vida moderna

Barba: estos son los factores que impiden su crecimiento

Usar los productos inadecuados de cuidado facial puede ser una de las causas por las que el vello tarda en crecer.


Todos los hombres al menos una vez en la vida han deseado tener una barba poblada y que luzca saludable, pues es un símbolo de masculinidad y seguridad. Sin embargo, este es un propósito que no siempre se logra.

La barba culmina su desarrollo más o menos a los 21 años y su densidad depende en gran medida de las hormonas. Si la barba está menos tupida en ciertos puntos es porque ahí el cuerpo produce menores niveles de testosterona, lo que causa patrones de crecimiento irregulares.

Aunque algunos hombres poseen una genética que les facilita el crecimiento de una barba tupida y estética, también existen quienes no están conformes con su nivel de vello facial, por lo que acuden a productos artificiales o remedios caseros para darle un ‘empujoncito’ al estilo con que sueñan.

Así mismo, según la revista UnComo del portal Mundodeportivo, existen algunos factores por los que es posible que no crezca la barba:

1. Genética: dependiendo el legado familiar, la barba puede que no crezca o que salga irregularmente. En algunos casos hereditarios no existen folículos pilosos, por lo que ningún remedio hará que crezca vello facial.

2. Remedios para la piel del rostro que, no obstante, impiden el crecimiento adecuado del vello: en ocasiones los productos caseros pueden ser perjudiciales para la piel si se usan en exceso. Uno de estos es el limón con azúcar para exfoliar la cara y eliminar el acné.

3. Problemas en los niveles o en la sensibilidad a la testosterona: esta hormona “tiene un papel clave en el cuerpo masculino para desarrollar los caracteres sexuales y otros secundarios, como el aumento de la masa muscular y ósea y, por supuesto, el crecimiento del vello corporal”, explica UnComo.

4. Productos de cuidado facial agresivos para el vello: existen algunos productos que no se consideran adecuados para la piel y afectan directamente a los poros del vello. Se deben evitar aquellos artículos realizado a base de alcohol o sustancias similares.

Son varias las recomendaciones que hacen expertos para mejorar las condiciones de la barba. Por ejemplo, mantener una alimentación saludable, dormir bien y bajarle al estrés pueden ayudar a lograr el objetivo.

La paciencia y el tiempo juegan un papel fundamental. El primer paso en la búsqueda de lograr una barba poblada y sana es evitar cortarla cuando sale desigual. Es importante dejar pasar al menos un mes antes de afeitarse para ver en qué dirección crece el vello y dónde pueden haber espacios vacíos.

Después de ese tiempo se puede ir cortando de manera ordenada, permitiendo que el vello siga creciendo. Es probable que con una barba más larga los parches que inicialmente aparecen se vuelvan invisibles.

Especialistas de Gillette indican que a la barba se le debe dar un cuidado similar al que se le brinda al cabello; es decir, que se lava, se acondiciona, se cepilla y adicionalmente se aplican algunos productos para dar brillo y fortalecer.

Lavar la cara en la mañana y en la noche con un jabón neutro para permitir que los poros respiren es una buena alternativa, pues si están tapados se impedirá el surgimiento del vello, generando incluso afectaciones en la piel.

También es recomendable aplicar un exfoliante dos veces por semana para remover las células muertas y promover el flujo sanguíneo que contribuye al crecimiento del vello facial. Aquí los hombres pueden inclinarse por un exfoliante natural o el de su preferencia.