alimentación

Azúcar alta: el fruto seco que ayuda a regularla de manera natural

Este fruto seco cuenta con ácidos grasos omega 3 de origen vegetal, siendo vital para el control de la diabetes tipo 2.


Los frutos secos son una buena fuente de proteína, debido a que son ricos en grasas, fibra y magnesio, así como un índice glucémico bajo, lo que significa que reduce los riesgos de padecer diabetes tipo dos.

Diferentes estudios realizados, han indicado que una ingesta de dos raciones de nueces a la semana se puede asociar a una reducción del 21% del riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Asimismo, la dieta y el estilo de vida son claves en la lucha contra la diabetes; eso se debe al tipo de grasa que se consume y la cantidad de grasa que se llegue a ingerir.

Las nueces se diferencian de la mayoría de frutos secos, ya que se componen de ácidos grasos poliinsaturados, que se habían asociado a la reducción de la resistencia a la insulina y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Además, las nueces son el único fruto seco con una cantidad significativa de ácido alfa-linolénico, los ácidos grasos omega 3 de origen vegetal.

Las nueces son frutos secos que ayudan a reducir el colesterol. Foto: Getty images.
Las nueces son frutos secos que ayudan a reducir el colesterol. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1: Este tipo de diabetes es la menos común. Se puede presentar en cualquier edad, pero la suelen padecer, por lo general, niños, adolescentes o adultos jóvenes. Esta se caracteriza por una producción deficiente de insulina, el cuerpo no produce o produce en cantidades mínimas.
  • Diabetes tipo 2: Este tipo de diabetes es el más usual. Por lo general, se presenta en la edad adulta y en aquellos que padecen de sobrepeso; no obstante, en la actualidad se presenta cada vez más en los niños. En esta enfermedad el cuerpo es resistente a la insulina.
  • Diabetes gestacional: este tipo de diabetes aparece en el embarazo. Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten complicaciones en parto. Al tiempo que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en un futuro.

Las nueces también ayudan al corazón

Comer frutos secos como una parte de una dieta saludable puede ser una buena opción para el corazón, debido a que reduce los niveles de colesterol y triglicéridos de lipoproteína de baja densidad, los cuales juegan un papel importante en la acumulación de placas en las arterias.

Asimismo, disminuye los niveles de inflamación relacionados con la enfermedad cardíaca y reduce el riesgo de presentar coágulos sanguíneos, los cuales pueden derivar de un ataque cardíaco.

Otros beneficios de la nuez

El contenido de vitaminas y minerales de la nuez hacen que sea un fruto seco con varios beneficios para la salud, como los siguientes:

  • Reduce el colesterol, por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 de origen vegetal.
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y tener un corazón sano, debido a las grasas y minerales que contienen las nueces.
  • Cuida el cerebro, por sus propiedades nutricionales; asimismo, mejoran la capacidad neuronal del organismo.
  • Sus compuestos neuroprotectores ayudan a mejorar la función cognitiva y motriz del envejecimiento.
  • Regula el tránsito intestinal, gracias a su alto contenido en fibra.
  • Combate el estreñimiento.
  • Ayuda a controlar el apetito, evitará que se coma de más.
  • Mejora el estado de ánimo, pues aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo.
  • Ayuda a la relajación muscular, por su contenido en triptófano y la vitamina B6.
  • Ayuda a conciliar el sueño, incluso a combatir el insomnio.
  • Combate el daño en las células, posee altos niveles de polifenoles, los cuales son antioxidantes.
  • Potencia el sistema inmunológico, de manera que las nueces ayudan al cuerpo a protegerse de los agentes externos y a sentirse más sano.
  • Ayuda a relajar y flexibilizar las arterias, lo cual disminuye la presión arterial.
  • Fortalece los huesos, pues es una fuente de calcio, fósforo y potasio.