Tendencias
Pies inflamados
Los expertos recomiendan disminuir la sal en la alimentación para combatir y prevenir esta afección. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo saber si se tiene retención de líquidos? Así se puede detectar y combatir

Es importante consultar a un médico en caso de presentar síntomas.

La retención de líquidos, también conocida como edema, es la hinchazón que ocurre por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. Según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, aunque puede afectar cualquier parte del cuerpo, generalmente se presenta en las manos, brazos, pies, tobillos y piernas.

En caso de presentar los síntomas de esta afección se debe consultar a un médico para recibir el diagnóstico adecuada y el tratamiento necesario. En la mayoría de los casos, el profesional recomienda tomar medicamentos que ayuden a eliminar el exceso de líquido, al igual que hacer cambios en el estilo de vida como disminuir la sal en la dieta. Sin embargo, en otros, puede ser síntoma de una enfermedad subyacente, la cual necesitará otro tipo de tratamiento.

Los síntomas para detectar retención de líquidos son:

  • Piel estirada o brillante.
  • Incremento del tamaño abdominal.
  • Inflamación o hinchazón del tejido que está debajo de la piel (brazos o piernas).
  • Piel que retiene un hoyuelo, luego de ser presionada por un tiempo.

Las causas de la retención de líquidos incluyen:

  • Sobrepeso.
  • Coágulo de sangre en la pierna.
  • Edad avanzada.
  • Infección en la pierna.
  • Venas varicosas.
  • Lesión o cirugía en la pierna.
  • Viajes largos en avión o carro.
  • Permanecer mucho tiempo de pie.
  • En mujeres que toman estrógenos.
  • Durante el ciclo menstrual.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hepática.

Recomendaciones para la hinchazón

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunas recomendaciones que pueden contribuir a disminuir la hinchazón de los tobillos y las piernas:

  • Bajar de peso, en caso de que sea necesario. Para saber esto se debe consultar a un médico.
  • Evitar usar ropa que apriete alrededor de los muslos.
  • Al viajar, tomar descansos frecuentes. Ponerse de pie y caminar.
  • Usar medias de compresión.
  • Tener una dieta baja en sal. Para tener información profesional se debe acudir a un nutricionista.
  • Poner las piernas en almohadas y elevarlas por encima del nivel del corazón.
  • Ejercitar las piernas.

Diuréticos para la retención de líquidos

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, hablan sobre el uso de hierbas y suplementos para eliminar el agua. El jengibre y el diente de león son unos de los más conocidos.

“En teoría, los diuréticos naturales podrían ayudarte a aliviar la retención de líquidos al hacer que orines más. Pero hay poca o ninguna evidencia científica para probar que estas hierbas o suplementos tienen efectos diuréticos, así que es posible que no te parezcan eficaces”, aclaran los expertos.

Respecto a esto, la entidad de salud explica que se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier producto diurético, especialmente las hierbas, ya que pueden empeorar los problemas de salud.

En el caso de las personas que tengan retención de líquidos, se debe hablar con un doctor para conocer cuáles son sus posibles causas y partiendo de ello, iniciar un tratamiento.

Medias de compresión

Es importante seguir las instrucciones médicas para que disminuya la hinchazón y el dolor. Mayo Clinic brinda algunas recomendaciones:

  • Se pueden utilizar medias normales o pantuflas sobre las medias de compresión para evitar que se dañen.
  • Tener cuidado de que no se enganchen en las uñas o accesorios.
  • En caso de que la media no se extienda, se arrugue o se resbale es señal de un cambio.
  • Si la hinchazón persiste se debe acudir a un centro médico.
  • Revisar diariamente las piernas para verificar si hay zonas irritadas o cambios en la piel. Es muy importante hacer esta observación porque se puede padecer infecciones.