Una de las causas del cabello esponjado es la deshidratación.
Cómo cuidar el cabello después de los 40. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

¿Cómo cuidar el cabello después de los 40, 50 y 60 años?

Una rutina capilar es importante para lucir un cabello sano.

Con el paso del tiempo el cabello puede verse afectado por diferentes factores que pueden dañarlo como la exposición solar, los tintes, decolorantes y el uso del secador y la plancha. Es importante acudir a un dermatólogo para recibir la asesoría profesional adecuada sobre los cuidados que necesita cada cabello.

El portal web Hola! señala algunos cuidados que se deben tener en cuenta para tener un cabello sano a partir de los 40 años. Eduardo Sánchez, experto en peluquería, le explicó a ese sitio web sobre la importancia de la nutrición capilar, a través de mascarillas y tratamientos revitalizantes. “A partir de los 40 años el color debería ser más claro, pues es cuando la piel comienza a mostrar líneas y signos de expresión. Suavizar los rasgos con reflejos y mechas más claros es un gran acierto”, recomienda.

En los 50, el experto señala que el frizz es uno de los problemas más comunes relacionados con la salud capilar. Adicionalmente, los tintes y las decoloraciones contribuyen a que el cabello pierda su brillo. Sobre esto el experto recomienda “realizar un tratamiento de colágeno una vez al mes. En una sola sesión devuelve al cabello su elasticidad, cuerpo, volumen y resistencia, devolviendo la ondulación, forma y brillo natural”.

Sobre los 60 años, las recomendaciones para el cabello están enfocadas en el fortalecimiento, pues se debilita progresivamente con el paso del tiempo. Es importante que al momento de elegir productos o tratamientos capilares se tengan en cuenta las necesidades del pelo, como lo son resequedad, brillo, etc.

Algunas personas recurren a diferentes opciones para cuidar su cabello: procedimientos estéticos, productos, tratamientos, champús especiales, tónicos, mascarillas comerciales o preparadas en casa, entre otros. Lo cierto es que antes de elegir cualquiera de estas alternativas se debe consultar a un profesional médico.

Cuidados para el cabello rizado

Elegir un champú adecuado

El lavado del cabello es paso más importante en la rutina capilar. Este paso ayuda a retirar el exceso de grasa, las células muertas y la acumulación de producto en el cuero cabelludo. Es vital escoger un champú que se adapte las necesidades del cabello rizado. De acuerdo con los expertos de Recamier, “utiliza el champú con mesura, ya que si no lo sabías, el cabello rizado tiende a ser muy seco, o secarse fácilmente. Por ello, lavarse el cabello en exceso con champú puede absorber su humedad natural”. Algunas personas cometen el error de aplicar el champú en todo el cabello. Cabe resaltar que este producto solo debe ser utilizado en el cuero cabelludo, ya que puede resecar las puntas.

Usar un buen acondicionador

El cabello rizado tiende a ser muy seco. Los expertos de Recamier destacan la importancia de utilizar un acondicionador que brinde hidratación y que contribuya a cerrar las cutículas.

Suavidad para manejar el cabello

Uno de los errores más frecuentes es utilizar una toalla y secar con mucha fuerza el cabello. Esto debe evitarse, debido a que contribuye a la generación de frizz y le brinda un aspecto poco agradable al pelo. Para secarlo, se recomienda utilizar una toalla de algodón y secar suavemente, presionando un poco. No se debe frotar el cabello.

Usar los dedos

Generalmente la herramienta que se utiliza para desenredar cualquier tipo de cabello es la peinilla. En el caso del cabello rizado los expertos destacan el uso de los dedos para desenredarlo. “Si empleas un cepillo de cerdas juntas, simplemente déjanos decirte algo: ¡prepárate para el frizz! Pero si es necesario emplear algo más que tus deseos para solucionar algún nudo, los peines de dientes anchos son la solución para ti”, explica Recamier.