Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2018 10:44:00 AM

“Las 7 lecciones más importantes de mi clase”

Tal Ben Shahar, director de la cátedra de felicidad de la Universidad de Harvard, le contó a SEMANA por qué es importante enseñar felicidad y cuáles son las lecciones más importantes que sus estudiantes aprenden en ella.

Cómo encontrar la felicidad según profesor de Harvard “Las 7 lecciones más importantes de mi clase” Foto: Pixabay

Enseñar felicidad se ha convertido en uno de los cursos más solicitados de las universidades más prestigiosas, incluida la de Yale, cuya cátedra recientemente ocupó las planas de la prensa debido a que es la más popular en la historia de dicho ente educativo. El pionero de esta tendencia es el profesor de piscología positiva Tal Ben-Shahar, quien creó la primera cátedra de felicidad en la Universidad de Harvard. SEMANA habló con él sobre si es posible aprender felicidad y cuáles son las más importantes lecciones que el enseña en esa asignatura.

SEMANA: ¿Por qué enseñar felicidad?

Tal Ben Shahar: La felicidad, en palabras del psicólogo William James, es la preocupación más importante de la vida. Todos queremos ser felices (o menos desdichados). Más aún, cuando incrementamos nuestros propios niveles de felicidad, también nos sentimos más generosos hacia los demás, más creativos, más comprometidos con la vida y disfrutamos más de nuestras relaciones.

Puede leer: Cinco claves para hacer feliz a todo un país

SEMANA: Pero muchos piensan que es difícil enseñar felicidad. Cuéntenos: ¿por qué usted cree lo contrario?

T. B.S.: Hasta hace poco, el tema de la felicidad y de mejorar la calidad de nuestras vidas, había estado dominado por la psicología popular. En muchos seminarios de autoayuda y en libros que se ofrecen actualmente hay mucha diversión y carisma, pero relativamente poca sustancia. Prometen 5 rápidos pasos hacia la felicidad, los tres secretos para el éxito y las cuatro vías para encontrar el amante perfecto. Estas son, con frecuencia, promesas huecas y eso ha hecho que la autoayuda sea mirada con cinismo. En el otro lado tenemos la academia, con estudios e investigaciones que son profundas que no encuentra cómo llegar a los hogares. De la forma como yo lo veo, el papel de la psicología positiva -y lo que hace mi clase, es tender un puente entre la torre de marfil y la gente, entre el rigor de la academia y la diversión del movimiento de autoayuda. En pocas palabras, la psicología positiva es la ciencia de la felicidad.

SEMANA: Entonces, no solo se debería dictar en universidades sino en la escuela primaria…

B.T.S.: Absolutamente, estamos ya implementando clases de psicología positiva para niños de 4 y 5 años. Lo hacemos con historias.

SEMANA: ¿Cuáles serían esas lecciones básicas que enseña usted en sus clases de felicidad y que nadie debería perderse?

T.B.S.: Aquí le cuento algunas.

Lección 1:

Dese permiso de ser humano: cuando aceptamos las emociones -como el miedo, la tristeza o la ansiedad- es natural que queramos sobreponernos a ellas. Rechazar nuestras emociones, positivas o negativas, lleva a la frustración y a la infelicidad. Tenemos una cultura obsesionada con el placer y creemos que la marca de una vida justa es la ausencia de malestar; y cuando experimentamos el dolor, lo tomamos para indicar que algo debe estar mal en nosotros. De hecho, hay algo malo en nosotros si no vivimos la tristeza y la ansiedad, que son emociones humanas. La paradoja es que cuando aceptamos nuestros sentimientos, cuando nos damos permiso de ser humanos y experimentar las emociones dolorosas, estamos más abiertos a tener emociones positivas.

Consulte: Más Facebook, menos felicidad

Lección 2

La felicidad está en la intersección entre el placer y el sentido: Sea en el trabajo o en la casa, el objetivo es comprometerse en actividades que son tanto significativas en lo personal como placenteras. Cuando esto no es posible, asegúrese de que existan los propulsores de felicidad, momentos durante la semana que le proveen placer y significado. Los estudios científicos muestran que una hora o dos de una experiencia placentera y con sentido puede afectar la calidad de un día entero, o aún toda una semana.

Lección 3

Recuerde que la felicidad depende del estado de nuestra mente: y no de nuestro estatus o de nuestra cuenta bancaria. Excluyendo situaciones extremas, nuestro nivel de bienestar está determinado por las cosas en las que escogemos enfocarnos y en nuestra interpretación de eventos externos. Por ejemplo, ¿nos enfocamos en la parte vacía o la parte llena del vaso? ¿Vemos los fracasos como catástrofes o las vemos como oportunidades para aprender?

Lección 4

¡Simplifique!: Estamos por lo general muy ocupados tratando de incluir más y más actividades en menos tiempo. La cantidad influencia la calidad, y comprometemos nuestra felicidad al tratar de hacer demasiado. Saber cuándo decir no a los demás significa decir si a nosotros mismos.

Le puede interesar: La felicidad sí es una cuestión de suerte

Lección 5

Recuerde la conexión mente-cuerpo: Lo que hacemos o no hacemos con nuestros cuerpos influencia nuestra mente. Ejercicio regular, dormir adecuadamente, tener hábitos saludables de comida, todo eso lleva a tener una buena salud mental y física.

Lección 6

Exprese gratitud, cuando sea posible: A veces damos por hecho todo lo que sucede en nuestras vidas. Aprenda a apreciar y a disfrutar las maravillosas cosas que pasan en la suya, desde la gente hasta la comida, desde la naturaleza hasta una sonrisa.

Lección 7

Priorice sus relaciones: el mayor factor que predice el nivel de felicidad es el tiempo que se pasa con la gente que a uno le importa y que se preocupa por nosotros. La más importante fuente de felicidad puede ser la persona que está sentada al lado suyo. Aprecie a los demás y disfrute el tiempo que pasa con ellos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.