vida moderna

Mascarilla de arroz: así ayuda al cabello contra el frizz, envejecimiento y a mantenerlo suave

Tanto para mujeres como hombres, lucir un cabello saludable es muy importante.


La mascarilla de arroz es fácil de preparar, económica y tiene muchos beneficios para el cabello como, por ejemplo, combatir el frizz, dejar el cabello más liso y suave, y actuar contra el envejecimiento capilar.

Por tal razón, el diario español Mundo Deportivo reveló, en su sección de belleza, que la mascarilla de arroz aporta ácido fólico, vitaminas B6 y C, minerales como el fósforo, el calcio, el selenio o el magnesio, entre otros.

No obstante, aunque no están comprobados científicamente los beneficios de la mascarilla de arroz, sí se ha pasado la receta de generación en generación con buenos resultados.

En consecuencia, el diario señaló que para prepararla se necesitan: 1 taza de agua, 1/2 cucharada de miel, 1 cucharada de leche y 3 cucharadas de arroz. En seguida, se debe cocer el arroz durante 3 minutos y escurrirlo, pero sin botar el agua. Posteriormente, hay que mezclar el arroz, la leche y la miel en un recipiente hasta formar una pasta homogénea.

Cabello tinturado
Cuidado del cabello - Foto: Getty Images/iStockphoto

Finalmente, se debe aplicar la mascarilla de medios a puntas durante 15 o 20 minutos y se retira con el agua de arroz que no se botó para que esta elimine los residuos e impurezas que quedan en el cabello,

Asimismo, esta mascarilla también se puede aplicar en las manchas, el acné y las arrugas y si se realiza una vez por semana se pueden ver resultados, pues esta mascarilla japonesa es ideal para nutrir, exfoliar e hidratar la piel.

Sobre la misma línea, otra recomendación para tener el cabello sano es cepillarlo todas las noches “entre 10 y 20 pasadas, dependiendo del grosor del pelo”, de acuerdo con Philip B, un experto del cabello en Hollywood, citado por Vogue. Esto ayuda a que se exfolie el cuero cabelludo, se eliminen restos de productos, se estimule la circulación sanguínea y, por ende, se promueva el crecimiento y el brillo del cabello.

Otro truco que ayuda a mantener la salud del cabello es cepillarlo también antes de lavarlo. Este método ayuda a que este no se enrede cuando está mojado, se deshagan nudos que podrían hacer difícil la penetración del champú y se facilite el posterior desenredado, teniendo en cuenta que cuando el cabello está mojado presenta mayor debilidad y, con ello, mayores posibilidades de que se quiebre.

De igual forma, para tener el cabello sano no hay que lavarlo tan seguido, ya que el agua y los productos de limpieza le quitan al cabello sus aceites naturales que lo ayudan a mantener la hidratación. En consecuencia, lavarlo cada dos o tres días es lo recomendable. Además, lo más aconsejable es utilizar agua tibia, que no supere los 36 ºC y acabar el lavado con agua fría, para cerrar y sellar las cutículas y conseguir así más brillo.

También es importante resaltar que el cuero cabelludo hay que lavarlo y mantenerlo limpio porque es la base del cabello, sobre la que crecerá sano y fuerte. Un cuero cabelludo sucio puede favorecer la caída y la pérdida de densidad y de volumen.

Asimismo, existen diferentes vitaminas que ayudan con el cuidado del cabello como la tiamina o la vitamina B1, la vitamina B2 o riboflavina, la vitamina B3 o niacina, la vitamina B5 o ácido pantoténico, la vitamina B6 o también conocida como piridoxina, la vitamina B7 o biotina, la vitamina B9 o ácido fólico o la B12 o cobalamina.

Otras recomendaciones que hace la marca Dove son la hidratación con líquidos, pues el cuerpo requiere constante hidratación y el consumo permanente de agua durante el día también beneficia al pelo, así como realizar masajes capilares con cierta frecuencia en el cuero cabelludo para activar la circulación sanguínea en esta área.

Finalmente, los expertos recomiendan evitar los tratamientos fuertes, como los rizadores calientes y las planchas para el cabello, pues estos aparatos deshidratan el pelo y lo adelgazan.