sistema de salud

¿Cómo mejorar el acceso a la salud en Colombia?

El movimiento Salud 2030 y Así Vamos en Salud se unen para facilitar espacios que ayuden a mejorar la transformación digital en el sector.


¿Se imagina un día en el que pueda ir a donde su médico y pueda hacerse los exámenes de laboratorio con una sola autorización de su EPS? O mejor aún piense que usted esté de viaje en alguna ciudad del país y pueda acudir a un servició de salud sin problemas, tan solo mostrando un carné de afiliación. ¿Cómo sería si usted ya no debe ir con su historia clínica a los diferentes médicos que visita porque ellos tienen en línea toda la información desde su computador?

A todos estos escenarios les apuesta una iniciativa conformada por el movimiento Salud 2030, una plataforma que se encuentra en varios países del mundo y que buscar reúnir a muchos sectores para impulsar la innovación. Cuenta como socio en Colombia a Así vamos en Salud, un centro de pensamiento que nació en el 2002 para hacerle seguimiento y acompañamiento al sector salud con información, análisis y recomendaciones de políticas publicas para así contribuir al bienestar de los colombianos.

En una primera fase Salud 2030 reunió a 63 expertos de la región, incluidos ex funcionarios del gobierno, economistas especializados en atención médica, miembros de organizaciones de pacientes, científicos de datos y otros expertos. Juntos analizaron las fortalezas y debilidades del sistema de salud e identificaron prioridades. En ese ejercicio destacaron 4 áreas: el acceso y la continuidad en el cuidado; la ciencia de datos y soluciones digitales; alianzas y modelos de negocio inclusivos e innovación en biociencia.

Con esa claridad, la idea de esta alianza es lograr articular a muchas personas interesadas para que juntos logren acelerar la evolución hacia sistemas más resilientes y sostenibles. “Buscamos crear alianzas estratégicas a nivel local, y reunir varios sectores e instituciones públicas y privadas, así como a líderes de la industria de la salud y el ecosistema de innovación”, dice Augusto Galán Sarmiento, director del observatorio.

Es posible participar en diferentes modalidades: algunos pueden ser promotores de estos procesos de innovación y de mejora, otros financiadores de los procesos, otros pueden participar como desarrolladores de proyectos y de iniciativas. Lo importante es que esa transformación digital que tanto se necesita en el país se de para facilitar el acceso real de los ciudadanos a la atención salud. Fortalecer el sistema de información e integrarlo entre sus diferentes agentes incrementaría la oportunidad y la calidad de su operación.

Galan Sarmiento explica que, por un lado, buscan mejorar el acceso a la prestación de servicios para usuarios y lograr un ciudadano digital, que utilice con propiedad las herramientas digitales. Parte de esos ciudadanos son los médicos y en general los trabajadores de la salud. “Para este tema de nuevas tecnologías de la información los médicos tenemos muchos retos de aprendizaje y es uno de los componentes centrales que debemos trabajar”, dijo.

El otro componente, según el experto, es el del mejoramiento del sistema de información en salud en Colombia. La idea es que haya una mayor interoperabilidad entre los agentes que hacen parte del sistema. En este punto no se trata solo de tener máquinas, redes y 5G sino procesos integrados para que haya mejor acceso. Un ejemplo de la vida práctica es el de la tarjeta de crédito. A pesar de que el usuario viaje por Colombia u otros países, esa tarjeta la puede usar facilmente. “A eso tenemos que llegar algún día en el sistema de salud colombiano: que uno tenga la posibilidad como ciudadano de interrelacionarse con esa facilidad y agilidad en el sistema de salud para eliminar barreras de acceso”, señala.

Para llegar allá se crearán varias mesas de trabajo. El grupo ya lleva seis meses discutiendo y ha encontrado que toda la normativa y el marco regulatorio está desarrollado y disponible para que diferentes sectores lo utilicen. El ministerio también ha enfatizado en la necesidad de la historia clínica electrónica. Entonces, desde la iniciativa buscan promover una mayor educación entre los ciudadanos sobre el tema, que aún es desconocido en el sector.

También quieren establecer rutas de atención de pacientes muy bien definidas, interconectadas y que garanticen la salud de los pacientes. A manera de ejemplo el exministro señala el caso de un paciente con infarto que necesita ser atendido en las siguientes tres horas para evitar el daño del músculo cardiaco. “Eso necesita una red que esté muy bien coordinada, pues si el paciente está en una zona rural, ¿quién le va a hacer el diagnóstico?. En este punto entraría la telemedicina, pero debe estar bien conectada para que todos los actores -ambulancias, servicio de emergencia, eps- sepan que hacer. Todo eso habría que montarlo para que el paciente llegue en esos tiempos”, explica.

Algunas mesas reúnen a diferentes actores como miembros del obierno o entidades públicas; hospitales, aseguradoras, centros de atención primaria; aliados de innovación como universidades, startups y emprendedores; así como fundaciones e inversionistas irán trabajando en estos temas para avanzar en esa dirección y llegar a acuerdos que beneficien a todos.