bañarse, vestirse y preparar comidas.

Asimismo, los déficits de memoria en esta etapa son graves, ya se vuelve más constante la pérdida de memoria, las cuales afectan su vida cotidiana. Es frecuente que no logren identificar dónde se encuentren o qué hora del día es. Esta etapa dura alrededor de un año y medio.

Etapa seis: deterioro cognitivo grave

La etapa seis marca el inicio de un periodo en el que una persona requiere ayuda considerable para llevar a cabo las actividades diarias. Lo más seguro es que no recuerde los hechos recientes o el nombre de personas cercanas y familiares.

Además, las personas en etapa seis también comenzar a experimentar incontinencia de la vejiga y los intestinos. También, presentan deterioro en la capacidad de habla.

De igual manera, pueden sufrir de delirios, ansiedad o agitación. Esta etapa puede durar entre dos a dos y medio.

Demencia en etapa terminal

La séptima y última etapa comprende la última etapa final, denominada etapa terminal.

Etapa siete: deterioro cognitivo muy grave

En esta etapa, la mayoría de las personas habrán perdido su capacidad para hablar o comunicarse y necesitan ayudan en sus actividades diarias, como lo son ir al baño, comer, bañarse, entre otros.

De igual forma, pierden capacidades psicomotrices, es decir, no poder caminar o requieren ayuda para desplazarse. Esta etapa también tiene una duración promedio de dos años y medio.