salud

Ardor en el estómago: ¿Cómo combatir la acidez de manera natural?

Los síntomas de esta afección incluyen, entre otros: un dolor ardiente en el pecho, que generalmente ocurre después de comer, malestar que empeora al acostarse o un sabor amargo en la boca.


El ardor en el estómago es un dolor que se presenta con molestias en el pecho, justo detrás del esternón. Esta afección suele empeorar luego de comer, por la noche, o cuando la persona está acostada o inclinada, según indica el instituto de investigación clínica Mayo Clinic.

Cuando este ardor, al que también se le denomina acidez estomacal, es ocasional, no es causa de preocupación. La mayoría de las personas pueden controlar la molestia con cambios en el estilo de vida y medicamentos de venta libre.

Sin embargo, cuando este padecimiento es más frecuente o interfiere con la rutina diaria puede ser síntoma de un trastorno más serio que requiera de atención médica, dicen los expertos.

Los síntomas del ardor en el estómago incluyen, entre otros: un dolor ardiente en el pecho que generalmente ocurre después de comer y puede presentarse por la noche, un dolor que empeora al acostarse o agacharse o un sabor amargo o ácido en la boca.

Según Mayo Clinic, es importante buscar ayuda médica si la persona siente dolores intensos o presión en el pecho, en especial en combinación con otros signos como dolor en el brazo o en el hueso maxilar, o dificultad para respirar. El dolor en el pecho puede ser un síntoma de un ataque cardíaco.

De igual forma, se debe prestar atención si la acidez estomacal se produce más de dos veces por semana, si los síntomas persisten a pesar del uso de medicamentos de venta libre, si se tiene dificultad para tragar, náuseas o vómitos persistentes o si se pierde de peso por falta de apetito o dificultad para tragar.

Existen varias opciones de remedios caseros que pueden ayudar a aliviar el malestar. El bicarbonato de sodio, es uno de ellos.

Según el portal de bienestar y salud Tua Saúde, cuando está diluido en agua, tiene un efecto alcalinizante en el tubo digestivo, neutralizando de forma rápida el ácido del estómago y aliviando temporalmente el malestar causado por la acidez. Puede utilizarse durante un máximo de dos semanas.

Para preparar el remedio se requiere de media cucharadita de bicarbonato de sodio y 10 mililitros de agua. Se mezclan los ingredientes y se toma esta bebida lentamente en pequeños sorbos. Su uso no debe sobrepasar tres cucharaditas al día, según la mencionada fuente.

Té de hinojo

Esta bebida posee anetol, estragol y alcanfor en su composición, con acción antiespasmódica, antiinflamatoria, analgésica y digestiva, las cuales ayudan a aliviar la inflamación estomacal, disminuyendo la sensación de ardor en la garganta, y contribuyen al vaciamiento del estómago.

Para preparar este té se necesita una cucharada de semillas de hinojo y una taza de agua hirviendo. Se añaden las semillas al agua, se tapa y se deja reposar de 10 a 15 minutos. Se cuela y se bebe. Puede consumirse de dos a tres tazas al día, 20 minutos antes de las comidas. Otra opción de preparación es usar las bolsitas de té de hinojo. Este remedio casero no debe ser ingerido por mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

Jugo de pera

Este jugo es rico en sustancias antiinflamatorias, como los flavonoides, que ayudan a combatir la inflamación del estómago, además de ser abundante en fibras y agua, que mejoran la salud digestiva y ayudan a diluir el ácido estomacal y a aliviar el malestar y el ardor causados por la acidez.

Se necesita de dos peras maduras, tres gotas de limón y un vaso de agua. Se licúa la fruta con el agua y de inmediato se agregan unas gotas de limón para que el jugo no se oscurezca. Lo ideal es consumir esta bebida dos veces día, o cuando surjan los síntomas de acidez o ardor estomacal, precisa Tua Saúde. Además de la pera, existen otras frutas que pueden ser utilizadas para preparar otros jugos como, por ejemplo, el banano, la manzana roja y el melón.

Recomendaciones

El portal Cuerpo Mente indica que adicional a recurrir a remedios caseros, también ayuda mantener algunos hábitos para digerir mejor.

Por ejemplo, usar jengibre fresco para aliñar verduras y legumbres, poner lecitina de soya en las comidas ricas en grasas, masticar 20 veces cada bocado, preferir las cocciones al vapor, los hervidos y los salteados frente a las frituras. Es importante comer las cantidades necesarias, sin excederse. Lo ideal es no llenar el estómago por completo.

El medio especializado Medical News Today indica que también es clave evitar ciertos alimentos que pueden ser desencadenantes o empeorar los síntomas como es el caso de los lácteos, gluten, cafeína, alcohol, alimentos grasos, chocolate, cítricos y productos solanáceos, como la berenjena, pimiento y tomates.