vida moderna

Calendario astronómico de julio: Superluna de Ciervo y todos los eventos del mes

Los movimientos estelares son uno de los eventos que mayor atención tienen de los fanáticos de la astronomía. ¿Cuáles pasarán en julio?


De acuerdo con datos recopilados por Ecoosfera, desde mayo la conjunción de planetas ha estado activa y en junio se presentó su máximo esplendor. Sin embargo, julio llega para regalar vistas fenomenales en varias fechas.

Los eventos astronómicos de cada mes varían, National Geographic dice que pocos son los que se comparan con los que sucederán en julio.

Así las cosas, estos son los eventos astronómicos que sucederán en el espacio exterior durante julio 2022:

Superluna de Ciervo (miércoles 13 de julio)

En junio fue la Superluna de fresa y en julio se le llama como la Superluna de Ciervo porque con la llegada del verano, estos animales empiezan a tener cambios y uno de ellos es el crecimiento de nuevas astas. National Geographic consigna que también representa la temporada de caza exitosa.

Sin embargo, este evento también es conocido como la Superluna del Trueno, ya que así como hay regiones soleadas, otras tienen varias tormentas eléctricas.

Entre las estimaciones de los expertos, se espera que el satélite alcance su máximo punto el 13 de julio “la Luna estará en el perigeo ese día, su punto más cercano a la Tierra para esta órbita”, su tamaño se verá más grande y eso la hace especial, explica la Nasa.

Solsticio de Nueva York (jueves 14 de julio)

El Solsticio es cuando el Sol alcanza su máxima o menor altura respecto a la Tierra, y esto hace que se trate de un día más largo o más corto durante el año, consigna el blog Ecología hoy.

Así que el Sol apreciado desde Nueva York, durante el 14 de julio, puede que alcance una puesta espectacular al mostrar uno de sus máximos puntos para ser fotografiado. Debido a la inminente presencia del astro se le conoce como Manhattanhenge, que significa solsticio de la gran manzana.

Lluvia de estrellas delta Acuáridas (jueves 28 y viernes 29 de julio)

Ecoosfera detalla que la órbita del planeta azul cruzará con “reminiscencias dejadas a su paso por el cometa 96P Machholz”. De este modo, un enjambre de polvo cósmico se interpondrá en el camino de la Tierra y se acercará, por lo que dará fruto a una lluvia de meteoros llamada Delta Acuáridas.

La actividad de este fenómeno corre desde el 12 de julio y va hasta el 23 de agosto. Pero debido a las condiciones de posicionamiento, entre la noche del 28 y la madrugada del 29 de julio su visibilidad es más predominante al alcanzar una Tasa Horaria Cenital de 25 meteoros por hora.

Lluvia de estrellas Líridas
Las Delta Acuáridas siempre aparecen en el mes de julio, entre la tercera y cuarta semana del mes. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Luna nueva (jueves 28 de julio)

Luego de cada ciclo lunar, llega una fase en la que el cielo se oscurece con la Luna nueva. Esto pasa porque el satélite natural se ubica al lado de la Tierra y no refleja la luz del Sol, consigna National Geographic.

Por otro lado, antes de eso, la Luna entra en la fase de cuarto menguante el 20 de julio y se caracteriza por ser aquella en la que solo la mitad del disco lunar es visible desde la Tierra, precisa El Español.

Movimiento de la Luna

La Luna, al igual que la mayoría de los cuerpos del espacio, gira constantemente. Desde luego, este gira alrededor de un objeto mayor, como lo es la Tierra, donde la gravedad es la principal protagonista y se generan dos movimientos: uno de rotación y el otro de traslación, cada uno de estos tiene un comportamiento y características específicas, según el director editorial de Médicoplus, Pol Bertran.

  • Movimiento de traslación: la Luna gira alrededor de la Tierra así como esta gira alrededor del Sol. Lo hace a una velocidad constante de 1 km/s (la Tierra gira alrededor del Sol a 29,8 km/s), o lo que es lo mismo, 3.600 km/h. Esto hace que tarde exactamente 29 días, 12 horas y 44 minutos y 12 segundos en completar una órbita a la Tierra.
  • Movimiento de rotación: la Luna gira sobre su propio eje, igual que las personas. Lo único que cambia es la velocidad a la que lo hace, pues mientras el periodo de rotación de la Tierra es de 24 horas (un día), el de la Luna es de 27 días y siete horas; es decir, un “día” en la Luna son 27 días y medio.