Tendencias
Ropa de segunda
Si no se tiene precaución con la ropa blanca, es posible que se torne amarillenta. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo lavar la ropa blanca para que no se ponga amarilla?

El estado de la ropa es importante para evitar su deterioro prematuro.

Vestir bien es una tarea importante para muchas personas. Lograr el outfit perfecto siempre será una meta tanto para mujeres como para hombres, pues las prendas hablan de la personalidad de quien las usa.

Por lo anterior, es importante mantener siempre el clóset en perfectas condiciones, con el fin de estar a la vanguardia y lucir siempre presentable. Uno de los factores a tener en cuenta es el estado en el que se encuentra la ropa.

La durabilidad de esta puede depender de múltiples factores, entre ellos, la limpieza. Por ello, algunas personas delegan las tareas relacionadas con la higiene de las prendas a profesionales. Sin embargo, es importante conocer cómo realizar este proceso para mantener la ropa en óptimas condiciones.

Entre las prendas con más dificultad para lavar se encuentran las de color blanco, pues, además de ser el color en el que más se reflejan las manchas, su higienización requiere de una variedad de productos que ayuden a que no se dañe la tela y que, además, no se tornen amarillentas una vez secas.

Para que lo anterior no suceda, la revista UnCOMO, del portal Mundodeportivo, explicó algunos métodos que es posible utilizar para que la ropa blanca no se torne amarilla:

Agua oxigenada

1. En un recipiente mezclar media taza de agua tibia con media taza de agua oxigenada.

2. Revolver hasta que ambos líquidos se integren.

3. Poner el líquido en uno de los cajones que la lavadora dispone para el lavado.

4. Programar el ciclo de lavado como habitualmente se hace.

5. Una vez termine el proceso, se aconseja poner a secar la ropa al sol.

Limón y sal

1. En un recipiente, exprimir el jugo de dos limones.

2. Añadir una cucharada de sal y revolver hasta que esta se disuelva.

3. En otro recipiente en donde quepa la ropa, poner un poco de agua tibia.

4. Colocar la ropa blanca y agregar la mezcla de limón y sal.

5. Mover un poco el agua para que todo se integre.

6. Dejar en remojo alrededor de dos horas.

7. Pasado el tiempo, enjugar como normalmente se hace y poner a secar.

Vinagre blanco

1. En un recipiente mezclar media taza de vinagre blanco y media taza del detergente que se utiliza con regularidad.

2. Poner la mezcla en el compartimiento de la lavadora en donde normalmente se pone el detergente.

3. Programar el ciclo de lavado que se utiliza para ropa blanca y lavar.

Además de los anteriores, el portal especializado Mejor con Salud listó un truco con el que es posible cumplir el objetivo de mantener la ropa blanca en su color original:

Leche cruda

Ingredientes: solo es necesario la leche cruda suficiente.

Procedimiento:

1. Poner la ropa blanca en un recipiente.

2. Llenar dicho recipiente con leche cruda hasta que quede cubierta.

3. Dejar reposar la ropa allí por al menos, dos horas.

4. Pasado el tiempo, lavar como normalmente se hace y repetir si es necesario.

El portal Cocina Vital también explicó como realizar otro truco casero con los que es posible blanquear la ropa:

Bicarbonato de sodio

Ingredientes: una cucharada de bicarbonato de sodio (10 g) y medio limón.

Procedimiento:

1. En las manchas que se encuentren en la prenda, esparcir el bicarbonato.

2. Frotar las áreas con la ayuda de un limón procurando que, al mismo tiempo, suelte su jugo.

3. Dejar actuar por 15 minutos y enjuagar con abundante agua con agua tibia.