salud

¿Cómo eliminar con remedios naturales manchas amarillas en los dientes por fumar?

La ingesta de bebidas alcohólicas, bebidas oscuras y fumar son algunos factores que provocan las manchas en los dientes.


La boca es la puerta de entrada para las vías digestivas y respiratorias, y por eso la importancia de una buena higiene. Diferentes estudios han coincidido en que de la salud oral depende el buen desempeño de la salud en general de cada individuo.

La aparición de manchas en los dientes ocurre por diferentes motivos y se convierte en un problema estético que molesta a muchos. Sumado a esto, también es una alerta sobre el desgaste del esmalte, encargado de proteger los dientes.

Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, dijo a Cuídate Plus que “el esmalte dental es un tejido que prácticamente no tiene células. Está formado por minerales (hidroxiapatita) que se depositan de manera perfecta durante la etapa de formación, constituyendo un conjunto de prismas. Se trata del tejido más duro del organismo. La función principal del esmalte es la de protección”.

La aparición de las manchas en los dientes varía: en algunos casos se presentan manchas en los dientes en formas de puntos o rayas, en ocasiones cubre parte de la pieza dental y en otras termina cubriendo varios dientes, tomando un color amarillento. Esto ocurre cuando se deteriora la capa superficial de la dentina, dejándola desprotegida y permitiendo que el diente tenga mayor absorción al color de los alimentos y las bebidas.

La ingesta de bebidas alcohólicas, bebidas oscuras y fumar son algunos factores que provocan las manchas en los dientes. En ese sentido, los dientes de los fumadores suelen tomar un color amarillento, sobre todo en los casos de las personas que llevan muchos años con este hábito. Como todo lo que tiene que ver con la salud, es conveniente consultar al odontólogo para saber qué tratamiento iniciar para blanquear los dientes; no obstante, hay algunos remedios caseros que pueden ayudar con este propósito, recomendados por el portal español unCOMO.

Sarro: así podrá eliminarlo de sus dientes con estos remedios caseros
La aparición de manchas amarillas es una alerta sobre el desgaste del esmalte, encargado de proteger a los dientes. - Foto: Getty Images

Limón

El limón ayuda a blanquear los dientes y a regular el pH de las piezas dentales evitando el crecimiento bacteriano y la halitosis, gracias a los compuestos ácidos que brinda esta fruta. Para aprovecharlo, se debe cortar un trozo de limón y aplicarlo sobre los dientes, frotándolo ligeramente. También se puede tomar un poco de zumo de limón y frotarlo sobre los dientes con un cepillo dental.

Fresa

La vitamina C de las fresas ayuda a combatir las manchas y la placa bacteriana dental. Se coge una fresa y se corta en cuatro partes; al hacerlo, se puede notar una zona que es clara y es justo esa parte la que debe frotarse sobre los dientes para su adecuada limpieza.

Piña

El solo consumo de piña ayuda con la limpieza de los dientes, ayudando a blanquearlos. Se recomienda consumirla a diario, asegurando que el jugo de esta fruta pase por los dientes. La piña también puede ser mezclada con un poco aceite de coco para frotarla sobre los dientes y combatir las manchas amarillentas.

Banano y plátano

Más allá de la fruta, las propiedades blanqueadoras del banano o el plátano están en la cáscara. Solo es necesario tomar un pedazo de cáscara para luego pasarlo sobre los dientes, realizando movimientos circulares y luego proceder con su lavado.

Banano del Urabá / Colombia. Getty Images.
Las propiedades blanqueadoras del banano o el plátano están en la cáscara. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Vinagre de manzana

Las propiedades del vinagre de sidra de manzana para la salud varían y, en este caso, sirve para contrarrestar los efectos de la nicotina sobre las piezas dentales. Se puede utilizar realizando enjuagues, tomando un poco de vinagre y enjuagando la boca –como se acostumbra con los enjuagues bucales de uso comercial–, y luego botarlo en el lavamanos.

También se puede remojar el cepillo de dientes en un poco de vinagre de manzana y proceder con el lavado normal de las piezas dentales, haciendo énfasis en las zonas donde hay mayor presencia de manchas amarillas.