vida moderna

¿Qué beneficios tiene el consumo de frutos secos?

Comer frutos secos regularmente reduce el riesgo de cáncer, diabetes, infecciones y enfermedades cardiovasculares y respiratorias.


En general, los frutos secos son una buena fuente de proteína. Contienen entre el 10 y el 26 %, pero además, se destacan poseer arginina, un aminoácido que da lugar a la formación del óxido nítrico, compuesto que favorece el buen tono muscular en la pared de las arterias y que disminuye el riesgo de hipertensión arterial, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Un estudio realizado por la Universidad de la Américas, México, señala que los frutos secos son buenos gracias a su contenido de ácido fólico y también de Lisina (otro aminoácido), que previene los problemas vasculares.

Además, tienen la posibilidad de prevenir ciertas enfermedades como la obesidad, cardiopatía, diabetes tipo II y aquellas relacionadas con la ingesta deficitaria de macronutrientes, fitonutrientes y oligoelementos.

Las nueces son frutos secos que ayudan a reducir el colesterol. Foto: Getty images.
Las nueces son ricas en ácido alfalinolénico, eficaz para reducir el colesterol y la tensión. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

En su composición natural, ofrecen un 50 % de agua, pocos hidratos de carbono, pero mucho fósforo, proteínas, oligoelementos y omega-3.

El aporte de minerales, además, es notable, especialmente de magnesio, cobre, potasio y selenio, este último es abundante en las nueces.

Por su parte, las almendras destacan por su contenido en calcio, que las convierte en un alimento alternativo a los productos lácteos: 60 g de almendras proporcionan 150 mg de calcio (como un vaso de leche), y aportan el doble de proteínas que un yogur, según el portal Cuerpo y Mente.

¿Cuántas calorías tienen?

Su abundancia en grasas hace que su valor calórico sea elevado. 100 gramos aportan las siguientes kilocalorías:

  • Almendra: 575 kcal.
  • Cacahuete: 571 kcal.
  • Pistacho: 557 kcal.
  • Anacardo: 550 kcal.
  • Castaña: 213 kcal.
  • Nuez de macadamia: 718 kcal.
  • Nuez: 650 kcal.
  • Piñón: 629 kcal.
  • Avellana: 628 kcal.

Sin embargo, su aporte no es exagerado, ya que en una dieta equilibrada se consumen en cantidades moderadas.

La ración recomendada habitualmente es “un puñado”, lo que traduce a unos 30 gramos sin cáscara.

Frutos secos para cada problema de salud

Nueces contra el colesterol

  • Contiene omega-3, rico en ácido alfa-linolénico y eficaz para reducir el colesterol y la tensión.
  • Se recomienda usarlas en ensaladas y postres.

Almendras para la energía

  • Ideales antes y después de hacer deporte. Ayudan a recuperarse tras el esfuerzo, según varios estudios.
  • Se recomienda consumirlas en crudo y entre comidas.

Cacahuete para el cerebro

  • Un estudio publicado en Journal of Nutrition, afirma que el cacahuate reduce el riesgo de ictus.
  • Se recomienda añadirlos a una preparación con plátano, uvas y manzana.

Propiedades de los frutos secos

Protegen el corazón

Estreñimiento

  • Debido a su gran cantidad de fibras, evita la aparición de enfermedades intestinales y previene el estreñimiento.

Previene la osteoporosis

  • Refuerzan los huesos, favorecen el crecimiento y previenen la osteoporosis, según el portal Mejor con Salud.
  • Además, son aliados para los casos de artritis. Esto gracias a su contenido de omega-3.

Menopausia

  • Son fuente de fitoestrógenos, que reducen los efectos de la menopausia en las mujeres y ayuda a evitar los sofocos característicos de esta etapa.